Recursos para Reciclar

En la villa de los olímpicos el cubo marrón ya está integrado en las cocinas de sus vecinos. Su implantación ha sido todo un éxito. Prueba de ello es que un mes después de la puesta en marcha de esta iniciativa, 1.852 hogares cuentan ya con cubiletes marrones en su domicilio, facilitando la separación de los restos orgánicos de la cocina.

A este nuevo modelo de recogida de residuos, desarrollado por el Ayuntamiento de Carreño y el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (COGERSA), también se han adherido un total de 71 establecimientos de hostelería, tiendas de alimentación y locales con comedores colectivos.

El servicio de recogida separada de materia orgánica se realiza a través del sistema ‘puerta a puerta’ con cubos de color marrón que ha instalado COGERSA los martes y los viernes. Esos días no se colocan los cubos negros de basura no separada para evitar esta fracción esos dos días.

Este nuevo servicio, que se asemeja al de otras ciudades europeas y que también está funcionando en Grado, se completa con una treintena de contenedores especiales dotados de una llave para acceder a depositar los residuos orgánicos. Un total de 1.267 usuarios ya disponen de estas llaves para los contenedores marrones ubicados en varios puntos estratégicos de la villa.

Todo este proceso ha ido acompañado de una intensa campaña de educación ambiental, con talleres y sesiones formativas e informativas que han tenido una gran aceptación entre la población candasina.

Puedes ver aquí el álbum de fotos de la instalación en Candás del quinto contenedor.

Consultar noticia en el Diario El Comercio.

Ver noticia en La Nueva España.

Noticias

El quinto contenedor llega a Grado. Los vecinos del municipio tendrán a su disposición, a partir del próximo 1 de junio, el nuevo contenedor marrón que permitirá la separación de residuos orgánicos en los hogares. Este proyecto piloto, que estrena la villa moscona, reducirá los días de retirada de basura bruta o mezclada, al mismo tiempo que impulsa el reciclaje. Se trata de un sistema, de estilo europeo, que tiene como objetivo reducir un 50 por ciento hasta 2020 el tonelaje de materia orgánica.

Para facilitar la implicación de los vecinos, COGERSA llevará a cabo una campaña de formación y sensibilización ciudadana que comenzará el próximo 14 de mayo con diferentes puntos informativos en los que educadores ambientales informarán a los ciudadanos de los objetivos del nuevo servicio de recogida de residuos y sobre la importancia de usar el contenedor marrón. Los restos orgánicos constituyen cerca del 40% de la basura mezclada que se envía al vertedero central desde los domicilios particulares, el comercio y la hostelería. El mismo día se iniciarán también las visitas a productores singulares: tiendas de alimentación, restaurantes, comedores colectivos de hoteles y residencias, entre otros. Las actuaciones teatralizadas darán un toque de humor a la acción formativa.

El día 15 comenzarán los cursos con grupos vecinales y la interacción directa con usuarios de supermercados de la villa, a quienes también se dirigirán los técnicos especializados. Y desde el 1 de junio ya se pondrán en práctica todos los conocimientos con la implantación del nuevo modelo de recogida de residuos. Un cambio de modelo que llegará próximamente también al concejo de Carreño.

Red Escuelas por el Reciclaje

La Reina doña Letizia conoció en primera persona el proyecto en el que una docena de alumnos y alumnas de 4º de ESO del Instituto Jerónimo González trabajan desde el curso pasado y que han visto convertido en realidad. Se trata del contenedor inteligente de reciclaje, que desde el pasado viernes está en pruebas en las inmediaciones del centro educativo ubicado en Sama.

Este trabajo, que se enmarca dentro del proyecto de promoción del reciclaje, surgió el curso pasado por la preocupación de los chavales de ver que muchas de las bolsas de residuos se quedaban depositadas en el suelo.

Así que, capitaneados por Rosana Álvarez, profesora de Robótica y TIC, y con la ayuda de Mónica García y Ángel Hernández, profesores Física y Química, y Tecnología, respectivamente, los chicos comenzaron a trabajar en un contenedor inteligente que gracias a sus distintos sensores permitirá pesar los residuos, impulsar el reciclaje entre los vecinos a través de concursos y alertar de fuegos. Además, un sensor de distancia que mide el volumen del contenedor, avisará a COGERSA cuando se encuentre al 80 por ciento de su capacidad de llenado.

Toda esta información recopilada por el contenedor es enviada a una página web creada por la empresa Sadim y en ella cualquier persona interesada podrá consultar datos como a qué hora o qué día se recicla más.

El proyecto cuenta con varios colaboradores, entre ellos COGERSA, Sadim y la Fundación Princesa de Asturias. De esta última institución recibieron una aportación tras la visita al Centro de Richard Kinley, representante de la Convención Marco de naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Premio Princesa de Asturias de la Cooperación Internacional, a quien los alumnos sorprendieron con su proyecto.

Durante la visita de Doña Letizia, conoció de primera mano cómo funciona este pionero invento surgido para concienciar sobre la importancia del reciclaje y las 3R: reducir, reutilizar y reciclar, pero además disfrutó de la muestra artística realizada por los alumnos junto con el artista plástico Israel Sastre, elaborada con materiales sacados de la basura como cartón, envases o bolsas de plástico, cuyo objetivo es similar: concienciar sobre la importancia del reciclaje.

 

Red Escuelas por el Reciclaje

Cogersa ha repartido para este curso un total de 90 contenedores amarillos de pasillo, 73 contenedores amarillos, 713 ecopapeleras para las aulas, 28 compostadoras y 424 kits del reciclaje entre los 212 centros educativos pertenecientes a la Red de Escuelas por el Reciclaje (RER).

Todos ellos han recibido además una placa en la que se recoge su compromiso con el reciclaje, carteles sobre la economía circular y un cuaderno del programa de actividades.

La Red de Escuelas por el Reciclaje, que este año celebra su décimo aniversario, constituye el eje fundamental de educación ambiental de Cogersa. A lo largo de esta década, se han distribuido 1.441 contenedores azules, 1.352 amarillos, 2.171 eco-papeleras de cartón, 7.543 eco-papeleras de plástico y 1.746 ecobolsas en los centros participantes. También se han instalado 239 compostadoras. Todo ello se resume en la cultura europea de las Tres Erres: Reducción, Reutilización y Reciclaje. Un compromiso en el que participan cada año más de 200 centros de toda Asturias, lo que se traduce en aproximadamente 50.000 alumnos y alumnas de todos los niveles educativos no universitarios que se forman y sensibilizan en la correcta gestión de los residuos, porque ya no hay excusas para no reciclar en los coles.

 

Familias con clase

Junto al material necesario para reciclar, los centros distinguidos el año pasado con la distinción de centro RRR, recibieron un lote reciclado compuesto por publicaciones sobre reducción, reutilización y reciclaje de COGERSA, un cubo marrón para llevar residuos a la compostadora y gorras para la patrulla del reciclaje del centro.

Los centros con R y RR también recibieron sus diplomas correspondientes, y aquellos que optaron a la candidatura centro con RRR ya lucen sus primeras banderas tricolores del reciclaje.