Noticias

Jesús Riesco y su familia se apuntaron a la campaña de compostaje doméstico de COGERSA en 2014 y desde entonces no han dejado de hacer compost. En su casa disponen de varias zonas ajardinadas que ocupan unos 50 m2 de superficie y tienen, además, unos 100m2 de huerta y otros 1.500 m2 de pradería, con árboles y arbustos ornamentales y frutales.

¿Qué tipo de residuos orgánicos son los que aprovecháis para hacer compost?

Todos los que generamos en casa. Muchos proceden de la cocina como, por ejemplo, restos de frutas y verduras, incluidas las pieles, restos de pescado, pan, comida en mal estado, cáscara de huevos o la borra del café. También usamos biorresiduos del huerto y jardín y de la pradería, como flores marchitas, restos de la cosecha (hojas, tallos…), hojas, césped y malas hierbas.

¿Os resulta fácil compostar?

Es relativamente sencillo, sólo se precisan unos conocimientos básicos y establecer una rutina: añadir residuos, controlar grado de humedad, remover, volver a añadir residuos…

¿Nos podríais explicar, de forma breve, cómo es el proceso y cuánto tiempo os lleva?

El proceso empieza por la búsqueda de la colocación de la compostadora. Lo ideal es situarla en una zona de semisombra y protegida de los vientos.

Se empieza echando, en la parte inferior de la compostadora, hojas secas, hierba seca…Después, se van alternado capas verdes (entre las que se incluyen restos de comida) con capas marrones (hojas secas, hierba…).

Además, se debe remover una vez a la semana (o cada quince días) y procurar que la mezcla tenga un grado de humedad adecuado.

Si esto se hace con frecuencia, el tiempo que le dedicas a diario no es mucho. Después, el tiempo que se tarda en obtener compost suele ser unos seis meses, por lo que, con una compostadora de unos 600 litros, podemos obtener hasta unos 1.200 litros de compost al año.

¿Por qué lo hacéis? ¿Qué resultados conseguís?

En síntesis, perseguimos tres objetivos: conseguir un compost gratuito y de calidad que nos sirva para renovar anualmente la tierra de las macetas y para aportar materia orgánica al jardín y a la huerta; reciclar los restos de las siegas, limpieza de la huerta, comida de la cocina… que son residuos que se generan habitualmente en una casa; y contribuir considerablemente a la reducción de residuos orgánicos que echamos a la basura.

¿Sabéis, aproximadamente, cuánto compost hacéis cada año?

Entre la compostadora y las tres zonas que tengo preparadas para compost, en un año puedo producir entre 2000 y 3000 litros.

¿Está toda la familia implicada? ¿Qué tareas tiene cada uno?

En la familia somos tres miembros y todos contribuimos de forma directa a la realización del compost. Mi mujer se encarga de los restos de comida y mi hijo y yo de rellenar la compostadora con hojas secas, césped… Además, yo me encargo de controlar el grado de humedad y de remover de forma periódica.

¿Recomendaríais el programa a otras familias? ¿Por qué?

El programa es muy recomendable por varios motivos entre los que cabría mencionar los siguientes:

  1. Te permite conseguir un compost de calidad a coste cero.
  2. Reduces considerablemente los residuos que tienes que echar al contenedor de la basura, sobre todo si tienes prado, jardín y huerta.
  3. Planteas una actividad que une a toda la familia para conseguir un objetivo común tan bonito como el de contribuir a mejorar la calidad del medio ambiente.
  4. Cuando consigues el compost te sientes muy bien contigo mismo porque has sido capaz de conseguir un producto con la implicación de tu familia.

Abiertas las inscripciones para una nueva edición

El compostaje doméstico de restos orgánicos permite no solo conseguir el mejor abono para huerta o jardín, sino también reducir en origen los residuos, lo que minimiza su impacto ambiental en el transporte y tratamiento a gran escala. Por eso, COGERSA apuesta un año más por esta campaña destinada a fomentar el compostaje entre las familias asturianas.

Hasta el 31 de marzo están abiertas las inscripciones, a las que se puede sumar cualquier ciudadano mayor de edad residente en Asturias que no haya participado en anteriores convocatorias y que disponga de un espacio verde en su domicilio o próximo a este.

Los trámites se pueden realizar a través de la web www.compostaconcogersa.es o de forma presencial en el ayuntamiento del concejo en el que se va a instalar la compostadora. Los ayuntamientos colaboradores, 57 en esta edición, son los siguientes: Allande, Aller, Avilés, Belmonte de Miranda, Boal, Cabrales, Cabranes, Candamo, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, Caravia, Carreño, Castrillón, Castropol, Coaña, Colunga, Corvera de Asturias, Cudillero, El Franco, Gijón, Gozón, Grado, Ibias, Illas, Langreo, Laviana, Lena, Llanera, Llanes, Mieres, Morcín, Muros de Nalón, Nava, Navia, Oviedo, Parres, Peñamellera Alta, Piloña, Ponga, Pravia, Proaza, Quirós, Ribadesella, Ribera de Arriba, Riosa, San Martín del Rey Aurelio, Santo Adriano, Siero, Sobrescobio, Soto del Barco, Tapia de Casariego, Tineo, Valdés, Vegadeo, Villaviciosa, Villayón y Yermes y Tameza.

Todos aquellos interesados cuyo ayuntamiento no aparezca en la relación, además de disponer de la opción web ya comentada, pueden contactar directamente con COGERSA en el teléfono gratuito 900 14 14 14 o en el correo electrónico: compostaje@cogersa.es.

Todos los inscritos recibirán una compostadora y un aireador para removerla, previa asistencia a una sesión de formación que se impartirá en mayo por personal de COGERSA y que tiene por objetivo enseñar a cada nuevo usuario a sacar el mayor rendimiento al proceso de compostaje. También será obligatoria la asistencia a una segunda sesión en otoño y adquirir el compromiso de que la compostadora se utilizará en exclusiva para gestionar los residuos orgánicos que se generen en cada domicilio. Ambas sesiones formativas se podrán realizar de forma online o presencial, si la situación sanitaria del momento lo permite.

Además, todos los participantes podrán ganar premios a través del concurso “Hago Buen Compost.

Desde COGERSA se anima especialmente a sumarse a esta campaña a los residentes en el mundo rural, donde la baja densidad de población no propicia la instalación del contenedor marrón. Con las compostadoras de uso familiar se evitaría tirar al gris los desperdicios de comida que hoy suponen en estas zonas el 35% de los residuos recogidos en ese contenedor. Si llegan mezclados a COGERSA su único destino es el vertedero. Si se compostan, se evita la recogida, el transporte y el tratamiento mientras el compostador obtiene un abono de primera calidad.

En la última edición, y pese a haberse desarrollado en plena pandemia, participaron 54 ayuntamientos y 691 familias. En total, ya hay en Asturias más de 13.300 hogares compostadores tras once años de campañas del consorcio.

Noticias

La Operación #nomesobra desarrollada por COGERSA en el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2020 se configuró como una campaña de concienciación social sobre el aprovechamiento de alimentos con el objetivo de impulsar la participación de todo tipo de públicos a través de las principales redes sociales del consorcio y que se convirtiera en un movimiento activo a largo plazo.

La acción de COGERSA puso el foco en las pequeñas acciones cotidianas y activó el sentido de la importancia del aprovechamiento de alimentos desde la perspectiva de la creatividad, la utilidad, la ciencia o el ahorro, al proponer al público realidades en las que cualquier persona podría reconocerse.

Con la web https://operacionnomesobra.es/ como epicentro de la campaña informativa, donde se publicaron diversos contenidos de sensibilización, el hilo conductor participativo de la Operación “No me Sobra” se configuró en torno a un concurso alojado en las redes sociales que promovió entre los participantes la publicación de ejemplos de reutilización de alimentos en los hogares.

En esta imagen puedes ver los principales datos de la campaña:

Durante la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2020, los seguidores de COGERSA generaron cientos de contenidos en las principales redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) mediante el uso del hashtag #nomesobra con diversos ejemplos de aprovechamiento de alimentos.

Puedes consultarlos todos y descargar la memoria completa de esta primera edición del concurso entrando en la web de la Operación #nomesobra o pinchando en este enlace: https://operacionnomesobra.es/wp-content/uploads/2021/02/COGERSA_OPnomesobra.pdf

Noticias

En el marco de la Red de Escuelas por el Reciclaje se encuentra el programa Familias con clase, que persigue implicar al conjunto de la comunidad educativa, muy en especial a padres y madres, en el desarrollo de actividades conjuntas de reducción, reutilización y reciclaje de residuos.

Para ello, propone dos formas de participar: “del cole a casa” y “de casa al cole”. Es decir, bien mediante la realización de estas actividades en el propio domicilio o bien con la implicación de las familias en las actividades que se desarrollan en los centros educativos.

Para la primera opción, del cole a casa, se impulsa la realización de actividades sencillas y motivadoras para cada familia fáciles de realizar en sus hogares. Para ello, se propone un reto: 21 días para salvar el planeta, basado en la idea de que, si se realiza una conducta durante todo ese tiempo, se acaba convirtiendo en un hábito.

Del cole a casa. 21 días para salvar el planeta

Durante el reto, que se lleva a cabo durante los meses de enero y febrero, las familias participantes aprenden cómo pueden reducir, reutilizar y reciclar sus residuos mediante la realización de una auditoría inicial para analizar los consumos y hábitos domésticos de la unidad familiar y, durante los 21 días que dura el reto, reciben sugerencias de actividades a realizar para lograr el objetivo propuesto. Así, una vez finalizado el reto, los participantes vuelven a analizar la producción de residuos en su hogar para documentar los cambios generados por los nuevos hábitos adquiridos. Todo ello se desarrolla a través de un grupo privado de Facebook donde las familias pueden publicar en el muro sus imágenes y comentarios con los resultados de su participación diaria.

En esta edición, la segunda del reto, 27 familias de la Red de Escuelas por el Reciclaje de COGERSA se comprometieron a salvar el planeta. Hacer la compra sin plásticos, organizar la recogida de un nuevo residuo, buscar una tienda de segunda mano en el barrio, reparar un objeto de uso frecuente, hacer un almuerzo sin residuos o cocinar una comida a partir de sobras, son algunas de las propuestas que las familias del programa superaron con creces. Una comunidad que demostró estar verdaderamente comprometida con la reducción, la reutilización y el reciclaje de los residuos.

De casa al cole

Esta modalidad de participación se compone de tres bloques de actividades en torno a tres temáticas diferentes, distribuidas por los trimestres del curso (una por trimestre) y adaptadas a diferentes niveles educativos. Deben llevarse a cabo de forma complementaria en las aulas y en los hogares.

Las actividades se recogen en un cuaderno que estará disponible tanto para los centros educativos que quieran participar como para las familias que se inscriban en el programa, descargable en pdf en la web de COGERSA. Todo el trabajo se realiza mediante el desarrollo de estrategias de concienciación y a través de juegos, en contacto directo con la naturaleza y siempre buscando la cooperación entre los participantes. Se trata de divertirse aprendiendo.

En el primer trimestre de este curso ya se desarrolló la temática “Vivir sin plásticos”. Ahora, en el segundo, se está trabajando el tema “100% reciclaje”. Por su parte, para el tercero se propone “Objetivo residuo cero”. Las inscripciones se realizan desde la web de COGERSA y están abiertas todo el año.

Una vez finalizado el programa, los participantes deberán enviar a COGERSA la memoria de las acciones realizadas, en la que se incluya alguna de las actividades propuestas o bien actividades propias relacionadas con el tema del trimestre. También se podrán presentar otros proyectos originales e innovadores, siempre que estén basados en la cultura de las tres erres.

Dicha memoria deberá incluir imágenes gráficas y/o audiovisuales del proyecto (fotografías, grabaciones, noticias de prensa, enlaces a blogs o webs…). Este será el documento que utilizará COGERSA para valorar los proyectos.

La memoria se subirá a la plataforma web de COGERSA antes del 23 de marzo, para los participantes en el segundo trimestre, y del 21 de mayo para los del tercero.

COGERSA valorará los proyectos presentados teniendo en cuenta siguientes criterios:

  • La mayor implicación de la comunidad educativa.
  • La participación en el proyecto del centro educativo.
  • Las acciones realizadas relacionadas con el tema propuesto.
  • La permanencia de las acciones en el tiempo.
  • Creatividad y originalidad.
Noticias

La Red de Escuelas por el Reciclaje (RER), el programa de educación ambiental de COGERSA dirigido a todos los centros educativos asturianos, ya ofrece una variada oferta de actividades que se pueden realizar de forma telemática. El objetivo no es otro que seguir difundiendo la cultura de las tres erres también en tiempos de pandemia.

Desde el pasado marzo, y dadas las restricciones sanitarias, todas las actividades tuvieron que ser suspendidas. Durante todo este tiempo,  COGERSA  ha trabajado para adaptarlas al entorno online, lo que ha permitido que desde el inicio del nuevo curso escolar ya se hayan retomado muchas de ellas en las aulas.

Visitas online

Ahora, desde finales de enero, también se pueden realizar de forma virtual la “Visita a las instalaciones de COGERSA” y los talleres de “El laboratorio del reciclaje”. Ambas actividades son realizadas en directo por un educador ambiental y se dinamizan con la ayuda del docente que está en el aula. En la primera, se reflexiona sobre la producción de residuos de nuestro modelo de consumo, se profundiza en el concepto de economía circular y se acerca al alumnado la gestión de residuos que se realiza en el Principado. Tiene una duración de 30 minutos.

Si el centro educativo lo desea, puede combinar esta actividad con uno de los talleres de “El laboratorio del reciclaje”. En este caso, la actividad tiene una duración de una hora. El taller disponible para el alumnado de Educación Primaria lleva por título “Biodegradación, el reciclaje es natural” y en él se incluyen experimentos de laboratorio para investigar el papel de los hongos en los procesos de degradación de la materia orgánica.

Por su parte, para los alumnos de ESO, Bachillerato y otras enseñanzas, se imparte el taller “Bioplásticos, ¿plásticos del futuro o un futuro sin plásticos?”, en el que se pone en práctica la fabricación de bioplásticos a través de almidón de maíz.

 Escape Room: La invasión de los plásticos

El pasado curso escolar se puso a disposición de todos los centros educativos de secundaria de la RER un nuevo recurso, el juego de escape “La invasión de los plásticos”, que desde ahora ofrece también su versión online, cuyo acceso se puede solicitar a través de la web de COGERSA. Se trata de combinar el aprendizaje con el ocio y que el alumnado pueda pasárselo bien mientras investiga sobre la problemática ambiental de los residuos.

Para quien lo desee, también sigue disponible en préstamo en su versión original: una maleta cerrada con candado que incluye cinco sobres con pruebas diferentes, imprescindibles para resolver el enigma.

Curso de formación para el profesorado

“Aprender haciendo un servicio a la sostenibilidad” es el curso a distancia que se ofrece este año desde COGERSA para la formación del profesorado a través de la plataforma de “Educastur Campus formación” en colaboración con el CPR (Centro de Profesorado y Recursos) de Oviedo. Este programa, que tiene una duración de 30 horas, comienza el 15 de febrero y está dirigido al profesorado de todos los centros educativos de la RER.

El objetivo es reflexionar sobre la problemática ambiental relacionada con los residuos y el papel que ha de jugar la economía circular en la resolución de esta, así como facilitar la metodología necesaria para poner en marcha proyectos de aprendizaje-servicio y/o ciencia ciudadana relacionados con la economía circular.

Los contenidos del curso abarcan desde la presentación de nuevos conceptos -como la emergencia climática- hasta una práctica sobre otros bien conocidos como son los de las tres erres -reduce, reutiliza, recicla-. Así, el curso finaliza con la realización de un proyecto en el marco del eslogan “RRRReacciona, reduce, reutiliza, recicla” en el que se tengan en cuenta los nuevos conocimientos adquiridos.