Cada vez más especiales

SALAS97

En 2014 los asturianos separamos 898.095 kilos más de residuos especiales que el año anterior. Aparatos eléctricos y electrónicos, aceites usados, pilas y baterías, fluorescentes y lámparas de todo tipo, escombros de pequeñas obras de casa, muebles, enseres… Todo lo que no puede dejarse junto al resto de la basura para ser objeto de la recogida viaria va a los puntos limpios que Cogersa gestiona en cooperación con los Ayuntamientos. Está en marcha la construcción de una amplia red regional de estos centros de recepción clasificada de desechos voluminosos o potencialmente contaminantes cuyo principal objetivo es aumentar las tasas de reciclaje y combatir los vertederos ilegales.

Una de las novedades más importantes del año pasado fue la puesta en marcha de un punto limpio móvil, un camión especialmente equipado que recorre las localidades más rurales y alejadas para prestar el servicio de recogida gratuita de este tipo de residuos del hogar.

El punto limpio móvil de COGERSA recogió otros 14.000 kilos más, desde su puesta en marcha en junio hasta diciembre.

Las fracciones que más aumentaron fueron las baterías de motor usadas, que alcanzaron los 7.315 kilogramos, casi un 80% más que el año anterior; así como los restos de pintura, que llegaron a 35.053 kilos, lo que representa una subida interanual del 70%. Los viejos aparatos eléctricos o informáticos y las bombillas y fluorescentes usados subieron casi un 7%, hasta los 809.560 kilogramos.

En el lado opuesto, los desechos del hogar que más bajaron fueron los envases de productos tóxicos o inflamables, que cayeron un 28,5%, hasta los 28.747 kilogramos; o el vidrio plano, como el de las ventanas o las lunas de automóvil, que descendió un 13,5%, con un total de 184.440 kilos en 2014. También se redujo la llegada de ropa y otros textiles, que se situó en 71.246 kilos, un 7% menos que en 2013.

También aumentó notablemente la llegada de libros, concretamente un 40%, con 3.877 kilogramos frente a los 2.746 del ejercicio anterior. A esta cifra hay que añadir los 110 kilos que se recogieron por primera vez en el punto limpio móvil. El servicio de educación ambiental del consorcio redirige estos recursos, una vez limpiados y seleccionados, a canales de reutilización. Así, en ocasiones se entregan como obsequio a los participantes en visitas guiadas al aula museo de Serín, e incluso la donación a entidades con fines solidarios.

Por otra parte, a mediados del año pasado comenzó a funcionar el punto limpio móvil, un camión especialmente equipado para prestar el servicio gratuito de recogida clasificada de aparatos eléctricos y electrónicos, restos de aceites y otros productos potencialmente contaminantes en las localidades rurales más alejadas del centro urbano. De junio a septiembre de 2014, el camión recogió 13.996 kilogramos de este tipo de este tipo de residuos.

 

 

Valora
[Total: 0 Media: 0]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.