Semana Europea Prevención Residuos

Hay en la región española del Principado de Asturias un centro sanitario de ámbito comarcal, el Hospital San Agustín de Avilés, donde en los últimos años se ha logrado reducir los residuos un 28% y aumentar el reciclaje un 364%. Con ello, además de disminuir el impacto ambiental de la actividad propia del servicio, se ha conseguido mermar en casi un tercio el coste económico derivado de la propia gestión de los desechos…

Reciclaje y trabajo en equipo, minimización de los residuos y ahorro de costes, sostenibilidad ambiental y eficiencia económica. De esa manera vio el jurado de los VI Premios Europeos de Prevención los logros alcanzados en hospital avilesino, presentados en la candidatura asturiana de la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2014. El Hospital San Agustín logró ser uno de los tres finalistas dentro de su categoría, compitiendo con propuestas de otros países, aunque finalmente el premio se lo llevó un centro catalán (el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona).

La historia ejemplar del centro sanitario avilesino, narrada por una de las protagonistas, la enfermera María Jesús Rossell, responsable de la Gestión Medioambiental del Área Sanitaria III; se recoge en el número 5 de la revista asturiana Principia, publicada en agosto,  y se puede leer completa en la web de la revista o descargar en el siguiente enlace (.pdf)

NoticiasRecursos para Reciclar

Los asturianos y las asturianos separamos cada vez más los residuos de papel y cartón, envases ligeros y envases de vidrio que generamos en nuestra viviendas, en los comercios y en los centros de trabajo. Lo dicen las básculas del servicio de recogida selectiva de COGERSA que en el primer semestre de 2015 registraron la entrada de 23.878,47 toneladas de materiales procedentes de los 13.235 contenedores azules, amarillos y verdes que hay en toda la comunidad. Esta cifra global equivale a una media de 44,86 kilogramos por habitante, la cual representaría un incremento del 2,5% con relación a los 43,77 kilogramos por habitante que se aportaron en 2014*.

Estos materiales fueron llevados a las plantas de reciclaje que el consorcio tiene en las instalaciones de Serín, donde fueron clasificados por materiales (papeles, cartones, plásticos de diferentes densidades, briks, latas de acero, latas de aluminio, etc.) y enviados a los gestores autorizados para su transformación en materias primas aptas para un nuevo uso.

foto1-twitter-meme01-(1024x512px)

 

A estos datos de los residuos separados en origen que llegan a COGERSA a través de la recogida municipal, es decir, por medio de los contenedores y cubos de reciclaje del sistema «puerta a puerta» de algunos municipios, hay que unir los residuos que recogen otros gestores privados en Asturias, como sucede con el cartón de origen comercial. También es importante recordar que en el caso de vidrio, Asturias cuenta con una importante cuota de reducción que es la que representan todas las botellas de sidra que se reutilizan de manera sistemática y tradicional.

Estos resultados globales se traducen en una media (proyectada al conjunto del año 2015) de 20,63 kilogramos por habitante de papel/cartón, otros 9,79 kilogramos por habitante de envases ligeros y 14,44 kilogramos por habitante de envases de vidrio.

Los kilogramos por habitante y año recogidos en el contenedor amarillo son la cifra más alta alcanzada en Asturias, ya que el dato mayor registrado hasta ahora era el de 9,49 kilogramos/habitante correspondiente a 2011.

Si nos comparamos con otros, nuestra Comunidad se encontraría por encima de los datos medios de España de 2014 en recogida separa de envases de papel y cartón en el contenedor azul, con una media de 14,7 kilogramos por habitante recogidos según Ecoembes;  muy cerca de la media de envases de vidrio (14,8 kilogramos por habitante, según Ecovidrio) y estaríamos acortando rápido las distancias en lo referente a los envases ligeros (media de 12,3 kilogramos por habitante, según cuenta Ecoembes aquí).

Algo digno de destacar en este repaso a las estadísticas es que hay ocho ayuntamientos que están por encima de esta media de Asturias y que varios de los diez primeros consiguen cifras mejores que las nacionales en diferentes materiales, como os anunciamos aquí.

foto2-twitter-meme01-(1024x512px)

Descargar el resumen del primer semestre de 2015

(*)El dato para el año no acabado se obtiene dividiendo los kilogramos recogidos entre enero y junio entre la población censada (1.061.756 habitantes) y prorrateándolo a los 12 meses.

NoticiasRecursos para Reciclar

Las estadísticas del primer semestre de 2015 demuestran que los vecinos y vecinas de Sobrescobio, Gijón, Ribera de Arriba, Navia, Oviedo, Carreño, Noreña, Llanera, Avilés y Mieres, por ese orden, son los más comprometidos con el reciclaje de Asturias.

Ellos son los diez municipios que mejores resultados obtienen en la recogida separada de papel, envases ligeros y de vidrio, un servicio que COGERSA presta en toda la comunidad en coordinación con los ayuntamientos. Entre ellos hay concejos donde la media de kilogramos por habitante está por encima de la media regional e incluso, en algún caso, por encima de la media del conjunto de España (según datos de los Sistemas Integrados de Gestión Ecoembes y Ecovidrio).

El esfuerzo de los ciudadanos de estos diez concejos para clasificar correctamente los desechos y depositarlos después en los contenedores adecuados merece una nominación especial, como también la merecen los respectivos Ayuntamientos que apuestan por dedicar recursos y esfuerzos a promover estas buenas prácticas entre la ciudadanía con acciones de educación ambiental, además de trabajar codo a codo con COGERSA en la mejora constante de un servicio que resulta gratuito para las arcas municipales.

foto-twitter-meme02-(1024x512px)

El milagro de Sobrescobio 

No es la primera vez que el Ayuntamiento de Sobrescobio destaca en las clasificaciones con unos resultados que llaman la atención: en lo que va de año faltan apenas unos gramos para llegar a la media de 60 kilogramos por habitante y año de clasificación en origen de latas, botes de plástico, papeles y cartón, briks…, y envases de vidrio. Esto es especialmente llamativo en un concejo donde la mayor parte de la población – hay algo menos de 900 habitantes censados- vive en un entorno rural y se dedica a la actividad agroganadera, lo que quiere decir que, en términos generales, tendrían unos hábitos de consumo con menor presencia de los productos envasados… Y pese a estas premisas, ¡son los asturianos que más materiales aportan a los contenedores  de colores!

Aunque en el contenedor azul son los décimos, solo una alta dosis de sensibilidad ambiental y conciencia respecto a la problemática de los residuos, puede explicar que los coyanos y las coyanas sean los que más briks, latas, botes y botellas de plástico, etc. depositaron en el recipiente amarillo en estos meses (13,55 kilogramos/habitante) y también los que más envases de vidrio echaron al contenedor verde (nada menos que 31,23 kilogramos cada uno, de media). Seguramente la creciente actividad de turismo y hostelería puede ayudarnos a entender una parte del «milagro de Sobrescobio». Así como el hecho de que no haya muchas oficinas o comercios justifica que en el papel y el cartón se registren peores resultados aunque sigan siendo buenos.

Los gijoneses, por su parte, llevan años destacando en esto del reciclaje. El consorcio y la empresa municipal Emulsa colaboran para lograr esta mejora constante y progresiva que coloca al concejo siempre en los primeros puestos del ranking de recicladores. Separan casi 58 kilogramos por habitante y año, y a ese dato, al igual que sucede en otros municipios del «top ten» como Avilés, Oviedo o Mieres, hay que sumar los residuos especiales que los vecinos aportan a los puntos limpios y que en buena medida, también se destinan al reciclaje, como sucede con los electrodomésticos, los muebles, las pilas y baterías o el aceite usado, entre otros.

Por arriba de la cifra de Asturias -de 44,86 kilogramos por habitante y año- están otros seis concejos y entre ellos, el de la capital asturiana, Oviedo (que ocupa el 5º puesto con 54,66 kilos), donde se combina el sistema de recogida puerta a puerta con cubos de la zona urbana, con los contenedores de calle que acercan el servicio a los pobladores del área rural y periurbana. También los vecinos de Ribera de Arriba (56,19 kg), Navia (55,58 kg), Carreño (54,48 kg), Noreña (50,04 kg) y Llanera (46,71 kg) colaboran más al reciclaje de lo que lo hacen, por norma general, el conjunto de los asturianos.

Rápido avance del contenedor amarillo

Especialmente significativo es el dato de la separación de envases ligeros en estos diez municipios, dado que la media de España en 2014 según Ecoembes fue de 12,3 kilogramos por habitante y esa cantidad la superan ya cinco concejos de Asturias: Noreña, Oviedo, Navia, Ribera de Arriba, Gijón y Sobrescobio.

En el caso de los botes y botellas de vidrio, también hay seis municipios que están por encima de la media de España, que es de 14,8 kilogramos según Ecovidrio. Sobrescobio, Ribera de Arriba y Navia son los tres primeros y en cuarto lugar se sitúa Mieres con 18,36 kilogramos, que aunque es el décimo en esta clasificación, aporta al reciclaje casi 4 kilogramos/habitante por encima de la proporción media nacional.

Ecoembes contabiliza una media de 14,7 kilogramos por habitante de recogida de papel y cartón a través de los contenedores azules de toda España. La cifra de 20,63 kilos por asturiano en la recogida municipal que realiza COGERSA (sin considerar las recogidas comerciales que hacen operadores privados en la región), está bastante por encima de esa ratio nacional y también los diez concejos del «top ten» presentan resultados superiores, desde el puesto número uno que ocupa Carreño con 29,06 kilogramos por habitante y año, hasta los 14,95 kg de Sobrescobio.

Descargar el ranking por concejos primer semestre 2015 resumido / completo.

 

Recursos para Reciclar

Los habitantes de Grado y Las Regueras están haciendo muy buen uso del Punto Limpio inaugurado en noviembre de 2013 en el polígono industrial de La Cardosa, como demuestran la cifras de recogida de residuos de estos primeros dieciocho meses que la instalación lleva en funcionamiento.

En total se han recogido ya 425 toneladas de residuos, siendo los escombros de pequeñas obras domésticas los residuos con mayor volumen recogido, con un total de 153.732 kilogramos, seguido de restos de podas con 133.760 kilogramos recogidos, y de muebles con 62.720 kilogramos.

Aunque es muy importante destacar el esfuerzo de los ciudadanos dado el gran incremento el gran volumen de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) recogidos, con un total de 23 toneladas.

La instalación, que ocupa una superficie total de 4.085 metros cuadrados, cuenta con diversos contenedores para la recepción clasificada de residuos voluminosos (como escombros de pequeñas obras en el hogar, maderas, chatarras, electrodomésticos, restos de siegas o podas), así como para aceites vegetales y minerales, restos de pinturas, fluorescentes, pilas y baterías, teléfonos móviles, etc. Los ciudadanos disponen además de los tradicionales recipientes de papel/cartón, envases ligeros y envases de vidrio.

El punto limpio está atendido de martes a sábado de 9.30 a 14.00 horas y de 16.00 a 18:00 horas. Si el ciudadano tiene alguna duda sobre los residuos, en la instalación le atenderá el personal de COGERSA.

La red de Puntos Limpios de Cogersa

Esta nueva infraestructura forma parte del plan de ampliación y modernización de la red de Puntos Limpios de Asturias aprobado en el año 2005 y dotado con un presupuesto de casi 14 millones de euros.

Los Puntos Limpios son instalaciones accesibles a los ciudadanos donde depositar gratuitamente residuos especiales que, por sus características (gran tamaño o peso) o composición (potencialmente tóxica o inflamable), deben segregarse del resto de la basura para recibir un tratamiento especial, con el fin de favorecer su reciclaje o de evitar que ocasionen problemas en las plantas de residuos domésticos.

Equipado con contenedores y recipientes de diferentes tamaños, están destinados a recibir y almacenar temporalmente los llamados “residuos especiales del hogar” que son aquellos que, por su excesivo volumen o por su toxicidad, no pueden dejarse junto al resto de la basura para la recogida viaria habitual.

En los concejos que no cuentan con Punto Limpio, COGERSA tiene en servicio el Punto Limpio móvil que acude una vez al mes a una veintena de concejos de las zonas más rurales y alejadas.

En este momento, Cogersa gestiona directamente once puntos limpios construidos o reformados desde 2005. Se trata de los ubicados en el polígono de Río Pinto en Jarrio (Coaña), en el polígono de Riaño II de Frieres (Langreo), en Salas, en el polígono de La Cardosa, en Grado (que también presta servicio a Las Regueras), en Poo de Llanes, en la estación de transferencia de Mieres, en Sariego, en La Rasa de Villaviciosa, cuyo uso es compartido por Colunga y Caravia, y en el polígono de Barres, en Castropol, de uso también compartido con Tapia de Casariego y Vegadeo. Actualmente están finalizando las obras en los centros de Ribadesella y Ribadedeva. En el caso del municipio de Gijón, el consorcio se hace cargo de la atención del centro de La Calzada, mientras que la empresa municipal Emulsa hace lo propio con las instalaciones de Roces, Tremañes y Somió.

 

Además, Cogersa tiene en marcha diez áreas de voluminosos en Boal, Coaña, Degaña, Grandas de Salime, Ibias, Pesoz, San Martín de Oscos, Somiedo, Taramundi y Villanueva de Oscos.

Para cualquier duda sobre qué residuos se pueden llevar al punto limpio o qué instalación está más cerca de su domicilio, los ciudadanos pueden informarse aquí o en el teléfono gratuito 900 14 14 14.

 

IMG_4794

Contenedores para la recogida de enseres voluminosos