Noticias

El consorcio de residuos de Asturias, COGERSA, publica este año por primera vez la tasa de reciclaje que, siguiendo lo que establece la legislación vigente, pone en relación los residuos que se separan frente a los residuos que se generan en cada municipio. Hablamos de los desechos de origen doméstico y comercial, los residuos urbanos. Es decir, de la basura mezclada por un lado, y por el otro lado, de las fracciones tradicionales de los contenedores azules, amarillos y verdes (papel/cartón, envases ligeros y envases de vidrio); más la fracción vegetal llevada a compostaje (podas y siegas de jardines municipales o de particulares), más la fracción orgánica llevada a planta de biometanización, y los residuos especiales (tóxicos y voluminosos) que se recogen en la red de puntos limpios de Asturias.

Los municipios de Sobrescobio, Oviedo y Gijón son, por ese orden, los tres de Asturias que presentan mejores tasas de reciclaje de residuos urbanos en el ejercicio 2017 (ver detalles). En ellos es donde se obtienen unos porcentajes del 24,72, del 21,81 y del 21,41; cuando la media del conjunto de los Ayuntamientos se situó en un 16,67%.

Esta tabla de cálculo de los datos de recogida separada por cada concejo de Asturias permite a los gestores municipales conocer mejor su nivel actual de desempeño con relación a los objetivos de reciclaje de la ley 22/2011 y de las directivas europeas. Ya es sabido que, antes de 2020, la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado deberá alcanzar como mínimo la mitad de los generados. El esfuerzo que queda por delante para conseguirlo es muy amplio y, tal y como se viene destacando desde el consorcio, supone la implicación de todos los actores: ciudadanos, empresas, Ayuntamientos, Gobierno del Principado y la propia Cogersa.

 

Es importante señalar que estas cantidades se refieren únicamente a los residuos gestionados por COGERSA, es decir, que no se contabilizan los materiales que son objeto de las recogidas y procesos de gestores privados que también operan en nuestra Comunidad Autónoma y cuya actividad es especialmente significativa en fracciones como el aceite, el papel/cartón de origen comercial o los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Con relación a los Residuos de Construcción y Demolición, considerando que algunos de ellos pueden ser de origen industrial, se ha utilizado para el cálculo una cifra máxima de 15 kilos por habitante y año; referencia que permitiría contabilizar los residuos domésticos de esta variedad.

Para tener una visión más completa de cómo va Asturias en reciclaje, una referencia oficial es la Memoria anual de generación y gestión de residuos del Ministerio de Medio Ambiente, que puede consultarse aquí La última está elaborada con datos de 2015 y atribuye a Asturias una tasa de reciclaje del 23,69% (124.963 toneladas recogidas por separado, frente a una generación de 527.408).

Desde Cogersa se destaca que la instalación de un punto limpio en los concejos medianos supone un paso esencial para avanzar en la recogida separada. Por eso el consorcio ofrece a los Ayuntamientos la posibilidad de colaborar para la localización de los terrenos adecuados e incluso se hace cargo de costear las obras de construcción. Todo ello dentro del Plan de Ampliación y Modernización de la Red de Puntos Limpios de Asturias que fue aprobado en 2005 con un presupuesto total de 13,8 millones de euros. Es precisamente con cargo a este plan con el que se vienen ejecutando algunas nuevas instalaciones como las de Ribadedeva y Cangas del Narcea, que se inauguraron en 2017, o como la de Mieres, que entró en servicio también el pasado mes de enero.

Nuevo punto limpio de Cangas del Narcea

En la red de puntos limpios, áreas de voluminosos y en el punto limpio móvil los ciudadanos pueden depositar de forma clasificada residuos que, de este modo, entran en la cadena de reciclaje y que, por su tamaño o composicion potencialmente contaminante, no pueden dejarse junto al resto de la basura. Son los electrodomésticos, las chatarras, los escombros de pequeñas obras, los muebles y maderas, las pilas y baterías, los aceites usados, los restos de tóxicos del hogar y otros.

Descargar el ranking de municipios por tasa de reciclaje en Asturias 2017

Más campañas

Ecovidrio, COGERSA y el Ayuntamiento de Oviedo han puesto en marcha una campaña solidaria con Cruz Roja. Bajo el título ‘Unas navidades más solidarias’, la campaña, que se desarrollará hasta el próximo 3 de enero, pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia y necesidad de reciclar los residuos de vidrio, además de contribuir a la acción solidaria junto a Cruz Roja Oviedo para la adquisición de juguetes para niños.

Ecovidrio premiará el esfuerzo de todos los ovetenses a la hora de separar y entregar sus envases de vidrio para su reciclaje. Para ello se han instalado varios contenedores especiales en cuatro puntos de la ciudad. El objetivo es intentar conseguir, tanto que se llenen estos nuevos contenedores, como contribuir a incrementar el reciclado de vidrio en el resto del Ayuntamiento.

Ecovidrio transformará el simple gesto de reciclar envases de vidrio por parte de la ciudadanía, en euros, para destinarlo a la adquisición de juguetes para niños de familias vulnerables con la colaboración de Cruz Roja de Asturias y hará entrega el próximo 4 de enero de un cheque a dicha entidad para contribuir a estos fines sociales.

Datos de reciclado de vidrio en Asturias

Durante 2016, los asturianos reciclaron 15.971 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde, una media de 15,3 kg por habitante y 58 envases por persona. Ecovidrio registró un incremento de la recogida selectiva del 3%.

En la actualidad, Asturias cuenta con un total de 4.229 contenedores para los residuos de envases de vidrio instalados en la comunidad autónoma, lo que supone una media de 247 habitantes por contenedor.

Red Escuelas por el Reciclaje

Los alumnos y alumnas del Colegio Santa Teresa de Jesús de Oviedo han decorado con mil botellas de plástico el escenario para las representaciones de Navidad. Esta enmienda, la de ornamentar el escenario, les tocaba este año a los alumnos de secundaria, así que las profesoras de TIC y de Educación Plástica y Visual, Anabel Maco y Yolanda del Cura, propusieron a sus alumnos un proyecto a lo largo de este trimestre en el que desarrollaron diversos talleres.

Durante este tiempo, los alumnos de 4º de ESO de la asignatura de TIC y los de 1º y 3º de Educación Plástica y Visual se encargaron de recopilar las botellas. Consiguieron reunir unas cuantas y con la ayuda de los compañeros de primaria rondaron las mil unidades. Tras un laborioso trabajo en el que tuvieron que cortar, perforar, quitar etiquetas y limpiar las botellas, consiguieron decorar un gran escenario presidido por una estrella gigante, cuya estructura realizaron también con las botellas.

 

Dentro de la actividad, bajo el lema ‘creamos reciclando’, también idearon carteles que publicaron en redes sociales y que sirvieron de motivo para un concurso entre escolares. “No son únicamente unos adornos, sino la filosofía de que con lo que tenemos hacemos, no tiramos”, señala la profesora Yolanda del Cura. “Al final es un proceso que implica mucho a toda la comunidad educativa y que se hace muy visible”.

Tal es la implicación que tras las representaciones fueron los alumnos de bachiller los encargados de trasladar las botellas desmontadas hasta el contenedor amarillo para su reciclaje.

Semana Europea Prevención Residuos

El Ayuntamiento de Oviedo es uno de los 32 consistorios asturianos que se han sumado a la recogida de juguetes para darles una nueva vida, la “acción común” que COGERSA celebra en el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2017, con el fin de favorecer a colectivos en dificultades y de promover una reflexión sobre el consumo responsable.

En la presentación de la campaña en Oviedo, en la que estuvieron presentes las concejalas de Atención a las Personas e Igualdad, Marisa Ponga, y la de Infraestructuras y Servicios Básicos, Ana Rivas, junto a Santiago Fernández, gerente de Cogersa, se puso de manifiesto la importancia de estas acciones y de la implicación ciudadana. Por ello, Marisa Ponga animó “a la participación para que los juguetes puedan tener ese nuevo uso. Oviedo, Ciudad Amiga de la Infancia, trabaja en educar en valores éticos y solidarios por eso campañas como las que nos ofrece COGERSA contribuyen a que los niños y niñas tomen conciencia del valor que tienen los elementos cotidianos en sus vidas. Así, nuestros pequeños, aprenden la importancia de ser solidario y superar la epidemia que tenemos en esta sociedad del concepto, muchas veces mal entendido, de usar y tirar”.

Para llevar a cabo la campaña en la ciudad, el Ayuntamiento ha cedido las instalaciones de cuatros centros sociales: Vallobín II, Campomanes, Pumarín y El Cortijo. Aquí se pondrán entregar los juguetes desde el 18 al 26 de noviembre, de lunes a viernes, de 9 a 14 y de 16 a 21 horas. Los sábados y domingos también se pondrán depositar en horario de 11 a 14 y de 16 a 20 horas. Los que se consigan serán recogidos y distribuidos de forma gratuita por la Fundación SEUR entre asociaciones y entidades colaboradores que trabajan con la infancia y con los colectivos sociales menos favorecidos.

Santiago Fernández recordó durante la presentación que desde 2010 “organizamos la Semana Europea de Prevención de Residuos, en la que participan 32 países, y en España, 6 ó 7 autonomías”. Esta campaña de recogida de juguetes es una acción común a los Ayuntamientos. Respecto a la Fundación Crecer Jugando, de ámbito nacional, “la entidad los recibe, los clasifica y los prepara y reenvía y, en algunos casos, hasta lo repara un poco”.

Por su parte, la concejala Ana Rivas subrayó la importancia del reciclaje en la ciudad y aseguró que “el 21% del total de la basura ya se recicla, Oviedo está a la cabeza en este sentido” pero, en este caso, subrayó, “damos un paso más, ya no hablamos de convertir algo en un residuo sino de reciclarlo. Reutilizamos aquello que es reutilizable. La clave es que los juguetes estén en buen estado y que puedan ser reutilizables en otros ámbitos”.