Más campañas

Un año más la Villa de Olímpicos volvió a acoger una nueva edición de la Feria de la Conserva, un evento gastronómico en el que se dieron cita dieciséis empresas del sector y donde las conservas y sus latas fueron las protagonistas. Y de nuevo Cogersa estuvo presente con un punto de información medioambiental. A través de la campaña “La lata que conserva”, Cogersa y Ecoembes, trasladaron a los visitantes la importancia de separar correctamente todos los envases metálicos, para convertirlos en latas que conservan. Y no sólo conservan los manjares que a lo largo del fin de semana se pusieron a la venta en Candás, sino también nuestro preciado medioambiente. El metal es un material 100% reciclable que se puede volver a reciclar tantas veces como queramos. Separarlo en el hogar y depositarlo en el contenedor amarillo para su reciclaje ahorra toda la materia prima que se necesitaría para volver a fabricarlo.

Así, quienes se acercaron al stand de Cogersa, pudieron aprender algo más sobre el reciclaje y el desarrollo sostenible, solventaron sus dudas y participaron en juegos y actividades interactivas. Más de 250 consultas atendidas a lo largo del fin de semana y la participación de 430 personas en los juegos propuestos dieron buena cuenta de la gran acogida que tuvo el stand de Cogersa y los juegos propuestos para grandes y pequeños. Además todos se llevaron una bolsa con diferentes objetos como premio a su participación.

“La lata que conserva” es una iniciativa puesta en marcha por Cogersa y Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases domésticos en toda España, con la que se pretende motivar a los asturianos y asturianas en la separación de los envases domésticos en sus hogares, especialmente en lo relativo a los metálicos (latas de conservas y de refrescos).

 

Más campañas

Campaña La Lata que ConservaEstrenamos el verano y con ello llega el calorcito, y un aumento en el consumo de latas para refrescarnos. Refrescos que no sólo consumimos en nuestros hogares, sino también en la playa, parques y demás espacios naturales. Para disfrutar todos de estos espacios conviene recordar que con el simple gesto de depositar el envase en el contenedor amarillo estamos evitando que estos recipientes de metal continúen siendo residuos sólidos después de 500 años.

Por este motivo y para concienciar de la importancia de esta simple práctica, Ecoembes y Cogersa han puesto en marcha la campaña “La Lata que Conserva”. Una iniciativa, que se ha presentado en Avilés, y que llegará también a Gijón, Siero, Mieres y Langreo con el fin de sensibilizar a los asturianos de la importancia de depositar los envases metálicos en el contenedor amarillo, junto a los envases de plástico y briks.

Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases domésticos en toda España, impulsa esta iniciativa que llegará en los próximos días a estos municipios para motivar a los asturianos y asturianas en la separación de los envases domésticos en sus hogares, especialmente en lo relativo a los metálicos (latas de conservas y de refrescos). Lo hará además a través de un stand en el que los ciudadanos podrán participar en un entretenido juego didáctico.

Con un pequeño gesto todos contribuiremos a mantener nuestras playas, ríos y zonas naturales limpias y bien conservadas para disfrutar de ellas este verano.

 

NoticiasRecursos para Reciclar

Las estadísticas del primer semestre de 2015 demuestran que los vecinos y vecinas de Sobrescobio, Gijón, Ribera de Arriba, Navia, Oviedo, Carreño, Noreña, Llanera, Avilés y Mieres, por ese orden, son los más comprometidos con el reciclaje de Asturias.

Ellos son los diez municipios que mejores resultados obtienen en la recogida separada de papel, envases ligeros y de vidrio, un servicio que COGERSA presta en toda la comunidad en coordinación con los ayuntamientos. Entre ellos hay concejos donde la media de kilogramos por habitante está por encima de la media regional e incluso, en algún caso, por encima de la media del conjunto de España (según datos de los Sistemas Integrados de Gestión Ecoembes y Ecovidrio).

El esfuerzo de los ciudadanos de estos diez concejos para clasificar correctamente los desechos y depositarlos después en los contenedores adecuados merece una nominación especial, como también la merecen los respectivos Ayuntamientos que apuestan por dedicar recursos y esfuerzos a promover estas buenas prácticas entre la ciudadanía con acciones de educación ambiental, además de trabajar codo a codo con COGERSA en la mejora constante de un servicio que resulta gratuito para las arcas municipales.

foto-twitter-meme02-(1024x512px)

El milagro de Sobrescobio 

No es la primera vez que el Ayuntamiento de Sobrescobio destaca en las clasificaciones con unos resultados que llaman la atención: en lo que va de año faltan apenas unos gramos para llegar a la media de 60 kilogramos por habitante y año de clasificación en origen de latas, botes de plástico, papeles y cartón, briks…, y envases de vidrio. Esto es especialmente llamativo en un concejo donde la mayor parte de la población – hay algo menos de 900 habitantes censados- vive en un entorno rural y se dedica a la actividad agroganadera, lo que quiere decir que, en términos generales, tendrían unos hábitos de consumo con menor presencia de los productos envasados… Y pese a estas premisas, ¡son los asturianos que más materiales aportan a los contenedores  de colores!

Aunque en el contenedor azul son los décimos, solo una alta dosis de sensibilidad ambiental y conciencia respecto a la problemática de los residuos, puede explicar que los coyanos y las coyanas sean los que más briks, latas, botes y botellas de plástico, etc. depositaron en el recipiente amarillo en estos meses (13,55 kilogramos/habitante) y también los que más envases de vidrio echaron al contenedor verde (nada menos que 31,23 kilogramos cada uno, de media). Seguramente la creciente actividad de turismo y hostelería puede ayudarnos a entender una parte del “milagro de Sobrescobio”. Así como el hecho de que no haya muchas oficinas o comercios justifica que en el papel y el cartón se registren peores resultados aunque sigan siendo buenos.

Los gijoneses, por su parte, llevan años destacando en esto del reciclaje. El consorcio y la empresa municipal Emulsa colaboran para lograr esta mejora constante y progresiva que coloca al concejo siempre en los primeros puestos del ranking de recicladores. Separan casi 58 kilogramos por habitante y año, y a ese dato, al igual que sucede en otros municipios del “top ten” como Avilés, Oviedo o Mieres, hay que sumar los residuos especiales que los vecinos aportan a los puntos limpios y que en buena medida, también se destinan al reciclaje, como sucede con los electrodomésticos, los muebles, las pilas y baterías o el aceite usado, entre otros.

Por arriba de la cifra de Asturias -de 44,86 kilogramos por habitante y año- están otros seis concejos y entre ellos, el de la capital asturiana, Oviedo (que ocupa el 5º puesto con 54,66 kilos), donde se combina el sistema de recogida puerta a puerta con cubos de la zona urbana, con los contenedores de calle que acercan el servicio a los pobladores del área rural y periurbana. También los vecinos de Ribera de Arriba (56,19 kg), Navia (55,58 kg), Carreño (54,48 kg), Noreña (50,04 kg) y Llanera (46,71 kg) colaboran más al reciclaje de lo que lo hacen, por norma general, el conjunto de los asturianos.

Rápido avance del contenedor amarillo

Especialmente significativo es el dato de la separación de envases ligeros en estos diez municipios, dado que la media de España en 2014 según Ecoembes fue de 12,3 kilogramos por habitante y esa cantidad la superan ya cinco concejos de Asturias: Noreña, Oviedo, Navia, Ribera de Arriba, Gijón y Sobrescobio.

En el caso de los botes y botellas de vidrio, también hay seis municipios que están por encima de la media de España, que es de 14,8 kilogramos según Ecovidrio. Sobrescobio, Ribera de Arriba y Navia son los tres primeros y en cuarto lugar se sitúa Mieres con 18,36 kilogramos, que aunque es el décimo en esta clasificación, aporta al reciclaje casi 4 kilogramos/habitante por encima de la proporción media nacional.

Ecoembes contabiliza una media de 14,7 kilogramos por habitante de recogida de papel y cartón a través de los contenedores azules de toda España. La cifra de 20,63 kilos por asturiano en la recogida municipal que realiza COGERSA (sin considerar las recogidas comerciales que hacen operadores privados en la región), está bastante por encima de esa ratio nacional y también los diez concejos del “top ten” presentan resultados superiores, desde el puesto número uno que ocupa Carreño con 29,06 kilogramos por habitante y año, hasta los 14,95 kg de Sobrescobio.

Descargar el ranking por concejos primer semestre 2015 resumido / completo.