Red Escuelas por la Circularidad

En Navidad, la economía circular también tiene cabida. ¿Te has parado a pensar en la versatilidad de los residuos que desechamos para crear objetos decorativos? En las navidades circulares que propone Cogersa también tiene cabida la decoración sostenible, reciclada y reciclable.

En el marco de la Red de Escuelas por el Reciclaje se desarrolla el proyecto «21 días para salvar el Planeta», una iniciativa que invita a las familias participantes a generar un cambio de hábitos a partir de pequeños gestos que van incorporando día tras día, durante 21 días. Una de las propuestas consiste en la elaboración de un adorno navideño, un muñeco de nieve, con un calcetín viejo.

Materiales necesarios

  • Pegamento de silicona o pistola de silicona calinete
  • Un paquete de arroz o pequeñas piedras
  • Calcetines en desuso
  • Gomas del pelo
  • Botones, pompones u ojos de plástico para manualidades
  • Un rotulador o bolígrafo

Cómo hacer un muñeco de nieve con un calcetín

1. Llena de arroz el calcetín. Cuanto más arroz eches, mejor quedará.

2. Coloca dos gomas del pelo alrededor del calcetín. La primera, para separar el cuerpo de la cabeza. La segunda, para cerrar el calcetín.

3. Con restos de otro calcetín, elabora el gorro y la bufanda. Aprovecha la goma del calcetín para hacer el gorro, ajustándolo a la cabeza del muñeco. Con una tira abierta tendrás la bufanda.

4. Pega o cose los ojos y la nariz, con restos del calcetines o empleando botones o elementos especiales para manualidades.

5. Dibújale una boca sonriente…¡y ya tienes tu muñeco! Divertido, creativo y sostenible. ¿Dónde lo vas a poner?