La familia escolar del compostaje crece en Asturias con Cogersa

La campaña del Compostaje en centros educativos que promueve Cogersa en su programa de Educación y Sensibilización Ambiental-Senda Circular sigue creciendo. Este curso, se han incorporado 29 nuevos colegios e institutos a este espacio, y ya son 155 los que participan. Tres de ellos, el Colegio Público de Belmonte de Miranda, El´Ablanu, de Infiesto (Piloña), y el Colegio Público Regino Menéndez Antuña, de Tuilla (Langreo) han participado de forma especial, con diversos proyectos, en la Semana Internacional del Compost 2024, que se celebró del 5 al 11 de mayo, siguiendo una convocatoria de ámbito europeo (ver más). Las tres experiencias han sido objeto de un reportaje en el suplemento «La Pizarra», que edita el diario la Nueva España, y que fue publicado a mediados de mayo (ver publicación)

El centro educativo de Tuilla ha conseguido implicar a todo un pueblo en el funcionamiento de su nueva compostadora. Los escolares se coordinan semanalmente para recoger residuos orgánicos por los bares y establecimientos de la zona. Asiduamente acuden a la Cafetería Carly, a por posos de café. El dueño de este establecimiento, Carlos San Miguel, ha reconocido que la iniciativa le resulta muy gratificante: “Poder contribuir con la comunidad educativa en inculcar, instruir, educar y sensibilizar con el respecto al medioambiente lo valoro enormemente”. El bar el Cuelebre y La Casa El Pueblu también colaboran en el suministro de residuos orgánicos para la compostadora escolar.

En palabras del director del centro educativo de Tuilla, Javier Bengoetxea, gran parte del éxito de este proyecto se explica «por el interés e implicación de las familias de la comunidad educativa». También, ha mencionado que ha resultado ser un proyecto muy pedagógico: “Refuerza el aprendizaje del alumnado en todas las áreas curriculares, ya que se trabajan por proyectos distintas materias, como las matemáticas, las ciencias…”.

Semana del compostaje Centros Escolares

Cogersa pone a disposición de los centros recursos didácticos, materiales para facilitar el compostaje, formación para el profesorado y talleres para el alumnado. Manuel González, técnico del equipo educativo de Mendroyada, empresa colaboradora con Cogersa, ha sido el encargado de ofrecer este asesoramiento a los tres centros. “Gracias a estas campañas los colegios reciclarán in situ los residuos generados, y obtienen un excelente abono para el huerto o el jardín, al tiempo que todas las personas implicadas son partícipes de un proyecto ejemplar de puesta en práctica de los principios de la economía circular”, ha reseñado.

Un poco más hacia el Occidente asturiano, los niños y las niñas del Colegio Público de Belmonte de Miranda también han desarrollado un evento especial entorno a su compostadora con motivo de la Semana Internacional del Compost. Durante este curso escolar, han aprendido mediante el juego a reducir y a separar correctamente sus residuos. Además, han autogestionado sus propios restos orgánicos, incluyendo los generados en comedor escolar, poniendo en práctica rutinas como comprobar los niveles de humedad de la compostadora y realizar un registro del proceso para llevarlo todo bien controlado.

La coordinadora de la campaña, Laura García, ha apuntado que, a nivel curricular, el proceso de compostaje «permite desarrollar competencias de todas las áreas del conocimiento de forma experiencial. Los aprendizajes se relacionan, por ejemplo, con el estudio de la biodiversidad que se genera en el compost, con la función que todo ser vivo tiene en la naturaleza, con las unidades de medida (como el peso y el volumen de los residuos) e incluso con la búsqueda y análisis de la información». Por tanto, se considera al compostaje escolar como una potente herramienta pedagógica que desarrolla aspectos clave como el trabajo cooperativo, la observación científica o la capacidad de espera y paciencia en el alumnado, algo imprescindible en una sociedad basada en la inmediatez, según han resaltado la docente. 

Por su parte, el Colegio Público L`Ablanu de Infiesto, un centro de tamaño medio con 288 alumnos, y cocina propia, también ha conseguido unir a toda la comunidad educativa entorno al compostaje. Según ha destacado la coordinadora del proyecto, Yolanda del Valle, durante la Semana del Compost, en nuestro colegio «estamos desarrollando el proyecto «L’Ablanu llévate al güertu»  que intenta contextualizar el aprendizaje de distintas áreas e implicar a toda la comunidad educativa». Este proyecto parte de la fusión de los programas de medio ambiente y huerto escolar con el fin de desarrollar un proyecto de centro en torno a la circularidad y el fomento de la biodiversidad, tal y como se explica en el siguiente vídeo:

Una de las actividades de aprendizaje diseñadas ha consistido en la implementación del compostaje por parte del alumnado del tercer ciclo. Los chavales de sexto han realizado conferencias en los cursos inferiores para presentar los hallazgos de las investigaciones realizadas con relación a la importancia del compost, los microorganismos implicados en el proceso de descomposición, así como los pasos a seguir para obtener un buen resultado.

El sentir generalizado de la comunidad educativa que participa en este programa es que la campaña de Compostaje de Cogersa se ha convertido en una excelente oportunidad para educar en valores y para aprender haciendo, ya que permite observar de forma sencilla y directa procesos naturales que determinan la vida en el planeta sin salir del centro educativo.

 

Valora
[Total: 0 Media: 0]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.