Red Escuelas por la Circularidad

Navidad es la epoca del año en la que más residuos orgánicos generamos. Los menús de Navidad suelen ser abundantes y requieren muchos ingredientes en su elaboración. Para evitar el desperdicio y también para ahorrar, Cogersa propone unas navidades circulares en las que recuperemos la cocina de aprovechamiento de nuestras abuelas. La Red de Escuelas por el Reciclaje (RER), a través de las distintas líneas de trabajo propuestas en el programa «Familias con clase», ayuda a las familias a ser conscientes de los residuos generados en el hogar, especialmente en la cocina, y les ofrece trucos y consejos para reducir su impacto.

En la web de la Operación #nomesobra, la iniciativa lanzada por Cogersa para reducir los biorresiduos y fomentar el uso del contenedor marrón, encontraréis muchas ideas que os pueden ayudar a planificar la compra, organizar la despensa y la nevera y, sobre todo, minimizar los restos de comida que tiramos a la basura. Hoy compartimos una de esas recetas: un paté de pescado elaborado con restos de comida.

Ingredientes

  • Restos de pescado blanco en salsa
  • Nata 500 cc
  • 4 huevos
  • Sal y pimienta blanca
  • 300 g de langostinos o gambas crudos

Cómo hacer paté de pescado con restos de comida

  1. Limpiar el pescado (sin piel ni espinas) y mezclar con los langostinos pelados, los huevos, la sal, la pimienta y la nata.
  2. Triturar con una batidora.
  3. Verter la mezcla en un molde al baño maría e introducir en el horno precalentado a 180º durante 40 minutos.
  4. Dejar enfriar, desmoldar y presentar adornado con mayonesa, salsa rosa y ensalada.

¡Prueba! Es una receta fácil y deliciosa con la que aprovecharás los restos de pescado y marisco en Navidad. ¿Quieres más ideas? Consulta el cuaderno Recetas sin desperdicio, disponible en la web de Cogersa.