Semana Europea Prevención Residuos

La semana pasada os presentábamos a los cinco finalistas asturianos para los X Premios Europeos de Prevención de Residuos. Ahora volvemos para anunciaros que el Instituto de Educación Secundaria número 1 de Gijón ha sido seleccionado en la categoría ‘Centros Educativos’ y ha resultado ser finalista junto con un centro de Irlanda y otro de Malta.

Un proyecto Hacia el residuo cero

El instituto gijonés presentó un proyecto muy completo bajo el título ‘Hacia el residuo cero’, dirigido por el profesor del centro Sergio Fernández Sierra. Entre las diferentes acciones que planteaban llevaron a cabo la recogida selectiva de ropa de segunda mano en colaboración con Emaús Fundación Social. Al final de la semana se entregaron a esta fundación 6 kilos de textil, aunque la recogida fue superior. Con ella participaron en otra acción, que consistió en un taller de reciclaje de ropa.

Esta actividad, bajo la denominación ‘¡Dale una nueva vida a tu ropa!’, contó con la participación del Taller de Textil, Confección y Piel del IES número 1. Dirigida al alumnado de 1º y 2º de la ESO, buscaba la concienciación de la importancia de la reutilización y reducción de residuos y dar vida a prendas que en nuestros armarios y trasteros ya no la tienen. Así se confeccionaron estuches y se diseñaron broches, vestidos, pajaritas, faldas, bolsos y muchas más cosas útiles. En total se recogieron 152 prendas y se produjeron 200 nuevos artículos.

En ‘¡Hora de desintoxicar el centro!’ los grupos de 1º de la asignatura de Biología y Geología y los de 2º de Física y Química estudiaron los pictogramas y los riesgos para la salud de los principales productos tóxicos presentes en el laboratorio y entre los productos de limpieza utilizados en el centro. Tras su análisis, realizaron material divulgativo.

El profesor y varios alumnos del IES gijonés exponen su proyecto. Foto: Vallina.

La cuarta acción llevada a cabo contemplaba la limpieza de la playa del Estaño junto con la Asociación de Ambientólogos de Asturias (ACASTUR), que impartieron una charla informativa, en la que participó el alumnado de 4º de la ESO. Esta actividad estuvo enmarcada dentro del Proyecto Europeo Coastwatch.

La jornada permitió al alumnado analizar in situ determinados parámetros del agua, como la temperatura, el ph, los nitratos y nitritos, entre otros, gracias al material aportado por ACASTUR. Una vez limpiada la playa, se caracterizó y separó los residuos encontrados. También se llevó a cabo el análisis tanto del agua de la playa como del agua de los efluentes, además de recoger muestras de agua para continuar con un análisis más detallado en el laboratorio sanitario del centro, dentro del ciclo de Salud ambiental.

Toda la actividad se completó con la proyección del documental Albatross, de Chris Jordan, presentado por Nicolás López, delegado en Asturias de SEO – Birdlife. Tras la exhibición se desarrolló una mesa redonda sobre la influencia de los residuos plásticos en el Medio Ambiente, que contó con la participación de Nicolás López, el co-coordinador del grupo de voluntarios de Greenpeace Asturias Juan Martínez, la estudiante de Educación Ambiental en el IES Nº 1 y voluntaria de Greenpeace Asturias, Beatriz Miguel,y la ambientóloga y miembro de la Junta Directiva de ACASTUR Inés Fernández Alameda.

Estos Premios están enmarcados dentro de la Semana Europea de Prevención de Residuos, que se celebra en noviembre, y que serán entregados a los ganadores el próximo 15 de mayo en Bruselas en el marco del Comité Europeo de las Regiones. El evento forma parte de la Semana Verde de la UE, que acogerá diferentes iniciativas para la promoción del diálogo sobre asuntos relacionados con el medioambiente, entre el 13 y el 17 de mayo.

Si quieres consultar todos los finalistas, en este enlace lo podrás leer en inglés.

Un ganador y dos finalistas

El Conservatorio Profesional de Música de Oviedo se alzó con el premio en la edición de 2012 con ‘La Orquesta de Papel’, que recibió el reconocimiento por la creatividad y originalidad en la reutilización de residuos de papel y cartón para crear la escenografía, el atrezzo y algunos instrumentos musicales utilizados en el concierto interpretado en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo durante la Semana Europea de Prevención de Residuos de aquel año.

Asturias cuenta con otras iniciativas que también resultaron finalistas, como el IES Valle de Aller el año pasado con la acción ‘El desarrollo sostenible comienza con la educación’. El objetivo era sensibilizar a las familias y a toda la comunidad educativa de la gran cantidad de residuos que se generan.

En 2015 el Hospital San Agustín de Avilés también resultaba finalista en su categoría como Administración. El centro hospitalario gestiona el plan integral de reducción y reciclaje de residuos desde el año 2000, con el que han conseguido no sólo el ahorro en costes, sino minimizar en gran medida su impacto ambiental. El programa con el que se presentaron ‘Cuarta R, erre de Responsabilidad’, aunque ya había un trabajo previo desde 1998, cuando empezaron a trabajar en esta línea de prevención.

Semana Europea Prevención Residuos

Dentro de la Semana Europea de Prevención de Residuos (SEPR) celebrada en noviembre de 2018, el jurado que ha seleccionado a los cinco representantes que acudirán a los X Premios Europeos de Prevención de Residuos el próximo 15 de mayo en Bruselas, ha reconocido a Cáritas Koopera Asturias por su participación en la recogida de ropa y calzado con fines solidarios celebrado en esas fechas. Por ello ha recibido una mención especial del jurado.

La acción, que consiguió la implicación de 31 ayuntamientos asturianos entre el 17 y el 25 de noviembre, se saldó con la recogida de 8.100 kilos de textiles. Según explicó la responsable del proyecto, Aida Rodríguez, todo este volumen se ha canalizado hacia la reutilización y el reciclaje a través de la empresa de inserción sociolaboral que gestiona la entidad, de la red de atención de personas de Cáritas y de las tiendas solidarias de segunda mano Cáritas Koopera Stores, que en Asturias cuenta por el momento con sendos establecimientos en Oviedo y Gijón, el primero abierto hace cuatro años y el segundo año y medio. En ellos se puede encontrar las secciones de mujer, hombres e infantil, así como una zona de puericultura y de juguetes y libros, funcionando como cualquier tienda al uso, también con tarjeta de fidelidad y períodos de rebaja.

La actividad del proyecto crea y mantiene puestos de trabajo para personas desfavorecidas, que en el caso de los establecimientos cuentan, además, con el apoyo de personas voluntarias de Cáritas. La entidad pretendía, una vez finalizada la acción, provocar una conciencia en la población sobre la importancia del reciclado de textil, por lo que consideran que sería recomendable que las administraciones instalasen contenedores para facilitar la recogida de textiles donados.

Toda esta ropa y calzado depositada en los contenedores rojos  se envía a Munguía (Bizkaia), donde tiene la sede la cooperativa vasca Koopera con la que colabora Cáritas. Allí es clasificada y limpiada para posteriormente ser etiquetada y enviada a las distintas tiendas con las que cuentan en todo el territorio nacional. En cuanto a las prendas que no pasan este cribado, en torno al 15%, son recicladas para otros usos como cottones para automoción, caucho o cualquier otro aprovechamiento.

Semana Europea Prevención Residuos

Al final no pudo ser, pero el IES Valle de Aller de Moreda vivió una grata experiencia en su andadura hacia los Premios Europeos de Prevención de Residuos fallados el pasado 22 de mayo en Bruselas. El centro, que competía en su categoría con el IES Comte de Rius, de Tarragona, y con el Carluke Primary School, de Escocia, estuvo representado en la capital europea por los profesores Eduardo Suárez y Diego Fernández. Este último calificó la experiencia como muy positiva. “Hemos visto que lo que se hace en España no es tan poco con respecto a otros países, estamos en la línea de otras regiones”, señala Diego.

Al final, el premio en la categoría Entidades Educativas ha sido para el IES Comte de Rius, por su iniciativa para desarrollar dispositivos médicos y ortopédicos con materiales reutilizados. (Ver vídeo aquí)

En la categoría Asociaciones y ONGs, el jurado ha galardonado a la Asociación catalana Rezero por la campaña Jo sóc Coco de fomento del consumo consciente entre la ciudadanía, con un documental en el que cinco familias emprenden el desafío de vivir 30 días sin generar desperdicios. (Vídeo)

En la categoría Empresas, el proyecto ganador ha sido Unpacked – directly into the pot!, desarrollado por la empresa alemana Hertel Verwaltungs GmbH dedicada a la vente de pollo cocinado. Durante la Semana Europea de Prevención de Residuos animaron a sus clientes a llevar sus propios recipientes y el dinero ahorrado en el embalaje fue donado a una ONG ambiental para apoyar sus proyectos en la protección de ríos y mares. (Vídeo)

En la categoría de Administraciones Públicas el proyecto ganador ha sido ‘La LouvièR3: zero waste objective’, desarrollado por la ciudad belga de La Louvière (Wallonia, Belgium) que desde hace años está comprometido con el implemento de una política responsable de reducción de residuos mediante la inversión en acciones y campañas de sensibilización en términos de prevención, reutilización y reciclaje.

Por último, en la categoría Ciudadanos, el proyecto ganador ha sido la campaña ‘Anti-Black Friday Gorilla’, un evento desarrollado en Dublín para concienciar sobre el impacto negativo que supone sobre el medio ambiente la fabricación, distribución y eliminación de envases de un solo uso.

 

 

Semana Europea Prevención Residuos

El Ayuntamiento de Oviedo es uno de los 32 consistorios asturianos que se han sumado a la recogida de juguetes para darles una nueva vida, la “acción común” que COGERSA celebra en el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2017, con el fin de favorecer a colectivos en dificultades y de promover una reflexión sobre el consumo responsable.

En la presentación de la campaña en Oviedo, en la que estuvieron presentes las concejalas de Atención a las Personas e Igualdad, Marisa Ponga, y la de Infraestructuras y Servicios Básicos, Ana Rivas, junto a Santiago Fernández, gerente de Cogersa, se puso de manifiesto la importancia de estas acciones y de la implicación ciudadana. Por ello, Marisa Ponga animó “a la participación para que los juguetes puedan tener ese nuevo uso. Oviedo, Ciudad Amiga de la Infancia, trabaja en educar en valores éticos y solidarios por eso campañas como las que nos ofrece COGERSA contribuyen a que los niños y niñas tomen conciencia del valor que tienen los elementos cotidianos en sus vidas. Así, nuestros pequeños, aprenden la importancia de ser solidario y superar la epidemia que tenemos en esta sociedad del concepto, muchas veces mal entendido, de usar y tirar”.

Para llevar a cabo la campaña en la ciudad, el Ayuntamiento ha cedido las instalaciones de cuatros centros sociales: Vallobín II, Campomanes, Pumarín y El Cortijo. Aquí se pondrán entregar los juguetes desde el 18 al 26 de noviembre, de lunes a viernes, de 9 a 14 y de 16 a 21 horas. Los sábados y domingos también se pondrán depositar en horario de 11 a 14 y de 16 a 20 horas. Los que se consigan serán recogidos y distribuidos de forma gratuita por la Fundación SEUR entre asociaciones y entidades colaboradores que trabajan con la infancia y con los colectivos sociales menos favorecidos.

Santiago Fernández recordó durante la presentación que desde 2010 “organizamos la Semana Europea de Prevención de Residuos, en la que participan 32 países, y en España, 6 ó 7 autonomías”. Esta campaña de recogida de juguetes es una acción común a los Ayuntamientos. Respecto a la Fundación Crecer Jugando, de ámbito nacional, “la entidad los recibe, los clasifica y los prepara y reenvía y, en algunos casos, hasta lo repara un poco”.

Por su parte, la concejala Ana Rivas subrayó la importancia del reciclaje en la ciudad y aseguró que “el 21% del total de la basura ya se recicla, Oviedo está a la cabeza en este sentido” pero, en este caso, subrayó, “damos un paso más, ya no hablamos de convertir algo en un residuo sino de reciclarlo. Reutilizamos aquello que es reutilizable. La clave es que los juguetes estén en buen estado y que puedan ser reutilizables en otros ámbitos”.