Noticias

Cómo sensibilizar en sostenibilidad a través de la educación y de la expresión artística. Con este objetivo alumnado de 4º curso del grado de Maestro de la facultad Padre Ossó, adscrita a la Universidad de Oviedo, representa el musical ‘Circo Planeta’, con la colaboración de estudiantes de Secundaria del colegio ovetense Santa María del Naranco. Y es que el arte y la educación pueden ir de la mano para mover conciencias desde Educación Infantil hasta el propio profesorado. Cogersa también ha colaborado en la producción de este espectáculo que recibió en 2016 el Premio Nacional de Educación para centros docentes en la categoría de gestión medioambiental y sostenibilidad.

El mundo pierde sus colores por no cuidarle. Cada vez más los plásticos nos invaden, no respetan nada y así recorremos la problemática de la sabana, la selva tropical o el Polo Norte para acabar en un circo donde el payaso Recicle pierde sus colores. De esta manera se habla del problema de la deforestación, de los océanos, de los plásticos en el mar y cómo repercute en los peces y el resto de la fauna marina… Todos estos problemas en diferentes lugares son presentados por la protagonista, una estudiante del Padre Ossó caracterizada como alumna del colegio, que interactúa con el público, principalmente alumnado de Educación Infantil y primer ciclo de Primaria.

Cuenta también con la participación de alumnado de Secundaria, que se encarga de representar la parte más circense del espectáculo con la realización de acrobacias. Asimismo cuenta con música y voz en directo, incorporando elementos mágicos al más puro estilo de ‘Frozen’ para que los más pequeños hagan más suya esta realidad.

Parte del alumnado de Secundaria que ejecutó las acrobacias.

El musical, ideado por el profesorado de la asignatura ‘Laboratorio de Expresión’ del Padre Ossó, ha conseguido aunar la dramatización de la mano del decano José Antonio Prieto Saborit, lo musical de David García y la escenografía y atrezzo de Yolanda del Cura para que sus propios estudiantes “vean todas estas facetas artísticas como instrumento para trabajar con Educación Infantil y Primaria”, explica Del Cura.

Alumnado de la facultad de Educación Padre Ossó participante en el musical, con el equipo directivo abajo a la derecha.

Aunque la escenografía es muy colorida, buscaban difuminarla con el uso de diferentes elementos artísticos hasta que se recuperara en el momento final de la obra, de una hora aproximada de duración, con el objetivo de dejar claro la importancia de las 3Rs: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

La colaboración de Cogersa consistió en la cesión de materiales tales como los contenedores de reciclaje, que se utilizan a lo largo de la representación.

Parte de los contenedores cedidos por Cogersa para la realización del musical.

De hecho el tema de los plásticos y el mundo del reciclaje es la línea de trabajo fundamental de Yolanda del Cura, licenciada en Bellas Artes y profesora en las facultades de Magisterio de Padre Ossó y de la Universidad de Oviedo, así como en el colegio de las Teresianas o colaborando con la Fundación Princesa de Asturias o Mendroyada. Así ideó una instalación artística en el centro educativo ubicado en la falda del Naranco bajo el título ‘R de Repescar’. Un proyecto que, afirma, creció más de lo esperado, participando todo el alumnado en lugar de sólo el de Secundaria, al que iba dirigido en un principio. Se trataba de un pez gigante que se iba rellenando con bolsas de plástico y que, en un momento determinado, parecía que se iba a comer al colegio y a los propios alumnos y alumnas.

‘R de Repescar’, la instalación artística que concienció sobre los plásticos en el mar en las Teresianas de Oviedo.

Otro de los proyectos que Del Cura promocionó entre el alumnado fue ‘Juntos podemos alcanzar las estrellas’, reutilizando botellas de vidrio en las que se instalaron bombillas LED para crear la iluminación del Festival de Navidad. Con ambas instalaciones se presentó a la Semana Europea de Prevención de Residuos. Al finalizar lo que se podía reutilizar, como las bombillas, se guardaron y el resto fue reciclado en su correspondiente contenedor.

Del Cura busca siempre aunar diferentes niveles educativos, estableciendo sinergias, desmontando así los departamentos estancos en los que a veces parece instalarse la educación y de hecho colabora con diferentes centros educativos asesorándoles para incorporar la faceta artística a sus creaciones relacionadas con el reciclaje con un proyecto de Mendroyada.

Red Escuelas por el Reciclaje

La decimotercera edición de la Red de Escuelas por el Reciclaje dio comienzo ayer con una jornada de trabajo, celebrada en el Palacio de Exposiciones y Congresos Ciudad de Oviedo, en la que se dieron cita más de 300 profesores representantes de los 229 centros educativos adheridos este curso.

El programa estrella de educación ambiental arranca así una nueva edición y lo hace para convertirse en una Red de Escuelas más sostenible, donde tienen cabida nuevas entidades, como el Consorcio de Aguas de Asturias (CADASA), pero también otras que repiten año tras año, como Cáritas, la Fundación Banco de Alimentos de Asturias o Ecoembes.

Durante esta sesión inaugural, Elena Fernández, jefa de Calidad y Desarrollo Integral de COGERSA explicó a los representantes educativos los objetivos de esta edición, donde la reducción del agua y las huellas ecológica y ambiental tendrán un papel destacado. Bajo el lema ‘Reducir en red’, a lo largo del curso se abordará la prevención de residuos y, más en concreto, la problemática del plástico, con especial énfasis en la reducción de estos materiales en los procesos de fabricación, embalaje y transporte de productos.

Precisamente en torno a ello se han programado tres nuevos talleres adaptados a los diferentes niveles educativos y un concurso, cuya convocatoria se abrirá en enero, y en la que, bajo el lema ‘Mejor sin plásticos’, se invitará a los alumnos a diseñar un spot publicitario.

Un año más, COGERSA potenciará el compostaje, con las vistas puestas en el año 2035, para conseguir la reducción en un 50% de los residuos domésticos. Con más de 200 compostadoras repartidas en los centros educativos, Elena Fernández, quiso alentar a los representantes educativos a que incorporen esta práctica en sus centros.

También a través de ellos se potencian otros programas de la RER, como el de Familias con clase, con el que se anima a los hogares a trabajar, pensar y reflexionar en familia. Entre las nuevas actividades que se proponen, una será sobre los bulos, invitando a los alumnos y sus familias a investigar sobre ello para desenmascarar estos falsos mitos.

Durante la jornada también se desgranaron algunas de las novedades de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, que se celebrará del 17 al 25 de noviembre. Con el lema “Time to detox”, este año girará en torno a los residuos peligrosos y contará con la colaboración de ecopilas, que dispensará contenedores a aquellos centros RER que lo soliciten a través de su página Web. La acción común, que lleva a cabo COGERSA en colaboración con los ayuntamientos asturianos, se centrará en la recogida de textiles que tendrán como destino Cáritas.

Los centros interesados en participar con sus diferentes acciones en la SEPR, deberán inscribirse este año a través de la página europea, en el siguiente enlace.

La sesión inaugural contó con un invitado de excepción, el divulgador, escritor y periodista ambiental, José Luis Gallego, quien cautivó a los presentes con una brillante conferencia sobre la basuraleza, alertando del grave daño que ocasionan los residuos en el Planeta y animando a los profesores a persevera en la formación de sus alumnos y alumnas. También dio a conocer el proyecto Libera, impulsado por SEOBirdlife y Ecoembes, para mantener los espacios naturales liberados de basura.

Durante el acto también se entregaron los reconocimientos a los dos centros educativos distinguidos el curso pasado con la Triple Erre: el Instituto de Educación Secundaria de Luces (Colunga) y el Colegio Público Elena Sánchez Tamargo, de Laviana. Un distintivo que certifica un aprovechamiento máximo de los recursos disponibles en el programa (contenedores, útiles para reciclar y compostar, material pedagógico y concursos), así como la implicación efectiva de toda la comunidad educativa -incluidas las familias y el entorno social inmediato- en la cultura de la reducción, la reutilización y el reciclaje.

Igualmente recibieron su premio los ganadores del programa Familias con clase, que obtuvieron el Colegio Rural Agrupado Los Oscos, el Colegio Público Moreda de Aller y la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio Público Lorenzo Novo Mier, de Oviedo.

Los galardonados recibieron sus distinciones de manos del viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández, y del director general Ordenación Académica e Innovación Educativa, Francisco Laviana, presentes en el acto. Este último destacó la RER “como el método más eficiente para implicar a toda la comunidad educativa en un objetivo común como es la reducción de residuos y el reciclaje de la basura”.

En la misma línea se mostró Benigno Fernández, destacando antes los docentes la importancia de la formación en valores de las generaciones más jóvenes y su compromiso con la correcta gestión de residuos, “una de las principales herramientas para afrontar el reto de un futuro sostenible”.

Red Escuelas por el Reciclaje

La vuelta al cole nos trae también el regreso del suplemento “La Pizarra” de La Nueva España, un espacio educativo en el que todos los meses se podrán encontrar las experiencias y trabajos desarrollados a través de la Red de Escuelas por el Reciclaje.

En este primer número, la publicación hace eco ya de las novedades, objetivos y la apertura del plazo de inscripción para esta duodécima edición de la RER que lleva por lema “Reducir en red”, y que arrancará el próximo 3 de octubre en el auditorio Príncipe Felipe de Oviedo con la sesión inaugural en la que se darán cita los docentes representantes de cada uno de los centros participantes.

En este número también tiene un espacio destacado el programa de “Familias con clase”, con un adelanto de las novedades para este año y un repaso de los ganadores de la pasada edición.

El reportaje completo se puede ver aquí.

Noticias

La Facultad de Formación del Profesorado y Educación acogió el pasado jueves una jornada sobre reciclaje, educación, arte e infancia, en la que varios asistentes dieron a conocer sus experiencias educativas, artísticas y ecológicas. Bajo el título ‘Gente Menuda, Recicla 2’, el acto, dirigido a futuros profesores, contó con la participación de Elena Fernández, jefa del Área de Calidad y Desarrollo de COGERSA, quien les trasladó a los presentes su responsabilidad como futuros docentes. “La sostenibilidad comienza con la educación. Nosotros desde COGERSA aportamos nuestro pequeño granito a través de la Red de Escuelas por el Reciclaje, una red que no es de COGERSA, que es de los profesores que han creído en este proyecto y lo han implantado en sus centros, y vosotros sois el futuro de esta RER”, les recordó Elena Fernández, quien señaló además el gran poder que tenemos como consumidores.

De consumo y el modo de consumir habló Fernando Almaraz. Este diseñador industrial les recordó a los futuros docentes el papel que van a tener en el cuidado del medio ambiente. “Vais a ser educadores y no sois máquinas, tenéis valores que tendréis que trasmitir y para pasar a la acción el mejor sitio es la escuela”.

En la jornada intervino también Mónica Herrero, del Área de Didáctica de las Ciencias Experimentales de la Universidad de Oviedo, quien bajo el título ‘Cuidando el Medio Ambiente’ quiso destacar la enorme envergadura que supone la problemática de los residuos urbanos, recordando además que el 75% de los residuos que se encuentran en las playas es plástico. “El papel de la educación ambiental está orientado a mejorar las capacidades de análisis, de reflexión y acción. Si decimos que tenemos millones de toneladas de plástico, necesitaremos millones de acciones creativas y útiles para poner freno al problema de los residuos”, señaló Herrero. Precisamente de acciones creativas y útiles hablaron Beatriz Cimadevilla e Inés Fombela, mostrando proyectos que les han servido como recursos didácticos. También lo hicieron Yolanda del Cura y tres alumnos de 1º de ESO del Colegio Santa Teresa de Jesús, que enseñaron algunos de los trabajos realizados con materiales que habrían ido a parar a la basura. Entre las actividades que llevan a cabo se encuentran su participación en la RER de COGERSA, en la Semana Europea de la Prevención de Residuos o en el proyecto ‘Gijón Capital del Reciclaje’.

Todos ellos quisieron demostrar que la educación artística es un gran ámbito para utilizar el reciclaje.