Más campañas

Ecovidrio, COGERSA y el Ayuntamiento de Oviedo han puesto en marcha una campaña solidaria con Cruz Roja. Bajo el título ‘Unas navidades más solidarias’, la campaña, que se desarrollará hasta el próximo 3 de enero, pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia y necesidad de reciclar los residuos de vidrio, además de contribuir a la acción solidaria junto a Cruz Roja Oviedo para la adquisición de juguetes para niños.

Ecovidrio premiará el esfuerzo de todos los ovetenses a la hora de separar y entregar sus envases de vidrio para su reciclaje. Para ello se han instalado varios contenedores especiales en cuatro puntos de la ciudad. El objetivo es intentar conseguir, tanto que se llenen estos nuevos contenedores, como contribuir a incrementar el reciclado de vidrio en el resto del Ayuntamiento.

Ecovidrio transformará el simple gesto de reciclar envases de vidrio por parte de la ciudadanía, en euros, para destinarlo a la adquisición de juguetes para niños de familias vulnerables con la colaboración de Cruz Roja de Asturias y hará entrega el próximo 4 de enero de un cheque a dicha entidad para contribuir a estos fines sociales.

Datos de reciclado de vidrio en Asturias

Durante 2016, los asturianos reciclaron 15.971 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde, una media de 15,3 kg por habitante y 58 envases por persona. Ecovidrio registró un incremento de la recogida selectiva del 3%.

En la actualidad, Asturias cuenta con un total de 4.229 contenedores para los residuos de envases de vidrio instalados en la comunidad autónoma, lo que supone una media de 247 habitantes por contenedor.

Noticias

Las calles del pueblo mierense de Figaredo lucen unos llamativos adornos desde que el pasado año, y ante la falta de ornamentación navideña, un grupo de quince vecinos decidiera ponerse manos a la obra y realizar ellos mismos todo tipo de motivos navideños para engalanar calles, portales y locales comerciales.

En el pueblo casi todos colaboran, unos elaborando y otros aportando materiales: neumáticos, cartones, tapones o botellas de plástico les han servido para crear todo tipo de adornos. Árboles de navidad, guirnaldas, muñecos de nieve o bolas realizadas con cartón que sirven para decorar los portales de los edificios.

También las tiendas, bares y restaurantes lucen estos adornos reciclados. La Asociación de Vecinos les agradece así su contribución en la organización de la cabalgata de Reyes. Sus majestades pasearán este año por unas calles vestidas con un especial ambiente navideño.

Red Escuelas por el Reciclaje

Los alumnos y alumnas del Colegio Santa Teresa de Jesús de Oviedo han decorado con mil botellas de plástico el escenario para las representaciones de Navidad. Esta enmienda, la de ornamentar el escenario, les tocaba este año a los alumnos de secundaria, así que las profesoras de TIC y de Educación Plástica y Visual, Anabel Maco y Yolanda del Cura, propusieron a sus alumnos un proyecto a lo largo de este trimestre en el que desarrollaron diversos talleres.

Durante este tiempo, los alumnos de 4º de ESO de la asignatura de TIC y los de 1º y 3º de Educación Plástica y Visual se encargaron de recopilar las botellas. Consiguieron reunir unas cuantas y con la ayuda de los compañeros de primaria rondaron las mil unidades. Tras un laborioso trabajo en el que tuvieron que cortar, perforar, quitar etiquetas y limpiar las botellas, consiguieron decorar un gran escenario presidido por una estrella gigante, cuya estructura realizaron también con las botellas.

 

Dentro de la actividad, bajo el lema ‘creamos reciclando’, también idearon carteles que publicaron en redes sociales y que sirvieron de motivo para un concurso entre escolares. “No son únicamente unos adornos, sino la filosofía de que con lo que tenemos hacemos, no tiramos”, señala la profesora Yolanda del Cura. “Al final es un proceso que implica mucho a toda la comunidad educativa y que se hace muy visible”.

Tal es la implicación que tras las representaciones fueron los alumnos de bachiller los encargados de trasladar las botellas desmontadas hasta el contenedor amarillo para su reciclaje.