Semana Europea Prevención Residuos

Cogersa, como entidad que coordina en Asturias la Semana Europea de Prevención de Residuos (SEPR, en inglés EWWR), entregó este jueves los premios a los cinco proyectos asturianos que tomarán parte en los X Premios Europeos de Prevención de Residuos, que se fallarán el próximo 15 de mayo en Bruselas.

Los ganadores han sido seleccionados entre las 171 acciones que desarrollaron en toda la comunidad un total de 123 organizaciones y entidades durante la última celebración de la SEPR entre los días 17 y 25 de noviembre de 2018. El jurado, presidido por la jefa de Calidad Integral y Desarrollo de Cogersa, Elena Fernández, ha tenido muy en cuenta la originalidad de cada una de estas acciones, el alcance conseguido en cuanto a número de participantes y la posibilidad de trasladarlas a una mayor escala.

En el acto también tomaron parte el viceconsejero de Medio Ambiente del Principado, Benigno Fernández Fano, y el gerente de Cogersa, Santiago Fernández.

El viceconsejero durante su intervención. Foto: Vallina

Categoría Asociación/ONG

El Mercado Artesano y Ecológico de Gijón se presentó a esta categoría con la iniciativa ‘El árbol de la vida’, que consiguió la participación de 17.000 personas y unas 2.000 visitas durante su exposición en el Centro Municipal Integrado Gijón Sur.

Está inspirado en la leyenda oriental del hilo rojo, que hará de conductor del proyecto. De esta manera se creó una red de personas e ideas para concienciar sobre la necesidad de reducir residuos y contribuir a hacer un mundo mejor. Con pequeños gestos de las personas participantes se vistió un árbol que simboliza al planeta Tierra. Las ramas del árbol estaban conformadas por el hilo rojo del que pendían las diferentes hojas, unas cartulinas que recogían las ideas de los participantes relacionada con la prevención de residuos.

Categoría Ciudadano/Persona individual

Residuos con coco es el proyecto con el que los estudiantes de la asociación Biología en movimiento y del Máster de Conservación Marina de la Facultad de Biología de la Universidad de Oviedo concurrieron a la SEPR. La iniciativa se centraba en la problemática de los plásticos en el entorno marino y en los ecosistemas.

A través de charlas, exposiciones, acciones en redes sociales y en el propio hall de la facultad, la sustitución de vasos y botellas de plástico y la exhibición de los documentales Albatross y Un océano de plástico buscaban generar un impacto en el estudiantado de Biología mostrándoles la cantidad de plástico de un solo uso que se puede generar en un día normal de clase y las consecuencias que supone para el medio ambiente. La acción también supuso la elaboración de un documento presentado en la propia facultad y el rectorado solicitando una Universidad sin plástico.

Categoría Empresa/Industria

La consultora PFS Grupo se alzó con el primer puesto gracias a su iniciativa Menos plásticos para ser más sostenibles, para la que se llevaron a cabo acciones de comunicación con el fin de sensibilizar a los empleados y a las empresas, tanto clientes como proveedoras, sobre la importancia de la correcta separación de residuos y la reducción de los envases. La acción contemplaba el reparto de cantimploras de aluminio para evitar el uso de vasos de plástico, mientras que para las visitas los vasos eran de papel de bosques sostenibles.

Botella de aluminio repartida por PFS Grupo entre sus empleados.

Esta iniciativa se encuentra alineada con las directivas europeas de Economía Circular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 2030). De esta manera se buscaba reducir en origen la generación de residuos de vasos de plástico y la concienciación no sólo del personal de PFS, sino de clientes y visitas.

Categoría Administración/Entidad pública

Implicar a todo un concejo, en concreto a sus 14 centros educativos, fue el objetivo que se marcó el Ayuntamiento de Langreo con Lo que enchufamos también lo reciclamos. Su propuesta consistió en recoger por separado residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Se recogieron 2.200 kilos que procuraron unas compensaciones que fueron destinadas a una ONG.

Categoría Entidad Educativa

La propuesta del IES Número 1 de Gijón se alzó con el primer puesto en esta categoría con el proyecto El IES Nº1, hacia el residuo cero. Un proyecto que estuvo cargado de acciones como la recogida selectiva de ropa de segunda mano en colaboración con Emaús Fundación Social, el estudio de los pictogramas y los riesgos para la salud de los principales productos tóxicos, la elaboración de diversos materiales elaborados con textiles reciclados, la limpieza de la playa de Estaño con la Asociación de Ciencias Ambientales de Asturias (Acastur) dentro del proyecto europeo de ciencia ciudadana Coastwatch o la proyección y análisis del documental Albatross de Chris Jordan y la realización de una mesa redonda posterior sobre la influencia de los residuos plásticos en el medio ambiente.

En cuanto a la propia entrega de los Premios, Asturias cuenta con varios antecedentes con buenos resultados: en la pasada edición el IES Valle de Aller obtuvo el segundo puesto en su categoría, mismo puesto que consiguió en 2014 el proyecto del Hospital San Agustín de Avilés en la categoría de entidades públicas, mientras que en 2012 la orquesta de papel del Conservatorio Profesional de Música de Oviedo obtuvo el Premio Especial del Jurado.

NoticiasSemana Europea Prevención Residuos

Como coordinadora en Asturias de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, Cogersa escoge cada año entre todos los participantes a los finalistas que representarán a nuestra región en los Premios Europeos de Prevención, el certamen con el que culmina la convocatoria. El consorcio ha organizado un acto de reconocimiento a los nominados asturianos que tendrá lugar el jueves 21 de marzo en Serín con este programa (descargar).

Será en Bruselas el 15 de mayo cuando se conozca cuáles son los mejores proyectos de consumo responsable y ahorro de recursos que se pusieron en marcha el pasado mes de noviembre en centros educativos, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales y entidades públicas de toda la UE, en el marco de esta convocatoria supranacional. También, por primera vez, participaron ciudadanos y ciudadanas a título particular. El jurado tendrá que escoger entre numerosas iniciativas y entre ellas, habrá cinco propuestas de origen asturiano, que son las siguientes:

  • Categoría Asociación/ONG: “El árbol de la vida”, del Mercado Artesano y Ecológico de Gijón.
  • Categoría Ciudadano/Persona Individual: “Residuos con coco”, de los estudiantes de Biología y del Máster de Conservación Marina de la Universidad de Oviedo (aquí).
  • Categoría Empresa/Industria: “Menos plásticos para ser más sostenibles”, de PFS Grupo (leer más aquí )
  • Categoría Administración/Entidad pública: “Lo que enchufamos también lo reciclamos”, llevada a cabo por el Ayuntamiento de Langreo (leer más).
  • Categoría Entidad Educativa: el IES Número 1 de Gijón con el proyecto “El IES Nº1, hacia el residuo cero”.

Además, el jurado concedió una mención especial a Cáritas Koopera Asturias por la ejecución y coordinación de la recogida especial de residuos textiles para su proyecto solidario, en el marco de la Semana Europea de la Prevención; una iniciativa en la que colaboraron una treintena de ayuntamientos. 

Para escogerlos, entre más de 170 acciones participantes, se valoró la originalidad, el alcance en número de participantes y además las posibilidades de imitación que tienen estos proyectos asturianos que pueden reproducirse a escala nacional y europea.

El próximo mes de mayo en Bruselas conoceremos a los ganadores de los X Premios Europeos de Prevención de Residuos. Asturias se ha quedado varias veces ya a un paso de lograr el galardón en diferentes categorías, como sucedió con el Hospital San Agustín en 2015 (leer aquí) o con el IES Valle de Aller el año pasado (aquí).

Recursos para ReciclarSemana Europea Prevención Residuos

En la pasada Semana Europea de la Prevención de Residuos, celebrada entre el 16 y el 25 de noviembre, el Ayuntamiento de Grado y Cogersa propusieron a los restaurantes y sidrerías de Grado que ya tienen instalado el contenedor marrón para reciclar restos orgánicos, que dieran un paso más y tomarán medidas para reducir el despilfarro de alimentos, es decir, para evitar arrojar comida a la basura. La propuesta consiste en ofrecer a los clientes la posibilidad de llevarse a casa lo que les ha sobrado del menú y aún es aprovechable dentro de una fiambrera que se les proporciona.

A la propuesta se sumaron 15 establecimientos, que son los siguientes:

Piccolo Café Burger : Calle el Cabo, 17
Auto-Bar : Calle Flórez Estrada, 29
Restaurante La Parra : Calle Manuel Pedregal, 2
Pizzeria Buonasera : Av. Valentín Andrés, 16,
Café Exprés : Calle Manuel Pedregal, 25
Restaurante de Miguel : Calle Alonso de Grado, 4
Pimienta y Clavo : Av. los Deportes, 8
El Manantial : Calle Manuel Pedregal, 21
El Cabaño : Calle Alonso de Grado, 21
El Rincón de Fufo : Plaza Longoria, 22
Pulpería Katysan : Calle el Curato, 10
La Yenka : Calle el Curato, 1
El Mercao : Av. los Deportes, S/N
Feudo Real : Calle tras los Hórreos, 2
Bocatería Guancho : Calle Flórez Estrada, 18

Para arrancar con esta medida, Cogersa les ha abastecido de fiambreras de 700  y 1.300 ml de capacidad,  fabricadas en material reciclado y con un diseño atractivo. También ha repartido gratuitamente unos manteles individuales que incorporan un texto con trucos sencillos para que los ciudadanos podamos reducir la producción de residuo alimentario, tales como una adecuada planificación del menú semanal, la preparación de una lista de la compra que tenga en cuenta las existencias y el espacio disponible, la conservación correcta de los alimentos o la elaboración de conservas y recetas de aprovechamiento, que permiten dar excelente salida a las sobras. Además, el Consorcio entregará a los restaurantes inscritos una guía para la adopción de buenas prácticas destinadas al aprovechamiento alimentario y la correcta gestión de los residuos orgánicos.

Restaurantes responsables en Grado. FOTO: Iván Martínez

Cogersa y el Ayuntamiento de Grado trabajan desde el pasado mes de mayo en la implantación en la capital moscona de la recogida separada de materia orgánica a través de un nuevo contenedor, el marrón, el quinto contenedor. Se trata de una iniciativa que se acompaña de una intensa campaña de difusión y sensibilización entre la población y que también se está llevando a cabo de manera casi simultánea en Candás.

 

Más campañasNoticias

Cogersa y el Ayuntamiento de Grado quieren que la capital del concejo sea la primera localidad de Asturias en tener plenamente implantado el contenedor marrón, es decir, el uso por parte de casi todos los vecinos y vecinas del servicio municipal de recogida separada de los residuos orgánicos de la huerta y la cocina. En ese empeño, el consorcio y el consistorio iniciaron el 13 de noviembre la segunda fase de la campaña “Yo me apunto. Los residuos orgánicos son recursos”.

Para antes de Navidad se han programado numerosas actividades de educación y divulgación, como los talleres de reciclaje creativo y de juegos con el Centro Juvenil Entamando, en el local de La Panera; o como las actuaciones callejeras de mimos en la mañana de los domingos. Además, se sigue ofreciendo a todas las familias la posibilidad de hacerse de forma totalmente gratuita con un cubo de diez litros de capacidad para poder separar y reciclar los restos de alimentos cocinados y no cocinados y sacarlos al contenedor marrón.

El gerente de Cogersa, Santiago Fernández, y el alcalde del municipio, José Luis Trabanco, explicaron que desde la puesta en marcha de la experiencia piloto el pasado mes de mayo, son ya casi un 40% del total las familias que se han sumado voluntariamente. Vienen a aportar unos 4.000 kilos de materia orgánica clasificada a la semana y lo mejor es que, pese a la novedad, se equivocan muy poco, pues se registra una tasa de impropios (errores) muy baja, de apenas el 17%. Todos estos datos de los primeros meses invitan a pensar que se alcanzará el objetivo marcado al inicio de la campaña, de llegar a unas 20 toneladas al año, según comentaron los portavoces en la reunión con los medios de comunicación.

Rueda de prensa en el Ayuntamiento de Grado. Por la izquierda: Elena Fernández, jefa de Calidad y Desarrollo de Cogersa; Santiago Fernández, gerente de Cogersa; José Luis Trabanco, alcalde y María José Miranda, concejala. FOTO: Comunicación Cogersa

Junto a la mencionada incorporación de 1.166 hogares de la capital moscona al nuevo servicio de reciclaje, destaca la implicación de casi la totalidad de los llamados generadores singulares, es decir, de locales de hostelería, supermercados de alimentación y comedores colectivos (colegios, residencias, guarderías…) donde se genera la mayor cantidad de residuos orgánicos. Desde junio se han apuntado al contenedor marrón 54 locales de este tipo, entre sidrerías, restaurantes, fruterías, tiendas y otros, que equivalen al 93% de los registrados en la capital de Grado.

Precisamente para los restaurantes y sidrerías Cogersa lanzó un nuevo reto, añadido al de separar correctamente los biorresiduos: prevenirlos, evitar el despilfarro de alimentos. Se trata de la campaña “Aquí no sobra nada” para evitar arrojar comida a la basura. En estos locales se ofrece a los clientes la posibilidad de llevarse a casa lo que les ha sobrado del menú y aún es aprovechable dentro de una fiambrera.

En los restaurantes responsables de Grado te ofrecen un “tuper” para llevar lo que sobra. FOTO. Iván Martínez

A la propuesta, que arrancó en el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, se sumó un total de 15 establecimientos. Cogersa les ha abastecido de fiambreras de 700  y 1300 ml de capacidad,  fabricadas en material reciclado, y de unos manteles individuales especialmente editados que incorporan trucos sencillos para que los ciudadanos podamos reducir la producción de residuo alimentario.

Una iniciativa similar se está llevando a cabo en la capital de Carreño, en Candás. Cogersa seleccionó a ambas localidades para la puesta en marcha de una recogida de residuos experimental, porque en ambas es la empresa concesionaria de la recogida de basura, lo cual facilita la ejecución práctica del cambio de modelo. También porque ambos concejos cuentan con un punto limpio para la entrega de residuos especiales, y porque reúnen características urbanísticas y poblacionales que permitirán extraer conclusiones extrapolables a otros.