limpiezas voluntarias

Hay quien aprovecha el tiempo libre del verano para sentirse solidario y colaborar con la protección del medio ambiente. Esto es posible también gracias a la línea de patrocinio de limpiezas voluntarias para colectivos que promueve Cogersa, en el marco de su Programa de Sensibilización y Educación Ambiental, en coordinación con unos cuarenta ayuntamientos asturianos.

En lo que va de año, ya se han organizado una veintena de actuaciones de este tipo y en los meses de junio, julio, agosto y septiembre están previstas una docena de ellas que se pueden conocer (y a las que se puede uno sumar) en el plan adjunto.

En junio, el colectivo Roblón de Coya colaboró nuevamente con una limpieza en el río Piloña, tanto en su cauce como en sus orillas, en el tramo comprendido entre Carancos y Cayón. Por su parte, la Asociación de San Martín del Mar, de Villaviciosa, también se reunió para la sextaferia que cada año realizan en la playa de Bonhome y alrededores, en El Puntal. Una cuadrilla de 35 voluntarios y voluntarias, con muchas ganas de colaborar en la conservación del privilegiado entorno natural de la zona, limpió los arenales y el eucaliptal más próximo de los restos de plásticos y trastos que por allí había.

Cogersa ofrece a los ayuntamientos la posibilidad de acceder a un programa de patrocinio de iniciativas voluntarias para la retirada de residuos en espacios naturales de uso público tales como como riberas de los ríos, playas y montes, y zonas de tránsito de relevancia como tramos del Camino de Santiago y sendas verdes. De esta manera, el consorcio fomenta el voluntariado ambiental con objeto de apoyar a los ayuntamientos asturianos en su lucha contra los vertidos ilegales en la naturaleza y sensibilizar a la población sobre el impacto de los residuos en la biodiversidad.

El consorcio proporciona de manera gratuita los  recursos necesarios para organizar una limpieza de residuos, tales como guantes, bolsas, chalecos de alta visibilidad, contenedores…, e incluso el transporte y el tratamiento de los residuos recogidos en las plantas de Serín. «Se trata de ayudar en todo lo posible a que aquellos colectivos ciudadanos que lo deseen, organizados bajo el paraguas de su ayuntamiento, puedan organizar estas actividades de gran compromiso con el entorno», destaca la gerente, Paz Orviz.

Además, el equipo de educación ambiental de Cogersa completa el contenido de la actividad con la posibilidad de hacer un taller sobre microplásticos dirigido al público familiar, donde se indaga y reflexiona sobre los principales problemas medioambientales relacionados con la presencia de microplásticos y otros residuos en el medio ambiente.

En 2023, se realizaron 34 batidas de limpieza en sendas verdes, dunas, cauces fluviales…, en las que intervinieron 2.276 personas de forma altruista, quienes llegaron a recoger a mano más de 5.500 kilogramos de restos de todo tipo.

¡No lo dudes! Si tienes un grupo de amigos, compañeros del cole o vecinos del pueblo a los que les preocupa el medio ambiente, ¡organiza una limpieza!

Puedes inscribir una acción de voluntariado ambiental en tu Ayuntamiento, en la línea 900 14 14 14 o a través del mail limpiezasvoluntarias@cogersa.es

Más información sobre las limpiezas voluntarias de Cogersa aquí

Compostaje

Hacer compostaje es una labor fácil y entretenida. Es el consenso que emana año tras año en los «Encuentros de las familias compostadoras» que promueve Cogersa en sus instalaciones de Serín durante los fines de semana de junio. Una convocatoria que el consorcio envía a todos los hogares que se han inscrito ese febrero en la campaña de compostaje doméstico y que siempre finaliza con un regusto de satisfacción entre todos los participantes. Aún quedan meses de trabajo hasta obtener el primer abono que poder aplicar en las plantas y árboles de cada casa, pero las lecciones aprendidas empiezan a dar resultados.

Durante estas sesiones de intercambio de información, entre otras cosas, se resuelven las principales dudas y problemas que se pueden presentar al comenzar a compostar. El técnico educativo al frente de las mismas, Manuel González, explica a los asistentes cómo triturar y almacenar ramas que hacen de estructurante, cómo realizar los aportes de material húmedo y seco de manera complementaria, o cómo airear correctamente la mezcla para generar el mejor compost posible. «Y si tenéis cualquier duda o queréis consultarnos algo, no dudéis en escribirnos al mail», repite a lo largo de la mañana, insistiendo en que el acompañamiento y la formación de Cogersa dura al menos hasta que salga el compost allá por el otoño…

El centenar de familias participantes también pone su granito de arena para animar y enriquecer el tono general de la cita, compartiendo sus experiencias y comentando sus dificultades en esto de hacer su propio abono con los biorresiduos de la cocina y de la finca. También se abordan numerosos trucos y “recetas” relacionados con el manejo de jardín y de la huerta.

Cogersa destaca que gracias a esta campaña se han formado en esta edición en Asturias los miembros de 1.258 viviendas de las zona rural y periurbana de 68 concejos; y que, desde 2009, son ya más de 18.000 familias las que se han sumado a la autogestión de los residuos orgánicos por medio de esta técnica.

Uno de los encuentros de familias compostadoras de este 2024 en Cogersa.

Transforma en residuo en abono desde tu propio hogar

Mediante la campaña de compostaje doméstico, Cogersa proporciona gratuitamente a los participantes una compostadora, un aparato removedor y la Guía del compostaje doméstico. La entrega de estos recursos tiene lugar tras la sesión inicial de formación que imparten técnicos expertos en educación ambiental a comienzos de la primavera. Además, los ciudadanos que asisten a los «Encuentros de familias compostadoras», reciben también un cubo marrón para ayudarles en la clasificación de los biorresiduos en el interior de la vivienda.

El compostaje doméstico es una práctica que permite la autogestión (el tratamiento llevado a cabo por el propio productor del residuo) de los restos orgánicos de origen doméstico: alimentos cocinados y no cocinados, como frutas, hortalizas, verduras, y los desechos del huerto, e incluso las siegas y las podas si son en pequeña cantidad. Se calcula que una familia media de tres miembros produce anualmente alrededor de 300 kilogramos de desechos de este tipo.

Esta práctica es una de las iniciativas más sostenibles de gestión de residuos orgánicos del hogar en las zonas rurales alejadas de las plantas industriales y escasamente pobladas. Toda la información sobre la campaña está disponible en el teléfono 900 14 14 14, en horario de mañanas, y también en la web, www.compostaconcogersa.es.

Red Escuelas por la Circularidad

En las próximas décadas, el cambio climático será el mayor desafío que tendrá que enfrentar la humanidad. El 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, Naciones Unidas focaliza su mensaje en la necesidad de restaurar y cuidar de nuestros entornos naturales y recuerda la urgencia de proteger a nuestro planeta, proteger la biodiversidad local y trabajar en el desarrollo constante de soluciones innovadoras que contribuyan a paliar el deterioro de nuestros ecosistemas.

Uno de los principales objetivos de El Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (COGERSA) es gestionar los residuos domésticos, comerciales e industriales producidos en el Principado de Asturias de forma sostenible y eficiente, fomentando la corresponsabilidad de toda la sociedad en el avance hacia la economía circular. Es decir, reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.

Para fomentar esta práctica que todos y todas debemos realizar como hábito en nuestros hogares y empresas para tener un medio ambiente más limpio, COGERSA, apuesta, desde hace ya dos décadas, por la educación y la sensibilización ambiental como eje clave para avanzar hacia la economía circular. El consorcio  desarrolla estas actividades en el marco de su Programa de Educación y Sensibilización Ambiental- SENDA CIRCULAR que incluye acciones y campañas integradoras de reducción, reutilización y reciclaje para implicar a toda la comunidad.

Una pata muy importante dentro de este marco es el programa de Escuelas por la Circularidad (REC). Un espacio de educación ambiental destinado a los centros educativos asturianos cuyo objetivo es fomentar la economía circular. Este curso 2023-24 está enfocado a la concienciación y gestión sostenible de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. (RAEE) en el centro educativo y su entorno. Se han presentado a concurso 25 proyectos de E-conomía circular en los que han participado 4727 estudiantes de 23 centros educativos de la Red de Escuelas por la Circularidad.

Para evaluar las campañas presentadas se han tenido en cuenta criterios como: El lema y el mensaje trasmitido, los medios utilizados para difundir el mensaje: carteles, gráficos, audiovisuales, folletos, presentaciones, cortos, charlas, conferencias, el número de acciones realizadas y el alcance de estas, la participación de toda la comunidad educativa, la originalidad y creatividad y la calidad de las memorias.

Los centros premiados han sido:

Educación infantil: Dame una oportunidad. CP Moreda de Aller

Campaña de comunicación para toda la comunidad educativa con las siguientes acciones: Investigación y análisis del impacto de los RAEE. Encuesta a las familias. Organización de la recogida. Grabación de podcast en la radio escolar y de un vídeo con lemas sobre la economía circular de los RAEES. Comunicación a toda la comunidad educativa y vecinos del concejo a través de redes sociales y pegada de carteles en comercios locales.

Educación Primaria: RRReconecta. CRA Eugenia Astur-La Espina de Salas

Proyecto de sensibilización sobre el consumo responsable de tecnología, la reutilización de dispositivos electrónicos, revitalizar la cultura local a través de la música y fomentar la
sostenibilidad ambiental y la solidaridad. Incluye la realización de podcast, la organización de un cambalache, recogida de móviles en colaboración con la Fundación Llamada Solidaria y la grabación de un cortometraje.

Accésit: El círculo prefecto de tercero, REConócelos, tRAEElos y ¡RRReacciona! CampaBoselectric. CP El Bosquín de San Martín del Rey Aurelio

Por la campaña de aprendizaje-Servicio en colaboración con el IES Virgen de Covadonga del Entrego sobre recogida de teléfonos móviles y pilas “Responde a la llamada de la selva”. El
alumnado de los diferentes ciclos formativos participa diseñando carteles, charlas en el IES, encuesta a las familias, organización de la recogida en el centro y grabación de un vídeo.

 Accésit: Una llamada al pasado para conocer nuestro futuro. CP Padre Galo de Valdés

Proyecto de investigación sobre la evolución en el uso de aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) y sus problemas ambientales, en colaboración con los vecinos del concejo. Incluye actividades en el aula, creación de una exposición con materiales reciclados, habilitación de un punto de recogida de RAEE y acciones de difusión como carteles y un vídeo grabado por el alumnado.

Educación Secundaria: Electrónicos sin fronteras: desconecta, recicla, transforma. IES Ramón Areces de Grado

Campaña del fomento del reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), a través de presentaciones, carteles informativos, videos y juegos de mesa diseñados para enseñar y fomentar la separación adecuada de residuos.

Bachillerato y otros ciclos formativos: TODO BUEN INDIVIDUO Debe reciclar sus e-residuos. IES Doctor Fleming de Oviedo.

Proyecto para promover la recogida de RAEE dirigido a los vecinos del concejo. Incluye el diseño de materiales: cartelería, caja de recogida de RAEE para el mercado del Fontán, grabación de un video informativo, coloquio con responsables de Cogersa, y difusión en prensa, redes sociales, página web y el blog del IES.

Educación Especial: Más que madera. CAI Don Orione de Llanes

Creación de una biblioteca itinerante utilizando residuos electrónicos con el objetivo de concienciar sobre la gestión de RAEE y se fomenta la economía circular, promoviendo la lectura y aprendizaje activo. Cogersa quiere agradecer a todos los centros de la REC por la calidad de las campañas presentadas a concurso, así como animarlos a seguir implicándose en las actividades propuestas.

Los siete centros premiados han sido objeto de un reportaje en el suplemento «La Pizarra», que edita el diario la Nueva España, y que fue publicado el pasado 11 de junio (ver publicación)

Algunos de los centros participantes han agradecido la labor desarrollada por el consorcio. Es el caso de profesora Ana González, coordinadora del proyecto en el Instituto de Educación Secundaria (IES) Ramón Areces de Grado. «Agradecemos mucho este premio. Este proyecto promueve la recogida de RAEE además de muchas otras actividades dentro del marco de la economía circular, como campañas de difusión e información mediante la elaboración de carteles y presentaciones por parte del propio alumnado.” Gratitud que amplió a toda la comunidad educativa: familias, profesorado y personal del centro educativo. “Este concurso ha sido una oportunidad maravillosa para demostrar el valor de nuestras ideas y el impacto positivo en nuestra comunidad y más allá”.

Para Patricia Cancio, docente en el Colegio Público El Bosquín; El Entrego (San Martín del Rey Aurelio), los objetivos iniciales del proyecto están cumplidos. “El uso de los contenedores y la recogida en el colegio, tanto de pilas, como móviles (campaña en colaboración con el IES), ha sido todo un éxito”. Además, también ha mencionado que desde el centro “intentamos también incentivar el uso de los puntos limpios por parte de las familias en la localidad, y parece que va llegando la información. Según las encuestas, ha sido satisfactorio”. “El alumnado de tercero se ha implicado gratamente. Hacer el vídeo les ha resultado una tarea muy divertida y han resumido en él, todo lo aprendido”, según sus palabras.

Otro centro educativo que no ha querido pasar por alto su valoración de la iniciativa es el Colegio Rural Agrupado, CRA Eugenia Astur La Espina (salas). Su directora, Montserrat Fernández, ha comentado que el proyecto, ha potenciado el trabajo cooperativo tanto entre el equipo docente como entre el grupo de alumnos y alumnas. “Hemos conectado con nuestras raíces de un forma creativa y cooperativa, escuchando y revitalizando canciones y romances que albergan nuestra memoria colectiva. Las tía abuelas, los vecinos, los abuelos y abuelas nos han llevado a pensar en un mundo más allá del Tiktok….teniendo panderos, ¿¡quién quiere Instagram?!”.

Según su experiencia, la Senda circular ha potenciado un aprendizaje basado en la resolución de problemas y conflictos: la recuperación de nuestro folclore, de un tiempo de ocio desligado del consumo y centrado en las relaciones intergeneracionales, la necesidad de pensar en los demás y ayudar sin recibir nada a cambio, de analizar el mundo en el que vivimos y tratar de mejorarlo con acciones cotidianas. Por pequeñas que puedan parecer, tienen una repercusión a nivel global.

A lo que ha añadido que: “con nuestro cambalache, hemos evitado generar residuos de aparatos eléctricos y electrónicos; si todavía funcionan, ¿por qué tirarlos? El 26 de enero, fue un día significativo para reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo. No somos más modernos por cambiar nuestros AEE cada vez que el mercado lance un nuevo modelo. Aprendimos a no tirar nada hasta que no se agote su vida útil”.

El Colegio Público de Moreda (Aller) también ha valorado este proyecto de forma muy positiva. “Ha sido un gran trabajo en equipo de toda la comunidad educativa, desde todo el alumnado del centro, las familias y personas de la localidad. No solo han aportado aparatos eléctricos y electrónicos estropeados y sin posibilidad de arreglo, sino que han contribuido a la difusión de nuestro proyecto, colocando carteles, que había hecho el alumnado, en sus establecimientos comerciales, según palabras de la docente María José Fernández.

También ha comentado que “lo más importante del proyecto es que no es cerrado, ha sido el inicio de un cambio de hábito respecto a este tipo de residuos que esperamos que se afiance y extienda mucho más».

 

IES GRADO 4

limpiezas voluntariasNoticias

Si tienes un grupo de amigos, compañeros del cole o vecinos del pueblo a los que les preocupa el medio ambiente y quieres mejorar el entorno en el que vives, te interesa la línea de patrocinio de limpiezas voluntarias para colectivos, que promueve  Cogersa, en el marco de su Programa de Sensibilización y Educación Ambiental, en colaboración con 39 ayuntamientos asturianos.

Estas experiencias consisten en recogidas manuales de residuos diseminados por el monte o la playa, tales como envases de plástico y latas, plásticos ganaderos, trastos diversos, muebles, chatarras, neumáticos… Basuraleza que es el resultado de malas prácticas por parte de los usuarios de estas zonas naturales. Quedan excluidos de este patrocinio los desbroces, las limpiezas de cunetas y la descontaminación de vertederos ilegales.

A continuación te indicamos cuales son los ayuntamientos en los que puedes inscribir a tu grupo de voluntarios y organizar batidas de residuos: Limpiezas Voluntarias

Ya se han hecho hasta ahora limpiezas en la playa de Xagó, en el concejo de Gozón, o en el playón de Bayas, en Castrillón. En este último enclave aficiones del Sporting y el Oviedo se unieron para recoger residuos del entorno. Ver reportaje 

Las bases de la convocatoria están disponibles para su lectura en este enlace (Bases limpiezas voluntariado 2024)

Cogersa puso en marcha en primavera de 2013 este programa y lo ha ido implementando con los años. Así mismo, proporciona recursos de apoyo a la organización, tales como contenedores y bolsas, además del servicio de transporte y tratamiento de los restos recogidos.

Imágenes de campañas

Además, está actividad se complementa con la posibilidad de hacer un taller sobre microplásticos dirigido al público familiar, donde podrás investigar, descubrir y reflexionar sobre los principales problemas medioambientales relacionados con los microplásticos y transversalmente con el resto de los residuos que se encuentran en el medio ambiente.

En 2023, fueron 43 los ayuntamientos asturianos que se adhirieron a la campaña de limpieza con voluntarios y voluntarios de espacios naturales de Cogersa, igualándose a la mejor cifra de participación municipal alcanzada en el histórico de la campaña que ya arrancó en 2013. Además, se realizaron 34 batidas de limpieza en sendas verdes, dunas, cauces fluviales…, en las que intervinieron 2.276 personas de forma altruista, que retiraron más de 5.500 kilogramos de restos de todo tipo.