Compostaje

Tan sencillo como instalar una compostadora, aprender las nociones básicas para gestionarla correctamente y comenzar a hacer compost. Reducir los biorresiduos es fácil con la campaña de Compostaje Doméstico de COGERSA, a la que se han sumado más de 15.000 familias asturianas desde 2009. Celia Jiménez, vecina del pueblo de Debodes (Llanes), asegura que “para quien nunca ha compostado, esta campaña es una gran oportunidad y, si tienes experiencia, aprendes infinidad de detalles que te ayudan a aprovecharla mejor”.

Como en anteriores ediciones, la Campaña de Compostaje Doméstico está abierta a todas las familias que dispongan de un espacio verde en el que puedan instalar la compostadora (una parcelita o jardín, una huerta…). Una vez inscritos, el primer paso es una sesión formativa, impartida por técnicos de Educación Ambiental de COGERSA. Adquiridos los conocimientos básicos, toca poner en práctica lo aprendido.

Los beneficios de compostar

Reducir los biorresiduos es beneficioso tanto para los ciudadanos como para el medio ambiente. “Echamos restos de comida, posos de café, cáscaras de fruta, papeles de servilletas usadas…y restos de poda y de siega”, cuenta Iván López Cid, que el año pasado incluso participó en el concurso “Hago buen compost”. En el caso de Celia Jiménez, que también se animó a participar, la compostadora es tan necesaria como cualquier electrodoméstico: “Soy vegetariana, así que casi todos los residuos que genero los composto”, explica.

Para que el compost resultante tenga buena calidad hay que controlar la humedad de la compostadora y la composición de la mezcla de restos orgánicos. COGERSA ofrece a los participantes distintos recursos y jornadas formativas con el objetivo de que aprendan a controlar todos estos parámetros. Joaquín Iglesias, que el año pasado se sumó a la campaña de COGERSA en Castrillón, relata: “Recibimos la visita de un técnico que nos explicó qué aspecto tenía que tener el compost y cómo mantener mejor el equilibrio en la compostadora”.

Cómo inscribirse y recibir una compostadora

Este año, 66 ayuntamientos se han sumado a la campaña de Compostaje Doméstico que les ofrece el consorcio de residuos para facilitar que los vecinos del municipio instalen una compostadora en su domicilio. Los concejos participantes son: Allande, Aller, Avilés, Belmonte de Miranda, Boal, Cabrales, Cabranes, Candamo, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, Carreño, Caso, Castrillón, Castropol, Coaña, Colunga, Corvera de Asturias, Cudillero, Degaña, El Franco, Gijón, Gozón, Grado, Ibias, Illano, Illas, Langreo, Las Regueras, Laviana, Lena, Llanera, Llanes, Mieres, Morcín, Muros de Nalón, Nava, Navia, Noreña, Oviedo, Parres, Peñamellera Alta, Piloña, Ponga, Pravia, Proaza, Quirós, Ribadesella, Ribera de Arriba, Riosa, Salas, San Martín del Rey Aurelio, San Tirso de Abres, Santo Adriano, Sariego, Siero, Sobrescobio, Soto del Barco, Tapia de Casariego, Taramundi, Teverga, Tineo, Valdés, Vegadeo, Villaviciosa, Villayón y Yernes y Tameza.

Las personas interesadas en participar pueden inscribirse acudiendo a su Ayuntamiento, si éste se ha adherido a la campaña, o a través de la web www.compostaconcogersa.es donde podrán rellenar un formulario. En marzo los participantes son convocados a la primera sesión de formación y posteriormente  pueden recoger la compostadora y la `Guía del compostaje´ editada por Cogersa y comenzar a compostar. “Tienes una sensación de satisfacción con el resultado, es algo extraordinario”, concluye Joaquín Iglesias.

CompostajeNoticias

Cogersa ha abierto el periodo de inscripción de los ayuntamientos en la Campaña de Compostaje Doméstico, que se celebra desde 2009. Para participar en esta duodécima edición, los ayuntamientos tienen hasta el 31 de enero de 2022 para adherirse a la iniciativa impulsada por Cogersa. La inscripción debe formalizarse a través de la  página web de Cogersa. De esta manera, facilitarán que los vecinos de su municipio puedan acceder al programa e instalar una compostadora para poder llevar a cabo experiencias de autogestión de biorresiduos en su domicilio.

Tras la inscripción de los ayuntamientos se abrirá la segunda fase, el periodo de solicitud de participación ciudadana, que se prolongará hasta el 28 de febrero. Las personas que se inscriban recibirán una compostadora de forma gratuita y también podrán acceder a formación específica.

El compostaje doméstico o comunitario permite gestionar los biorresiduos de forma sencilla y eficaz y está especialmente indicado para las zonas rurales y semiurbanas, como alternativa a la recogida separada de los residuos orgánicos.

Para ampliar la información sobre la campaña de Compostaje Doméstico de Cogersa están disponibles el teléfono 900 14 14 14 y la web www.compostaconcogersa.es.

 

Noticias

COGERSA, junto con los 60 ayuntamientos participantes, retomó en julio la campaña de compostaje doméstico, parada tras el estado de alarma decretado con motivo del COVID-19. La principal prioridad en estos nuevos tiempos fue poder impartir las charlas en condiciones de absoluta seguridad sanitaria, para lo que se han tenido en cuenta todas las medidas necesarias para proteger a los asistentes.

En ese sentido, los ayuntamientos con hasta 20 inscritos ya han podido impartir la formación inicial, que se ofreció tanto de forma presencial como online. En ella se volvió a poner de relieve el valor de compostar y se dieron las claves para obtener el mejor abono a partir de la materia orgánica sobrante en casas y fincas. Se estima que con esta medida cada hogar es capaz de reciclar unos 300 kilos anuales de biorresiduos.

En total, se han incorporado así más de 600 nuevos hogares compostadores a los que se sumarán otros 400 pertenecientes a los ayuntamientos con grupos de inscritos más numerosos y que han preferido posponer las charlas formativas a otoño para garantizar el cumplimiento de todas las medidas de seguridad. Es el caso de Oviedo, Gijón, Avilés, Siero, San Martín del Rey Aurelio y Pravia.

COGERSA inició en 2009 esta campaña de compostaje doméstico convencida de la importancia de trasladar a la ciudadanía el valor de convertir sus residuos orgánicos en el ingrediente perfecto para su huerta o jardín. Desde entonces son ya más de 13.000 los domicilios asturianos adscritos al programa.

Más campañas

Con el fin de este mes de marzo llega a su fin la campaña para instaurar el quinto contenedor, el marrón para la orgánica, en Candás, que arrancó el pasado mes de septiembre. Con un sistema de recogida puerta a puerta dos días a la semana, durante los cuales no hay recogida de cubo negro (la fracción resto), la capital carreñana está reciclando unas 34 toneladas al mes (unos 8.500 kilos a la semana) de biorresiduos. Para ello ha conseguido la colaboración de un 62% de la población y de 84 grandes productores de la villa. Los inicios los contábamos aquí.

Unas 2.123 familias y 84 grandes productores (restaurantes, supermercados y entidades con comedores colectivos)  han tomado parte en esta campaña que ha precisado de 450 cubos en la calle para la recogida selectiva los martes y viernes, días en los que se ha suprimido la recogida de la bolsa negra, como ocurre en otras ciudades europeas. Este sistema de ‘puerta a puerta’ ha sido apoyado con la instalación de 33 contenedores con llave repartidos por zonas estratégicas de la villa para facilitar la implicación en esta recogida, llevada a cabo por Cogersa, concesionaria del servicio.

Los biorresiduos recogidos son enviados a la planta de biometanización de Serín del Consorcio para su valorización, bien en compost, bien en biogás para la producción de energía eléctrica.

Sensibilización y educación

Esta campaña ha requerido un gran esfuerzo por todas las partes de sensibilización y educación ambiental, aunque en un principio adaptarse a los cambios pudiera haber causado alguna reticencia, por ejemplo por eliminar dos días a la semana la recogida de la fracción resto.

Los cubos de orgánica entregados a las personas inscritas

Cogersa ha pretendido acercar a la ciudadanía la selección en origen de los biorresiduos y para ello se han llevado a cabo diferentes sesiones formativas, junto con talleres, como de reciclaje creativo, consumo responsable o jardín vertical entre otros. La compañía de teatro Higiénico Papel también contribuyó a esta sensibilización. Junto a ellos se pusieron en marcha patrullas informativas que recorrieron las calles de la villa los martes y viernes para ayudar y animar a la vecindad con el cambio al nuevo modelo.

Del mismo modo se llevaron a cabo diferentes reuniones de formación y seguimiento con los grandes productores, entre los que también se incluyen colegios y geriátricos. A todos ellos Cogersa les ha proporcionado cubos de diferentes tamaños y morfologías para facilitar la separación en el espacio disponible. También se habilitaron puntos de atención ciudadana, donde se hacía entrega de los cubos domésticos y las llaves para los contenedores, además de proporcionar la información necesaria sobre qué se puede depositar en ellos, fundamentalmente restos de cocina, tanto cocinados como no cocinados.

Fase de refuerzo

El pasado 5 de febrero se comenzó con la fase de refuerzo. En ella los monitores de Cogersa han vuelto a visitar uno por uno a todos los productores singulares de la villa para conocer de primera mano las dificultades que presenta para su funcionamiento diario la separación de restos orgánicos y su aportación al servicio de recogida, dentro de los horarios establecidos. Toda esta información es muy útil a la hora de buscar soluciones conjuntas que ya se están implementando.

Al igual que en la anterior fase, volvieron también los puntos de atención ciudadana. En esta ocasión eran el lugar donde acudir para participar en diferentes concursos y sorteos de chapas y paraguas de material reciclado. Como cierre a la campaña, desde el día 18 de marzo se llevó a cabo la ‘Semana de la orgánica’. Los escolares de los colegios candasinos fueron proclamados ‘Embajadores del reciclaje’, recorriendo las calles de Candás para animar a seguir separando en origen y así contribuir a una gestión más sostenible de recursos y energía.

Con esta iniciativa, que comenzó prácticamente a la vez que en Grao, se pretendía demostrar que este tipo de recogida no implica una subida de impuestos ni un mayor coste, ya que se utilizan los mismos recursos existentes que para la bolsa negra. De hecho los ayuntamientos que implementan la recogida orgánica no pagan por ella, ya que Cogersa, por un acuerdo de gobierno de 2013, no cobra por estos residuos que son reutilizados y valorizados como compost y como energía.

El próximo 1 de abril el concejo de Oviedo comenzará con la recogida de orgánica tanto en la ciudad como en la zona rural, con lo que serán once los municipios asturianos que cuentan con el quinto contenedor.