Foto de familia de los representantes de Asturias en los Premios Europeos de Prevención
NoticiasSemana Europea Prevención Residuos

Ha sido por muy poquito, pero finalmente los cinco proyectos asturianos que optaban a los Premios Europeos de Prevención de Residuos se han quedado a las puertas, no siendo seleccionados como finalistas últimos. Un hecho que no resta importancia al gran trabajo realizado por el Hospital San Agustín de Avilés, Emulsa, Riquirraque Emaús, el IES Santa Cristina de Lena y Samoa industrial. En sus proyectos prima la calidad, la originalidad y sobretodo el gran alcance social que han tenido, convirtiéndose en un modelo a seguir por los demás hospitales, empresas, ayuntamientos, centros educativos y asociaciones de nuestra región y del resto de Europa.

Descargar el dossier de prensa de la organización de la EWWR

Entre los elegidos finalmente hay varias propuestas españolas, dos de ellas en la categoría de asociaciones. Una es la de la ONG Nutrición Sin Fronteras, por su iniciativa “Barcelona comparte la comida”, que recoge los alimentos cocinados restantes de 15 hoteles y 17 empresas alimentarias del Área Metropolitana para ser distribuidos entre personas en situación de riesgo de exclusión social. La otra es del Banco de Alimentos de Bizkaia, con una campaña para la reducción de los residuos de productos alimenticios perecederos.

En la categoría de empresas optará al VII Premio Europeo de Prevención de Residuos el proyecto de la compañía Rubí, ‘Vespa i Vispa’, una iniciativa de esta empresa de catering que fomenta entre los más pequeños el consumo responsable a través de la desmaterialización del uso de bicicletas hechas con piezas reutilizadas procedentes de otras en desuso y la movilidad sostenible.

También representará a España en la categoría de otros la Feria Internacional de Barcelona por fomentar la reducción de residuos y la reutilización y recogida selectiva de los materiales utilizados en el “Smart City Expo World Congress, towards 0 waste”. Y por último en las categoría de administraciones, el proyecto del Ayuntamiento de Tiana, “A Tiana, reduïm residus”, que incluye acciones orientadas a promover la reducción de desechos en distintos sectores y públicos en el marco de su Plan Local de Prevención, competirá por alzarse con el galardón el próximo 11 de mayo en Bruselas.

PREMIOS SEMANA EUROPEA 2015
Semana Europea Prevención Residuos

La recogida solidaria de enseres y cachivaches desarrollada por la Fundación Social Riquirraque Emaús Asturias será uno de los cinco proyectos que representen a Asturias en los VII Premios Europeos de Prevención de Residuos.

Esta acción, llevada a cabo en colaboración con Cogersa y 33 ayuntamientos, permitió a la fundación social recuperar objetos usados para dar trabajo a un joven desempleado.

La asociación que trabaja en la inclusión social y la economía solidaria quiso sensibilizar a la población para que se dieran cuenta de que “una simple tetera contribuye a la generación de trabajo social”, señala Iris Martín, miembro de la Fundación. Y es que por cada kilogramo de enseres y cachivaches recogido se estaban financiando 4,42 minutos de empleo.

“Recorrimos todo el territorio asturiano y conseguimos un resultado importante que permitirá emplear a partir de junio a un joven”, asegura Iris Martín.

En total se recogieron 8,3 toneladas de menaje del hogar, adornos, muebles, libros, ropa, etc. “Es un orgullo ver la preocupación de la gente porque todo estuviera bien embalado y en buenas condiciones”, nos cuenta Martín, para quien entidades como Riquirraque Emaús tienen sentido gracias a la importancia labor social y medioambiental que realizan. Una labor que será dada a conocer el próximo 11 de mayo en Bruselas.

PREMIOS SEMANA EUROPEA 2015
Semana Europea Prevención Residuos

La empresa Samoa Industrial S.A. representará a Asturias el próximo 11 de mayor en Bruselas en los VII Premios Europeos de Prevención de Residuos gracias a un nuevo empaquetado de sus productos, que les ha permitido reducir hasta 4.575 kilogramos de cartón al año.

La multinacional se propuso reducir el envasado de un producto, concretamente el de un enrollador de manguera que envía asiduamente a un cliente de Estados Unidos. Tras comprobar que el cliente no reutilizaba las cajas comenzaron a sustituirlas por unos palet boxes reutilizables. Con esta acción participaron así en la Semana Europea de Prevención de Residuos, desarrollada por Cogersa. También realizaron un impacto de sensibilización en la plantilla colgando carteles en los tablones de anuncios de la empresa para anunciar el trabajo que estaban llevando a cabo.

“Es una acción sencilla pero con gran impacto y replicable en otras empresas”, señala José Alfonso García González, quien recibió la distinción de Cogersa en representación de la empresa.

Samoa representará a Asturias en la categoría de empresas. Este proyecto estará acompañado por los otros cuatro elegidos por un jurado de expertos en educación ambiental, medio ambiente y participación social. El resto de proyectos que optará a los VII Premios Europeos de Prevención de Residuos son las iniciativas llevadas a cabo por la empresa municipal Emulsa, la fundación social Riquirraque Emaús, el IES Santa Cristina de Lena y el Hospital San Agustín de Avilés.

 

PREMIOS SEMANA EUROPEA 2015
Red Escuelas por el ReciclajeSemana Europea Prevención Residuos

El proyecto desarrollado por IES Santa Cristina de Lena es uno de los cinco asturianos que optarán a los VII Premios Europeos de Prevención de Residuos cuyo palmarés se dará a conocer en Bruselas el próximo 11 de mayo.

Con la acción ‘Tira tu botella’ el centro desarrolló varios talleres de experimentación relacionados con la generación de residuos, además de una acción creativa en el patio en la que participaron todos los alumnos.

Entre las actividades llevadas a cabo destacó una recogida de botellas de plástico y un taller de estudio de los diferentes compuestos de los envases, haciendo especial hincapié en la importancia de su reducción y recogida selectiva. Además se organizó un videoforum de sendos documentales acerca del peligro de los componentes químicos utilizados en la fabricación del plástico y del problema que supone su vertido en el medio natural.

Los alumnos también realizaron una encuesta sobre los hábitos personales y familiares con relación al consumo de productos envasados en plástico, para dar lugar a un debate su excesivo uso y las buenas prácticas de los fabricantes y los consumidores para reducirlo.

“Como educadora nuestra lucha es acercar la vida y la realidad al alumnado, por eso este proyecto les gustó y además el premio supone un aliciente más para ellos, que no se lo esperaban y están encantados”, señala Sonia Fernández, responsable del proyecto.

Gracias a esta acción se consiguió reducir el consumo de plástico y cambiar los hábitos del alumnado, ya que 30 estudiantes sustituyeron sus botellas de plástico por recipientes de metal o vidrio.