CompostajeNoticias

Las sesiones formativas de la Campaña de Compostaje Doméstico que promueve Cogersa continúan su camino concejo a concejo con un intenso calendario. El consorcio y los 68 ayuntamientos participantes en esta nueva edición ofrecen a las familias que se han inscrito en esta iniciativa varios meses de acompañamiento y de asesoramiento para que sean capaces de reciclar en tu propia casa los restos orgánicos (podas, siegas e incluso los restos de alimentos…) y elaborar un abono de gran utilidad para mantener sanos y fértiles los cultivos, plantas y árboles.

Durante algo más de dos horas de formación, los participantes pueden constatar los beneficios que supone tener una compostadora en casa y perder el miedo que dan las dudas. Además, llegan a sentirse «muy satisfechos» de la contribución que hacen al cuidado del medio ambiente, al disminuir la generación de residuos y trabajar la economía circular, nos cuenta Begoña Honrado, que es una de las educadoras que lleva muchos años colaborando en el equipo de Cogersa.

De igual forma, se les dan las nociones necesarias para usarla correctamente, con los controles y puntos de atención que deben tener en cuenta: «Les decimos que hay que tenerla cerrada para que no entre la humedad y para que la temperatura suba a 50 grados y así empiece todo el proceso natural de descomposición de la materia orgánica en condiciones óptimas», explica Honrado. «La compostadora debe tener una parte de fracción seca; y, además del componente verde, se pueden echar los restos de alimentos cocinados, la proteína hace que suba la temperatura, el compost se higienice y se consiga un abono de excelente calidad», prosigue.

Los participantes también tienen que familiarizarse con el montaje y la estructura de estos contenedores especialmente diseñados para la causa, ya que se pueden abrir por todas las partes, lo que permite sacar el abono de una forma más cómoda.  «Y tras un periodo de nueve meses ya tenemos nuestro primer compost para depositar en la huerta», les animan desde Cogersa. Y la experiencia debe ser reconfortante y útil porque desde el inicio del proyecto, en el año 2009, han pasado por esta actividad más de 51.000 personas y se han entregado 17.226 compostadoras a otras tantas casas con huerta o jardín en la zona rural y periurbana de Asturias. En el consorcio de residuos saben que uno de los principales mecanismos de entrada en la campaña es el boca a boca, las experiencias satisfactorias que les contaron a los nuevos inscritos los conocidos y vecinos que ya lo llevan haciendo varios años.

El calendario de las formaciones previstas para este año, durante los meses de marzo y abril puede consultarse ya online.

Como en todas las ediciones, el consorcio también organizará los Encuentros de compostaje, reuniones en las instalaciones centrales de La Zoreda donde los que hayan instalado la compostadora en esta edición podrán intercambiar experiencias y conocer los trucos y consejos de otros. Cogersa les obsequiará con un cubo marrón y un saquito del compost con Etiqueta Ecológica que fabrica en la planta industrial de Serín. Por último, los participantes además podrán sumarse al concurso Hago buen compost, enfocado a reconocer el trabajo de los vecinos que logran un sustrato de mejor calidad en sus hogares.

Toda la información sobre la campaña está disponible en el teléfono 900 14 14 14, en horario de mañanas, y también en la de la campaña web 

Ver calendario-.

Compostaje

Cada año, Cogersa impulsa el concurso «Hago buen compost» para incentivar a los participantes en la campaña de compostaje doméstico a esforzarse para lograr un compost de calidad. Tras analizar las muestras recogidas en las compostadoras de los participantes, el consorcio ha anunciado a los ganadores de 2022:

Primer premio. Manuel González (Morcín)

La forma de gestionar los residuos, reduciendo al mínimo los desechos depositados en los contenedores, además del manejo adecuado de la compostadora y la correcta aireación del producto, junto con el grado de madurez del compost, le han hecho merecedor del primer puesto en el concurso «Hago buen compost» 2022. Además del diploma acreditativo ha ganado un fin de semana de turismo ecológico en Asturias para 2 personas, con taller práctico de agricultura familiar ecológica.

Segundo premio. Luisa Tejeda (Castrillón)

Aprovecha los residuos orgánicos que genera en la cocina y, principalmente, en la finca (restos de avellanas, castañas, huerto y jardín). Con ellos ha logrado madurar el proceso de compostaje, de forma que es fácil observar en su compostadora un capeado definido, con mucha actividad biológica. Ha obtenido como premio una biotrituradora.

Tercer premio. Mark Tordoir (Colunga)

Al jurado le llamó la atención que la compostadora tenía muchas lombrices, probablemente porque los restos que aporta están muy triturados. Sin embargo, los biorresiduos elegidos para hacer compost no son tan variados como los dos anteriores. El tercer premio consiste en un lote de libros especializados en agricultura familiar ecológica.

Compostaje

La campaña de Compostaje Doméstico de COGERSA contempla el concurso «Hago buen compost», que reconoce a los mejores compostadores de la región. Durante la jornada técnica celebrada hace unos días en las instalaciones de Serín, la gerente de COGERSA, Paz Orviz, hizo entrega de los premios a los tres ganadores de la pasada edición:

  • Primer Premio. Juan Luis Valdés Mendivil (Soto del Barco)
  • Segundo Premio. Miguel Riesco Albizu (Oviedo)
  • Tercer Premio. Laura Martín Fernández (Avilés)

Tanto el ganador como los dos finalistas lograron obtener el premio en el concurso «Hago buen compost» por varios motivos. En primer lugar, el jurado tuvo en cuenta la calidad del compost, tras analizar una muestra recogida en la propia vivienda de los finalistas. Además, también puntúa la presentación de un vídeo en el que los participantes compartan de forma amena y divertida los aspectos más destacados del proceso de formación del compost.

Noticias

COGERSA, junto con los 60 ayuntamientos participantes, retomó en julio la campaña de compostaje doméstico, parada tras el estado de alarma decretado con motivo del COVID-19. La principal prioridad en estos nuevos tiempos fue poder impartir las charlas en condiciones de absoluta seguridad sanitaria, para lo que se han tenido en cuenta todas las medidas necesarias para proteger a los asistentes.

En ese sentido, los ayuntamientos con hasta 20 inscritos ya han podido impartir la formación inicial, que se ofreció tanto de forma presencial como online. En ella se volvió a poner de relieve el valor de compostar y se dieron las claves para obtener el mejor abono a partir de la materia orgánica sobrante en casas y fincas. Se estima que con esta medida cada hogar es capaz de reciclar unos 300 kilos anuales de biorresiduos.

En total, se han incorporado así más de 600 nuevos hogares compostadores a los que se sumarán otros 400 pertenecientes a los ayuntamientos con grupos de inscritos más numerosos y que han preferido posponer las charlas formativas a otoño para garantizar el cumplimiento de todas las medidas de seguridad. Es el caso de Oviedo, Gijón, Avilés, Siero, San Martín del Rey Aurelio y Pravia.

COGERSA inició en 2009 esta campaña de compostaje doméstico convencida de la importancia de trasladar a la ciudadanía el valor de convertir sus residuos orgánicos en el ingrediente perfecto para su huerta o jardín. Desde entonces son ya más de 13.000 los domicilios asturianos adscritos al programa.