Semana Europea Prevención Residuos

Cogersa, como entidad que coordina en Asturias la Semana Europea de Prevención de Residuos (SEPR, en inglés EWWR), entregó este jueves los premios a los cinco proyectos asturianos que tomarán parte en los X Premios Europeos de Prevención de Residuos, que se fallarán el próximo 15 de mayo en Bruselas.

Los ganadores han sido seleccionados entre las 171 acciones que desarrollaron en toda la comunidad un total de 123 organizaciones y entidades durante la última celebración de la SEPR entre los días 17 y 25 de noviembre de 2018. El jurado, presidido por la jefa de Calidad Integral y Desarrollo de Cogersa, Elena Fernández, ha tenido muy en cuenta la originalidad de cada una de estas acciones, el alcance conseguido en cuanto a número de participantes y la posibilidad de trasladarlas a una mayor escala.

En el acto también tomaron parte el viceconsejero de Medio Ambiente del Principado, Benigno Fernández Fano, y el gerente de Cogersa, Santiago Fernández.

El viceconsejero durante su intervención. Foto: Vallina

Categoría Asociación/ONG

El Mercado Artesano y Ecológico de Gijón se presentó a esta categoría con la iniciativa ‘El árbol de la vida’, que consiguió la participación de 17.000 personas y unas 2.000 visitas durante su exposición en el Centro Municipal Integrado Gijón Sur.

Está inspirado en la leyenda oriental del hilo rojo, que hará de conductor del proyecto. De esta manera se creó una red de personas e ideas para concienciar sobre la necesidad de reducir residuos y contribuir a hacer un mundo mejor. Con pequeños gestos de las personas participantes se vistió un árbol que simboliza al planeta Tierra. Las ramas del árbol estaban conformadas por el hilo rojo del que pendían las diferentes hojas, unas cartulinas que recogían las ideas de los participantes relacionada con la prevención de residuos.

Categoría Ciudadano/Persona individual

Residuos con coco es el proyecto con el que los estudiantes de la asociación Biología en movimiento y del Máster de Conservación Marina de la Facultad de Biología de la Universidad de Oviedo concurrieron a la SEPR. La iniciativa se centraba en la problemática de los plásticos en el entorno marino y en los ecosistemas.

A través de charlas, exposiciones, acciones en redes sociales y en el propio hall de la facultad, la sustitución de vasos y botellas de plástico y la exhibición de los documentales Albatross y Un océano de plástico buscaban generar un impacto en el estudiantado de Biología mostrándoles la cantidad de plástico de un solo uso que se puede generar en un día normal de clase y las consecuencias que supone para el medio ambiente. La acción también supuso la elaboración de un documento presentado en la propia facultad y el rectorado solicitando una Universidad sin plástico.

Categoría Empresa/Industria

La consultora PFS Grupo se alzó con el primer puesto gracias a su iniciativa Menos plásticos para ser más sostenibles, para la que se llevaron a cabo acciones de comunicación con el fin de sensibilizar a los empleados y a las empresas, tanto clientes como proveedoras, sobre la importancia de la correcta separación de residuos y la reducción de los envases. La acción contemplaba el reparto de cantimploras de aluminio para evitar el uso de vasos de plástico, mientras que para las visitas los vasos eran de papel de bosques sostenibles.

Botella de aluminio repartida por PFS Grupo entre sus empleados.

Esta iniciativa se encuentra alineada con las directivas europeas de Economía Circular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 2030). De esta manera se buscaba reducir en origen la generación de residuos de vasos de plástico y la concienciación no sólo del personal de PFS, sino de clientes y visitas.

Categoría Administración/Entidad pública

Implicar a todo un concejo, en concreto a sus 14 centros educativos, fue el objetivo que se marcó el Ayuntamiento de Langreo con Lo que enchufamos también lo reciclamos. Su propuesta consistió en recoger por separado residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Se recogieron 2.200 kilos que procuraron unas compensaciones que fueron destinadas a una ONG.

Categoría Entidad Educativa

La propuesta del IES Número 1 de Gijón se alzó con el primer puesto en esta categoría con el proyecto El IES Nº1, hacia el residuo cero. Un proyecto que estuvo cargado de acciones como la recogida selectiva de ropa de segunda mano en colaboración con Emaús Fundación Social, el estudio de los pictogramas y los riesgos para la salud de los principales productos tóxicos, la elaboración de diversos materiales elaborados con textiles reciclados, la limpieza de la playa de Estaño con la Asociación de Ciencias Ambientales de Asturias (Acastur) dentro del proyecto europeo de ciencia ciudadana Coastwatch o la proyección y análisis del documental Albatross de Chris Jordan y la realización de una mesa redonda posterior sobre la influencia de los residuos plásticos en el medio ambiente.

En cuanto a la propia entrega de los Premios, Asturias cuenta con varios antecedentes con buenos resultados: en la pasada edición el IES Valle de Aller obtuvo el segundo puesto en su categoría, mismo puesto que consiguió en 2014 el proyecto del Hospital San Agustín de Avilés en la categoría de entidades públicas, mientras que en 2012 la orquesta de papel del Conservatorio Profesional de Música de Oviedo obtuvo el Premio Especial del Jurado.

NoticiasSemana Europea Prevención Residuos

Como coordinadora en Asturias de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, Cogersa escoge cada año entre todos los participantes a los finalistas que representarán a nuestra región en los Premios Europeos de Prevención, el certamen con el que culmina la convocatoria. El consorcio ha organizado un acto de reconocimiento a los nominados asturianos que tendrá lugar el jueves 21 de marzo en Serín con este programa (descargar).

Será en Bruselas el 15 de mayo cuando se conozca cuáles son los mejores proyectos de consumo responsable y ahorro de recursos que se pusieron en marcha el pasado mes de noviembre en centros educativos, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales y entidades públicas de toda la UE, en el marco de esta convocatoria supranacional. También, por primera vez, participaron ciudadanos y ciudadanas a título particular. El jurado tendrá que escoger entre numerosas iniciativas y entre ellas, habrá cinco propuestas de origen asturiano, que son las siguientes:

  • Categoría Asociación/ONG: “El árbol de la vida”, del Mercado Artesano y Ecológico de Gijón.
  • Categoría Ciudadano/Persona Individual: “Residuos con coco”, de los estudiantes de Biología y del Máster de Conservación Marina de la Universidad de Oviedo (aquí).
  • Categoría Empresa/Industria: “Menos plásticos para ser más sostenibles”, de PFS Grupo (leer más aquí )
  • Categoría Administración/Entidad pública: “Lo que enchufamos también lo reciclamos”, llevada a cabo por el Ayuntamiento de Langreo (leer más).
  • Categoría Entidad Educativa: el IES Número 1 de Gijón con el proyecto “El IES Nº1, hacia el residuo cero”.

Además, el jurado concedió una mención especial a Cáritas Koopera Asturias por la ejecución y coordinación de la recogida especial de residuos textiles para su proyecto solidario, en el marco de la Semana Europea de la Prevención; una iniciativa en la que colaboraron una treintena de ayuntamientos. 

Para escogerlos, entre más de 170 acciones participantes, se valoró la originalidad, el alcance en número de participantes y además las posibilidades de imitación que tienen estos proyectos asturianos que pueden reproducirse a escala nacional y europea.

El próximo mes de mayo en Bruselas conoceremos a los ganadores de los X Premios Europeos de Prevención de Residuos. Asturias se ha quedado varias veces ya a un paso de lograr el galardón en diferentes categorías, como sucedió con el Hospital San Agustín en 2015 (leer aquí) o con el IES Valle de Aller el año pasado (aquí).

Noticias

‘Terceros en edad, primeros en reciclaje’ es la iniciativa desarrollada por Ecoembes, la entidad medioambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España, dirigida a personas mayores y que ayer fue presentada, junto con el Gobierno del Principado, en el Centro de Mayores de La Tenderina, en Oviedo.

Este programa acercará el reciclaje a los 58 centros de mayores, centros de día, centros sociales, apartamentos para mayores y residencias que componen la red regional. Con él se pretende implicar a esta generación en el cuidado del medioambiente a través de la correcta separación de los residuos que se generan en los centros, acercándolo a su día a día.

Como resaltaba el viceconsejero de Medio Ambiente del Principado de Asturias Benigno Fernández, “reciclar no os coge fuera de juego por ser mayores, pero necesitamos mucha implicación”. De hecho las personas mayores son “un colectivo esencial. Son ellos los que nos transmiten enseñanzas y valores como el aprovechamiento, el ahorro y la reutilización, lo que hoy conocemos como economía circular. Por este motivo creemos que pueden ser los mejores embajadores del reciclaje”, apuntó el director de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes.

El programa también ataja la implantación del reciclaje en edificios colectivos donde se generan, sobre todo en las zonas de cocina y comedor, abundantes residuos de envases, papel y cartón. El viceconsejero destacó “el papel ejemplarizante que debe caracterizar a la administración en cuanto a prevención, reutilización y reciclado de residuos, a través de la implantación en los edificios de titularidad pública de múltiples medidas que transmitan a la ciudadanía el ejemplo y compromiso de ésta con el medio ambiente”.

Sensibilización ambiental

‘Terceros en edad, primeros en reciclar’ nació en 2017 de un proyecto piloto en The Circular Lab, el laboratorio de Economía Circular de Ecoembes en La Rioja, que se implantó en Cantabria para llegar ahora a Asturias.

El programa pretende hacer imprescindibles a las personas mayores en todo este trabajo de solidaridad no sólo medioambiental como es el reciclaje (la cadena comienza en cada hogar). Para ello se llevarán a cabo diferentes actividades lúdicas y terapéuticas para que los mayores aprendan a reciclar correctamente. Tampoco olvida esta iniciativa la importancia de formar al personal que trabaja en estos centros.

En este sentido se han organizado dos visitas por centro para el asesoramiento y formación a equipo directivo, personal de cocina y limpieza, terapeutas y animadores. También incluye un taller de reciclaje diseñado de forma específica para personas mayores, además de facilitar tanto a terapeutas como monitores y animadores de cada centro un paquete de propuestas de actividades, diseñados y testados previamente con personas mayores.

Dentro del programa, Ecoembes proporcionará a los centros participantes un total de 500 papeleras amarillas (para los envases de plástico, latas y briks) y azules (para envases de papel y cartón). Se facilitará cartelería, vinilos y otros elementos que podrán colocar en los diferentes espacios. Con todas estas acciones se busca llevar la cultura del reciclaje también a las personas mayores.

Según señaló Benigno Fernández, “no hablamos de un objetivo político. Lo único que queremos es animaros a que sea divertido y agradable”, al mismo tiempo que agradeció a Graciela Blanco, directora gerente de Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA) de Asturias “por esta acción ejemplarizante” dentro del compromiso adquirido.

En el acto de presentación de ‘Terceros en edad, primeros en reciclaje’ también estuvieron presentes Paz Orviz, directora general de Calidad Ambiental, Santiago Fernández, gerente de Cogersa, Ana Rivas, concejala de Infraestructuras y Servicios Básicos del Ayuntamiento de Oviedo, y María Concepción Carracedo, directora del centro.

Sobre Ecoembes

Ecoembes es la entidad sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, latas y briks que van al contenedor amarillo, y también de los papeles y cartón del contenedor azul, en toda España.

En 2017 se reciclaron más de 1,4 millones de toneladas de envases ligeros y envases de cartón y papel en todo el territorio nacional, alcanzando una tasa de reciclado de 77,1%. Gracias a este porcentaje se obtuvieron numerosos beneficios ambientales, como evitar la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera o ahorrar 5,8 millones de MWh. Asimismo se ahorraron 20,15 millones de metros cúbicos de agua.

Así recogen en la información en prensa:

El Comercio

Noticias

El consorcio de residuos de Asturias, COGERSA, publica este año por primera vez la tasa de reciclaje que, siguiendo lo que establece la legislación vigente, pone en relación los residuos que se separan frente a los residuos que se generan en cada municipio. Hablamos de los desechos de origen doméstico y comercial, los residuos urbanos. Es decir, de la basura mezclada por un lado, y por el otro lado, de las fracciones tradicionales de los contenedores azules, amarillos y verdes (papel/cartón, envases ligeros y envases de vidrio); más la fracción vegetal llevada a compostaje (podas y siegas de jardines municipales o de particulares), más la fracción orgánica llevada a planta de biometanización, y los residuos especiales (tóxicos y voluminosos) que se recogen en la red de puntos limpios de Asturias.

Los municipios de Sobrescobio, Oviedo y Gijón son, por ese orden, los tres de Asturias que presentan mejores tasas de reciclaje de residuos urbanos en el ejercicio 2017 (ver detalles). En ellos es donde se obtienen unos porcentajes del 24,72, del 21,81 y del 21,41; cuando la media del conjunto de los Ayuntamientos se situó en un 16,67%.

Esta tabla de cálculo de los datos de recogida separada por cada concejo de Asturias permite a los gestores municipales conocer mejor su nivel actual de desempeño con relación a los objetivos de reciclaje de la ley 22/2011 y de las directivas europeas. Ya es sabido que, antes de 2020, la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado deberá alcanzar como mínimo la mitad de los generados. El esfuerzo que queda por delante para conseguirlo es muy amplio y, tal y como se viene destacando desde el consorcio, supone la implicación de todos los actores: ciudadanos, empresas, Ayuntamientos, Gobierno del Principado y la propia Cogersa.

 

Es importante señalar que estas cantidades se refieren únicamente a los residuos gestionados por COGERSA, es decir, que no se contabilizan los materiales que son objeto de las recogidas y procesos de gestores privados que también operan en nuestra Comunidad Autónoma y cuya actividad es especialmente significativa en fracciones como el aceite, el papel/cartón de origen comercial o los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Con relación a los Residuos de Construcción y Demolición, considerando que algunos de ellos pueden ser de origen industrial, se ha utilizado para el cálculo una cifra máxima de 15 kilos por habitante y año; referencia que permitiría contabilizar los residuos domésticos de esta variedad.

Para tener una visión más completa de cómo va Asturias en reciclaje, una referencia oficial es la Memoria anual de generación y gestión de residuos del Ministerio de Medio Ambiente, que puede consultarse aquí La última está elaborada con datos de 2015 y atribuye a Asturias una tasa de reciclaje del 23,69% (124.963 toneladas recogidas por separado, frente a una generación de 527.408).

Desde Cogersa se destaca que la instalación de un punto limpio en los concejos medianos supone un paso esencial para avanzar en la recogida separada. Por eso el consorcio ofrece a los Ayuntamientos la posibilidad de colaborar para la localización de los terrenos adecuados e incluso se hace cargo de costear las obras de construcción. Todo ello dentro del Plan de Ampliación y Modernización de la Red de Puntos Limpios de Asturias que fue aprobado en 2005 con un presupuesto total de 13,8 millones de euros. Es precisamente con cargo a este plan con el que se vienen ejecutando algunas nuevas instalaciones como las de Ribadedeva y Cangas del Narcea, que se inauguraron en 2017, o como la de Mieres, que entró en servicio también el pasado mes de enero.

Nuevo punto limpio de Cangas del Narcea

En la red de puntos limpios, áreas de voluminosos y en el punto limpio móvil los ciudadanos pueden depositar de forma clasificada residuos que, de este modo, entran en la cadena de reciclaje y que, por su tamaño o composicion potencialmente contaminante, no pueden dejarse junto al resto de la basura. Son los electrodomésticos, las chatarras, los escombros de pequeñas obras, los muebles y maderas, las pilas y baterías, los aceites usados, los restos de tóxicos del hogar y otros.

Descargar el ranking de municipios por tasa de reciclaje en Asturias 2017