NoticiasRed Escuelas por la Circularidad

La Red de Escuelas por el Reciclaje cumple este año su décima edición, y lo hace con su temática centrada en ‘Arte y Compostaje’. Como punto de arranque, el miércoles 30 de septiembre el Auditorio de Oviedo acogió el Seminario de profesores de los centros educativos participantes, que cada año sirve también de jornada de convivencia e intercambio de experiencias entre los docentes implicados en el programa.

Durante el Seminario, Elena Marañón, catedrática de Ingeniería Química y actual directora general de Prevención y Control Ambiental de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, ofreció una charla acerca de las mejoras en las prácticas de gestión de residuos en los centros educativos.

La ponencia se basó en las conclusiones obtenidas en el proyecto de investigación desarrollado por profesores del área de Medio Ambiente y Energía del Instituto Universitario de Tecnología Industrial de Asturias (IUTA), vinculados en la docencia a la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón. La iniciativa, contó con el apoyo de estudiantes de ingeniería, y el patrocinio de la Fundación Alcoa.

El estudio tenía como objetivo evaluar la gestión de residuos en colegios de Gijón y de la comarca de Avilés, y plantear mejoras prácticas a través de un asesoramiento particularizado; pero sus resultados y recomendaciones también resultan útiles los demás centros de la región.

Los resultados obtenidos han permitido evaluar el grado de cumplimiento en la gestión de residuos que se realiza en los centros escolares, además de plantearles propuestas de mejora mediante la elaboración de manuales de buenas prácticas. Se impartieron charlas informativas y formativas en los cinco centros participantes, se efectuó la cuantificación de los residuos generados en los colegios según su tipología así como su análisis posterior, además de incentivar al alumnado mediante la convocatoria de un concurso de reciclaje de aluminio en los centros participantes con el objetivo de las tres ‘erres’: reducción, reutilización y reciclaje. Cerca de 4.000 alumnos pertenecientes a estos cinco centros educativos participaron en la iniciativa.

Las principales conclusiones del proyecto explicadas por Elena Marañón se centran en que cada alumno genera una media de 0,5 kg de residuos al mes, y que los residuos separados en origen para su reciclado posterior suponen un 38%, cifras mejorables. Con los datos obtenidos se detecta que se debe incidir en la separación de los envases tratando de reducir los impropios, y que se debería implantar la recogida selectiva de aceite doméstico en los centros educativos, ya que la mayoría no cuentan con ella y en los que existe se registran excelentes resultados. Además se apuesta por la mejora de la calidad del compost con la ayuda de la guía de compostaje suministrada incorporando los residuos en una proporción óptima.

También se ha observado que se debe realizar un control de los residuos generados en los laboratorios de los centros educativos mediante un registro así como realizar el correcto etiquetado de los residuos que se generan así como su correcto almacenaje.

“Tenemos que potenciar la mejora en las cotas de recogida selectiva disminuyendo los impropios de los contenedores y también apostar por el reciclaje de aceite usado, ya que en los centros que lo realizan se registran muy buenos resultados”, así resumía Elena Marañón las conclusiones del estudio realizado.

Durante el Seminario, la Escuela de Educación Infantil Gloria Fuertes de Gijón y el Colegio Rural Agrupado Pintor Álvaro Delgado de Valdés recogieron su acreditación como Centro Triple Erre, que certifica el mejor grado de aprovechamiento de los recursos y los mejores resultados en el centro educativo.

Red Escuelas por la Circularidad

Una de las principales novedades que la Red de Escuelas por el Reciclaje ha presentado este curso recién finalizado ha sido el programa Familias con Clase, cuyo principal objetivo es implicar a los padres y madres de los estudiantes en el desarrollo de actividades conjuntas de reducción, reutilización y reciclaje de residuos.

El programa ha incluido tres bloques de actividades, una por trimestre y adaptadas a los diferentes niveles educativos. Propuestas creativas y cooperativas (talleres de manualidades con objetos y materiales recuperados de la basura, mercadillos de trueque, recogidas solidarias, evaluación del ciclo de vida de un producto a partir de la información recogida en su etiquetado…) pensadas para ser realizadas de manera conjunta en el centro y en las familias. Durante el curso escolar se ha logrado la participación de un total de 272 familias.

De entre todas las propuestas presentadas, fueron dos las premiadas por su participación en el programa: las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos/as (AMPA) de los Colegios Públicos La Carriona, de Miranda (Avilés) y Lorenzo Novo Mier, de Oviedo.

‘Yo quiero siempre reciclar’ es el título de la canción presentada por el Colegio Novo Mier de Oviedo en el marco del programa Familias con clase. La letra, centrada en la importancia de la correcta separación de residuos, fue compuesta especialmente por los niños y niñas del aula coral del centro, en cooperación con los padres y madres, y por supuesto, con el personal docente. El estreno tuvo lugar en el Teatro de Pumarín y sobre el escenario se pudo ver disfraces hechos a partir de materiales recuperados y una cuidada coreografía en la que estuvo presente incluso el lenguaje de signos.

Por su parte, la AMPA y el alumnado del Colegio La Carriona de Avilés recibieron el premio por su proyecto de creación de una línea de ropa reutilizada: ‘Mummy and Daddy’. Según José Luis Tuset, miembro de la AMPA, todo comenzó en Carnaval, «queríamos hacer algo diferente y pensamos en preparar una pasarela de moda», y para ello utilizaron telas de paraguas, briks de leche, envases de yogures etc. En este proyecto participaron 16 alumnos de entre 14 y cuatro años de edad, acompañados de 10 adultos.

Pero este no es el único proyecto de reciclaje en el que está inmerso el centro. «Durante todo el año las familias y los alumnos trabajamos mucho en la recuperación y reutilización de residuos», asegura José Luis Tuset, y cita un listado de ejemplos como la elaboración de adornos de navidad o la participación en el Día de la Paz cuando entre todos compusieron un símbolo en el patio a partir de flores de papel.