Noticias

Cogersa vuelve a la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA) con un stand en el que incide en la importancia de separar los biorresiduos para mejorar así las cifras de reciclaje en la región. Además de un vistoso material expositivo, el consorcio propone a los visitantes el videojuego «A la caza del biorresiduo», que traspasa los límites del stand.

En 2021, los asturianos depositamos 126.433 toneladas de residuos, el 26% del total generado, en los puntos limpios y en los contenedores. De ellos, unas 9.000 toneladas se recogieron en el cubo marrón, el de biorresiduos, un 15% más que en 2020.

Pese al aumento relativo, Asturias está muy lejos de cumplir los objetivos recogidos en la nueva ley aprobada en abril, que obliga a que la cantidad de residuos municipales (domésticos y comerciales) destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado para las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras reciclables alcance un 55% en peso. Se trata de una meta exigente, en cuyo cumplimiento tienen un papel trascendental los restos orgánicos de los hogares, comedores colectivos, mercados y establecimientos hosteleros.

Paz Orviz, gerente de Cogersa, ha indicado que la entidad está intensificando los esfuerzos para aumentar el reciclaje de la basura orgánica en coordinación con los ayuntamientos. El servicio de recogida separada de biorresiduos se presta en 16 municipios que tienen implantado el denominado quinto contenedor. Orviz ha adelantado que se está trabajando con otros 25 ayuntamientos para incorporar el proceso en los próximos meses.

La gerente también ha informado de la previsión de ampliación de la planta de biometanización del Centro de Tratamiento de Residuos de Serín, en la que Cogersa trata este tipo de residuos para obtener biogás para usos energéticos y fertilizante. Todas estas actuaciones recibirán financiación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR).

Un estand cada vez más sostenible

La propuesta de Cogersa para esta edición de la Feria de Muestras incluye, además del material expositivo sobre el reciclaje y tratamiento de los residuos orgánicos, el videojuego interactivo de realidad aumentada A la caza del biorresiduo, en el que los visitantes, a través de su teléfono móvil, podrán conseguir varios premios si recorren el recinto ferial y capturan con su dispositivo los biorresiduos que se encuentren a su paso.

Por otro lado, para conmemorar la celebración del Día del Medio Ambiente en la Fidma, el 19 de agosto, los participantes que recorran el estand en esa fecha y muestren interés por el reciclaje de la basura orgánica recibirán un saco de compost y un cubo doméstico para los biorresiduos.

El pabellón de Cogersa se ha diseñado con criterios de sostenibilidad y economía circular, ya que está construido con palets usados que, tras el desmontaje, serán reutilizados. Además, se ha prescindido de la moqueta por la dificultad para su reciclaje y los paneles están impresos con tintas libres de PVC y sobre cartón reciclado con certificado FSC -procedente de bosques en los que se aseguran unas buenas prácticas de gestión ambiental.

Recursos para Reciclar

En la villa de los olímpicos el cubo marrón ya está integrado en las cocinas de sus vecinos. Su implantación ha sido todo un éxito. Prueba de ello es que un mes después de la puesta en marcha de esta iniciativa, 1.852 hogares cuentan ya con cubiletes marrones en su domicilio, facilitando la separación de los restos orgánicos de la cocina.

A este nuevo modelo de recogida de residuos, desarrollado por el Ayuntamiento de Carreño y el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (COGERSA), también se han adherido un total de 71 establecimientos de hostelería, tiendas de alimentación y locales con comedores colectivos.

El servicio de recogida separada de materia orgánica se realiza a través del sistema ‘puerta a puerta’ con cubos de color marrón que ha instalado COGERSA los martes y los viernes. Esos días no se colocan los cubos negros de basura no separada para evitar esta fracción esos dos días.

Este nuevo servicio, que se asemeja al de otras ciudades europeas y que también está funcionando en Grado, se completa con una treintena de contenedores especiales dotados de una llave para acceder a depositar los residuos orgánicos. Un total de 1.267 usuarios ya disponen de estas llaves para los contenedores marrones ubicados en varios puntos estratégicos de la villa.

Todo este proceso ha ido acompañado de una intensa campaña de educación ambiental, con talleres y sesiones formativas e informativas que han tenido una gran aceptación entre la población candasina.

Puedes ver aquí el álbum de fotos de la instalación en Candás del quinto contenedor.

Consultar noticia en el Diario El Comercio.

Ver noticia en La Nueva España.

Noticias

El quinto contenedor llega a Grado. Los vecinos del municipio tendrán a su disposición, a partir del próximo 1 de junio, el nuevo contenedor marrón que permitirá la separación de residuos orgánicos en los hogares. Este proyecto piloto, que estrena la villa moscona, reducirá los días de retirada de basura bruta o mezclada, al mismo tiempo que impulsa el reciclaje. Se trata de un sistema, de estilo europeo, que tiene como objetivo reducir un 50 por ciento hasta 2020 el tonelaje de materia orgánica.

Para facilitar la implicación de los vecinos, COGERSA llevará a cabo una campaña de formación y sensibilización ciudadana que comenzará el próximo 14 de mayo con diferentes puntos informativos en los que educadores ambientales informarán a los ciudadanos de los objetivos del nuevo servicio de recogida de residuos y sobre la importancia de usar el contenedor marrón. Los restos orgánicos constituyen cerca del 40% de la basura mezclada que se envía al vertedero central desde los domicilios particulares, el comercio y la hostelería. El mismo día se iniciarán también las visitas a productores singulares: tiendas de alimentación, restaurantes, comedores colectivos de hoteles y residencias, entre otros. Las actuaciones teatralizadas darán un toque de humor a la acción formativa.

El día 15 comenzarán los cursos con grupos vecinales y la interacción directa con usuarios de supermercados de la villa, a quienes también se dirigirán los técnicos especializados. Y desde el 1 de junio ya se pondrán en práctica todos los conocimientos con la implantación del nuevo modelo de recogida de residuos. Un cambio de modelo que llegará próximamente también al concejo de Carreño.