CompostajeNoticias

El consorcio de residuos de Asturias, Cogersa, y los Ayuntamientos llevan colaborando en la implantación de la autogestión domiciliaria de restos orgánicos de la huerta y la cocina desde 2009, lo que comúnmente se ha dado en llamar`compostaje doméstico´. Regalan a cada familia que lo solicita un contenedor especial para la descomposición de la mezcla (la compostadora), junto a un cubo marrón para separar los biorresiduos e incluso una especie de hierro con forma de hélice que sirve para remover lo que se va pudriendo en el interior del gran recipiente. Pero sobre todo regalan formación, asesoramiento y acompañamiento a lo largo de unos nueve meses, que es lo que tarda en gestarse un buen compostador.

Este esfuerzo combinado ha dado como resultado que en las diez convocatorias realizadas se hayan sumado al compostaje doméstico los habitantes de casi 12.000 viviendas unifamiliares de zonas rurales y periurbanas de toda Asturias. Si calculamos, para una media de tres miembros en cada unidad familiar, la cantidad de 300 kilos anuales de restos potencialmente gestionables con este método tan elemental como eficaz; nos da un resultado de 3.600 toneladas que cada año dejan de enviarse al vertedero central de Asturias y se reciclan, o incluso, no llegan a convertirse en residuo porque son procesadas en origen, por el propio productor del residuo, lo que la ley considera “prevención”.

El lote de productos que Cogersa entrega gratuitamente a cada hogar participante.

Este febrero de 2019 Cogersa y 58 ayuntamientos convocan a los asturianos a sumarse a una nueva campaña. Las personas interesadas deben dirigirse a su consistorio para formalizar la inscripción. Para poder participar es imprescindible disponer de una vivienda con zona verde o parcela de 50 metros cuadrados como mínimo, donde se instalará la compostadora (un recipiente diseñado para el acopio y gestión de biorresiduos). Las dudas sobre estas y otras exigencias pueden resolverse en el teléfono gratuito de atención ciudadana 900141414, en horario de mañana, y en la web del consorcio (aquí).

La inscripción está abierta en Allande, Aller, Avilés, Boal, Cabrales, Cabranes, Candamo, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, Carreño, Caso, Castrillón, Castropol, Coaña, Colunga, Corvera, Cudillero, Degaña, El Franco, Gijón, Gozón, Grado, Ibias, Illas, Langreo, Laviana, Lena, Llanera, Llanes, Mieres, Morcín, Muros de Nalón, Nava, Navia, Noreña, Oviedo, Parres, Piloña, Pravia, Proaza, Quirós, Ribadesella, Ribera de Arriba, Riosa, Salas, San Martín del Rey Aurelio, Santo Adriano, Siero, Sobrescobio, Soto del Barco, Tapia de Casariego, Tineo, Valdés, Vegadeo, Villanueva de Oscos, Villaviciosa y Villayón.

Aprendizaje acompañado y compartido en redes sociales

Los participantes aprenderán qué residuos orgánicos se pueden dedicar a este proceso (fundamentalmente restos de alimentos no cocinados, podas y siegas), en qué cantidades se debe hacer la mezcla, cómo voltearlos para que entre el oxígeno y cómo supervisar el grado de humedad, etc. Se trata de reproducir de manera controlada el proceso natural de descomposición de la materia orgánica.

En los fines de semana de mayo y junio se convocará a los participantes a los Encuentros de familias compostadoras, unas jornadas de intercambio de experiencias en Serín, donde se organizan talleres de cultivos ecológicos y se realizan visitas a las plantas de reciclaje de Cogersa.

En octubre se impartirá el segundo curso presencial, dedicado a evaluar resultados, implantar mejoras y conocer las claves de la correcta aplicación del producto obtenido en los cultivos.

Formación para el compostaje doméstico en Puerto de Vega, en Navia.

Posteriormente, en noviembre, Cogersa convocará el certamen Hago buen compost, con el que premiará a los participantes que han logrado mejores resultados. A todos los concursantes se les invita a grabar un vídeo para publicar en la red social Youtube con su experiencia y a finales de febrero se entregarán los premios (ver vídeos finalistas de ediciones anteriores).

El compostaje doméstico es una práctica que permite la autogestión (el tratamiento llevado a cabo por el propio productor del residuo) de los restos orgánicos de origen doméstico: alimentos no cocinados –frutas, hortalizas, verduras- y los desechos del huerto, las siegas y las podas. Se calcula que una familia media de tres miembros produce anualmente alrededor de 300 kilogramos de desechos de este tipo.

Más información en la web de Cogersa

Compostaje

Llega el otoño y las familias que este año se sumaron por primera vez al compostaje doméstico de la mano de Cogersa comienzan  a extraer las primeras paladas del fertilizante que llevan meses gestionando con los restos orgánicos de la huerta y de la cocina. Es un momento satisfactorio que desde el consorcio quieren compartir y aprovechar además para recompensar a quienes hayan obtenido los mejores resultados. Para todo ello se convoca el concurso `Hago buen compost´.

El plazo de inscripción en el concurso está abierto entre el 10 de septiembre y el 24 de octubre de 2018 y se rige por unas bases publicadas en la web del consorcio (aquí). Las candidaturas deben presentarse rellenando este formulario. 

El compost puede ser regular, bueno o extrabueno y los criterios para determinarlo los marca nada menos que un real decreto (el Real Decreto 506/2013, de 28 de junio, sobre productos fertilizantes). En él se basan los técnicos que componen el jurado para comparar los resultados de los análisis de las muestras que lleva a cabo un laboratorio especializado. Son muestras que recogen en visitas a las propias viviendas de los finalistas.

Pero además Cogersa maneja otro criterio para escoger a los mejores compostadores de Asturias: su capacidad para compartir su conocimiento y su implicación en el cuidado del medio ambiente. Para tratar de evaluar ambas cualidades se pide a las familias que elaboren una pequeña memoria en su candidatura y que además, publiquen un vídeo en las redes sociales donde cuenten los aspectos más curiosos e interesantes de sus vivencias en la campaña de compostaje doméstico de Cogersa. La lista de reproducción de los mejores reportajes puede verse en el canal de Youtube de Cogersa (aquí).

En 2017 los ganadores del concurso fueron los siguientes, todos ellos con un compost de máxima calidad (Clase A):

  • Primer premio: Gerrard Newrick, de Candamo, con una puntuación total de 30.5 y un compost de Clase A. Se lleva como premio un diploma y un fin de semana de turismo ecológico en Asturias para 2 personas con taller práctico de agricultura familiar ecológica.
  • Segundo premio: José Luis Álvarez Suárez, de Caso, puntuación total: 28.64; compost Clase A. Cogersa le entrega como galardón un diploma y una biotrituradora.
  • Tercer premio: Jesús Vicente González, de Nava, puntuación total: 27.36; compost Clase A. Obtiene como premio un diploma y un lote de libros especializados en agricultura familiar ecológica.

Este año han sido 1.341 las familias que han participado por primera vez en el compostaje doméstico a través de la campaña Cogersa. Con ellas, la cifra de domicilios implicados en la autogestión de biorresiduos de la huerta y la cocina desde 2009 supera ya los 11.000 en toda Asturias.

Compostaje

El jurado del concurso Hago Buen Compost tomó su decisión y falló ya en febrero que Gerrard Newrick, José Luis Álvarez y Jesús Vicente González, tres vecinos de Candamo, Caso y Nava, respectivamente, son los mejores compostadores de Asturias , es decir: los que mejor abono han obtenido (algo que se sabe tras evaluar las muestras obtenidas en sus casa en base a los criterios que establece la legislación vigente para productos fertilizantes, Real Decreto 506/2013 ) y lo que más se han implicado en difundir los valores de la prevención de residuos en su entorno.

Todos los ganadores obtuvieron, tras gestionar en sus compostadoras de la forma adecuada los restos orgánicos de la huerta y la cocina, un producto de máxima calidad, de Categoría A. El resumen de las valoraciones es el siguiente:

Primer premio: Gerrard Newrick, de Candamo, con una puntuación total de 30.5 y un compost de Clase A. Se lleva como premio un diploma y un fin de semana de turismo ecológico en Asturias para 2 personas con taller práctico de agricultura familiar ecológica.

Segundo premio: José Luis Álvarez Suárez, de Caso, puntuación total: 28.64; compost Clase A. Cogersa le entrega como galardón un diploma y una biotrituradora.

Tercer premio: Jesús Vicente González, de Nava, puntuación total: 27.36; compost Clase A. Obtiene como premio un diploma y un lote de libros especializados en agricultura familiar ecológica.

En la pasada edición del concurso llegaron a competir 75 familias de las más de mil inscritas en 2017 en el programa de compostaje doméstico de Cogersa. De ellas, 20 candidaturas superaron la fase inicial y recibieron en sus domicilios una visita del equipo técnico evaluador, durante la última semana de octubre de 2017. Se analizó cómo manejaban la compostadora (aireado, mezcla, humedad…) y se recogió una muestra del compost producido.

El concurso se convoca cada año dentro de la campaña de compostaje doméstico con el objetivo de fomentar la participación y el intercambio de experiencias entre los inscritos en la campaña de Cogersa; cohesionar la red de familias compostadoras y premiar a aquellas que mejor labor estén haciendo en el marco de la reducción de residuos orgánicos en general, y en el compostaje doméstico en particular.

Además, las familias finalistas tuvieron la opción de realizar y publicar en redes sociales un video promocional con una visión personal de su experiencia compostando durante la campaña y de los beneficios que dicha práctica supone a título individual y para el municipio. Estos documentos pueden verse aquí:

Los 17 finalistas recibirán también un diploma y el informe con los resultados de las analíticas realizadas a su muestra de compost.

Descargar las bases del Concurso Hago buen compost 2017

Ver vídeos de los finalistas 

Ver noticia de La Voz de Asturias

Más campañas

COGERSA continúa con su política de puertas abiertas, descubriendo a quienes visitan las instalaciones centrales del consorcio en Serín, acompañados por el equipo de Educación Ambiental, todo un mundo en torno al reciclaje y al cuidado del medio ambiente.

La nueva programación de visitas para grupos incluye la opción de completar la actividad con un taller de reciclaje creativo, de compostaje o de consumo responsable. Es el colofón de una opción de recorrido por el Centro de Tratamiento de Residuos de Asturias y el aula museo del Reciclaje que el consorcio ofrece a conjuntos de compañeros de trabajos, amigos o asociaciones que superen la cifra de 40 personas y que se inscriban a través de la web (aquí)

El taller de reciclaje textil (ver programa) nos mueve a reflexionar sobre el desmedido consumo actual de ropa y a conocer alternativas más respetuosas con el entorno (compra responsable, reparación, reutilización y reciclaje). Bajo el título ‘Entretelas’, los asistentes descubrirán dónde se fabrica la ropa que usamos y el impacto ambiental asociado, sobre todo en países en vías de desarrollo. También podrán darle otra vida a algunas prendas, transformando viejas camisetas en bolsas o diseñando envoltorios reutilizables para la merienda de los más pequeños.

Otra propuesta para pasar una buena tarde es el taller de compra ‘Triple Erre’. En él los asistentes analizarán las características de distintos productos de consumo, reflexionarán sobre las consecuencias ambientales de su uso y buscarán alternativas más respetuosas con el entorno.

“El peso justo”, “Hazte un furosiki”, “Comer sin desperdicios”, y el “Ecocarrito”, son algunas de las dinámicas que les permitirán trabajar los contenidos del taller de una forma lúdica y participativa.

Y otro taller atractivo y entretenido es el del compostaje doméstico, con el que los visitantes aprenderán a reciclar sus residuos orgánicos y a mejorar sus cultivos con el abono obtenido en este proceso.

Descubrirán los secretos para hacer un buen compost y qué residuos se pueden compostar y conocerán técnicas para aplicar el compost con éxito en los huertos o jardines. Durante el taller realizarán una maceta reciclada, repicarán una plantita y fabricarán una bomba de semillas.

Estas actividades van destinadas a ONGs, asociaciones, Ayuntamientos, sindicatos, empresas…, e incluyen la visita al Centro de Interpretación de los Residuos. Además, COGERSA proporciona el transporte gratuito de ida y vuelta en autobús para grupos de más de 40 personas.

Todos los interesados en participar en cualquiera de los talleres pueden realizar sus reservas a través de COGERSA y en el número de teléfono: 900 14 14 14.