limpieza rio
Más campañasNoticias

El entorno natural es uno de los baluartes de Asturias. A pesar de ello, los descuidos y los actos malintencionados hacen necesaria la organización de batidas de limpieza para preservar la naturaleza. COGERSA apoya cada año el servicio de Limpieza Voluntaria en Espacios Naturales, que en 2019 tuvo lugar entre marzo y octubre. En esta ocasión, 5.984 voluntarios participaron en un total de 56 batidas, recogiendo residuos en distintos espacios naturales de 29 concejos asturianos. En total, la campaña se cerró con más de 51 toneladas de residuos retirados de la naturaleza.

Al igual que en años anteriores, la campaña contó con la colaboración de los ayuntamientos, si bien las batidas de limpieza fueron iniciativa de distintos colectivos, principalmente asociaciones culturales y deportivas y centros educativos. Cada consistorio recibe las peticiones de limpieza en determinados puntos y, tras ser aceptada la solicitud, COGERSA aporta el material necesario para llevarla a cabo (bolsas, guantes y contenedores, principalmente) y se encarga de recoger y gestionar los residuos. Es notable la participación de colegios e institutos, lo que evidencia el valor de esta iniciativa como herramienta para la sensibilización y educación ambiental.

El mayor volumen de residuos, en el cauce de los ríos

Los espacios en los que se han llevado a cabo las limpiezas son, en su mayoría, playas del litoral cantábrico. También se han desarrollado batidas en el cauce de algunos ríos (Cares, Sella y Esva, entre otros). Es precisamente en el cauce de los ríos donde se acumula mayor volumen de residuos, en parte por lo que arrastran las lluvias y, también, porque en algunas zonas, la población sigue utilizando estos espacios naturales a modo de vertedero.

Las plantas invasoras, objetivo de varias batidas

Dos de las limpiezas en el concejo de Castrillón se llevaron a cabo en colaboración con SEO Birdlife. Tuvieron como objetivo no solo la recogida de residuos sino también la detección de plantas invasoras y la formación de los voluntarios para que puedan identificar este tipo de plantas y preservar estos espacios naturales de forma adecuada. Fue el caso de las limpiezas en la playa del Sablón y el playón de Bayas, ambas en el mes de septiembre. En octubre, SEO Birdlife también impulsó la batida y formación en la playa de Xagó. En esa ocasión, 25 voluntarios recogieron alrededor de 520 kilos de residuos.

Las colillas y los envases plásticos, la basura más frecuente en los arenales asturianos

La variedad de residuos que se recogieron en 2019 en la campaña de limpiezas voluntarias es amplísima. Sin embargo, el ranking de residuos lo encabezan las colillas y los plásticos. A pesar de los esfuerzos de distintas entidades por concienciar a los usuarios de las playas del uso de ceniceros portátiles para evitar la contaminación de los arenales con las colillas, sigue siendo frecuente encontrar este tipo de basura en el litoral.

En las batidas también fue habitual la recogida de gran cantidad de botellas de plástico, latas de metal y bricks. En algunas zonas se localizaron neumáticos, restos textiles y restos de embarcaciones.

El panorama en el cauce de los ríos era aun peor. A los residuos ya descritos se suman bombonas de gas, escombros de obras, metales, electrodomésticos e incluso utensilios agrarios.

En 2019, los concejos que participaron en la campaña de Limpieza Voluntaria en Espacios Naturales fueron Aller, Llanes, Avilés, Mieres, Belmonte, Nava, Boal, Navia, Cabrales, Peñamellera Baja, Cangas de Onís, Ponga, Carreño, Riber ade Arriba, Catrillón, San Martín del Rey Aurelio, Colunga, Santo Adriano, Corvera, Siero, Cudillero, Tapia de Casariego, El Franco, Tineo, Gijón, Valdés, Gozón, Villaviciosa y Las Regueras.

¡Gracias por participar!

proyecto libera
Noticias

En el marco del Día Europeo de los Parques Naturales, el proyecto LIBERA, iniciativa de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, pone en valor la convocatoria de ayudas para el ‘Apadrinamiento de Espacios Naturales‘. En esta edición son dos los colectivos de Asturias que están recibiendo un impulso para la conservación de sus entornos naturales, luchando contra el abandono de residuos en la naturaleza y mejorando el estado de conservación de sus entornos naturales: la Fundación Oso de Asturias y la Asociación de Turismo Rural Fuentes del Narcea.

Desde la puesta en marcha de los ‘Apadrinamientos de Espacios Naturales’ del Proyecto LIBERA, más de 130 organizaciones han recibido apoyo económico y operativo con el objetivo de promocionar y apoyar acciones locales destinadas a la mejora de la calidad ambiental de los entornos naturales, a través de entidades y organizaciones no gubernamentales sin ánimo de lucro, que cuentan con el soporte técnico y la formación práctica de LIBERA en todo momento.

LIBERA pone en valor la colaboración que lleva a cabo con los gobiernos autonómicos de Castilla y León, Castilla – La Mancha, la Comunidad de Madrid, Extremadura, País Vasco, Canarias y Aragón, con quien ya tiene en marcha distintas líneas de trabajo conjuntas, así como con la red EUROPARC. Esto le permite activar una importante labor de conservación y concienciación, a través de distintos centros de interpretación en todas estas regiones.  En este sentido, LIBERA también está planteando diferentes vías de colaboración con el Gobierno del Principado de Asturias para poder llevar la concienciación ante el impacto de la basuraleza a su red de espacios naturales. De este modo, LIBERA ofrece un apoyo a estos Espacios Naturales Protegidos, poniendo a su disposición todo tipo de herramientas, señalética y formación sobre sensibilización y prevención de la basuraleza. De esta forma, los profesionales responsables de estos espacios cuentan con más recursos para concienciar a los visitantes de estos entornos.

Una movilización integral: acciones colectivas en entornos terrestres, fluviales y marítimos

Con motivo de este día, desde LIBERA se quiere resaltar el trabajo de red que representan los proyectos apadrinados que conectan esfuerzos de conservación en los espacios naturales en España. En esta edición, en concreto, Asturias aporta dos de los 80 colectivos apadrinados que están ofreciendo una acción combinada en los diferentes entornos: terrestres, fluviales y marítimos, aportando, además, en algunos casos, una acción multidisciplinar para contribuir desde distintos ámbitos a la conservación del medio ambiente y el impulso de la economía circular.

Cabe destacar que más de la mitad de los 80 apadrinamientos a nivel nacional actúan en espacios naturales pertenecientes a la Red Natura 2000. En Asturias, la Reserva de la Biosfera de Muniellos-Fuentes del Narcea y los valles de los ríos Trubia, Quirós y Teverga.

El proyecto de la Fundación Oso de Asturias se centra en la impartición de charlas en diferentes centros de educación infantil, primaria, secundaria, además de una en un centro de desintoxicación, con el objetivo de tratar temáticas tales como la problemática de la basura y los plásticos. Posteriormente, para invitar a la reflexión, se realizan también actividades de debate acerca de cómo reducir la producción de residuos en actividades del día a día.

El proyecto de la Asociación de Turismo Rural Fuentes del Narcea lleva a cabo actividades de formación y sensibilización sobre pautas de eco-responsabilidad para los visitantes de la zona, planificando y elaborando charlas y, además, eco-evaluaciones de empresas y servicios turísticos.

Para Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes, esta área de actividad supone un pilar fundamental para la lucha contra la basuraleza: “La acción de estos grupos de héroes asturianos es parte de la solución a un problema medioambiental muy importante, como es el abandono de residuos en esos entornos naturales que tanto aman. Por eso son el impulso que necesitamos para conseguir un mundo sin basuraleza. Su energía, disposición y capacidad de colaboración aportan a LIBERA una cercanía con otros puntos de España muy dispares que comparten problema, pero gracias a ellos, también soluciones”.

Pese a que cada proyecto tiene su objetivo particular, todos los colectivos comparten su compromiso y una sensibilidad ambiental, un propósito que les hace sentirse parte de una misma red. La conservación del medio natural necesita de estas iniciativas locales que viven muy cerca de los problemas ambientales, por ello su trabajo es fundamental”, señala Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto LIBERA en SEO/BirdLife.

La colaboración y comunicación bidireccional entre el Proyecto LIBERA y sus apadrinados es una de las máximas de esta línea de ayudas, por ello, año tras año, la iniciativa organiza una serie de encuentros con las mismas para conocer de primera mano necesidades, retos y soluciones planteados en el día a día. De este modo, a través de su actividad, los ‘Apadrinamientos LIBERA’ contribuyen al desarrollo de las zonas despobladas y dinamizar la actividad en zonas rurales de nuestro país.