Las tres acciones de Riquirraque Emaús durante la SEPR le hacen ganador de los premios asturianos en la categoría de Asociación

Un año más la Asociación Riquirraque Emaús volvió a involucrar a buena parte de la sociedad trasmitiendo valores ambientales en la Semana Europea de la Prevención de Residuos. Y lo hizo a través de tres acciones que invitaban a la reflexión del consumidor. Una de ellas, bajo el epígrafe “Contra el cambio climático, yo reutilizo, ¿y tú?”, consistió en calcular junto a los clientes de las tiendas especializadas la cantidad de emisiones de dióxido de carbono que se evitan al comprar los productos reutilizados. A la vez que se hacía el cálculo, los ciudadanos podían conocer las repercusiones positivas que tiene la prevención, como son la reducción de residuos, la lucha contra la pobreza o la disminución de la presión sobre los recursos naturales.

Gracias a esta campaña, Emaús consiguió al mismo tiempo aumentar las compras en las tiendas especializadas de productos reutilizados y reducir los residuos.

Otra de las acciones que llevaron a cabo fue la campaña “Mejor que tirarlo, que cambie de mano” en la que participaron trabajadores de varias sedes ministeriales de diversos puntos del país. En ellas colocaron 25 contenedores para que pudieran depositar material destinado a su reutilización por entidades sociales. En Asturias fue Riquirraque Emaús la encargada de la recogida y su posterior tratamiento. El objetivo, además del apoyo a las entidades de la economía social y solidaria de la red de AERESS, fue la divulgación entre los trabajadores de las instituciones públicas del concepto de reutilización y los beneficios sociales y ambientales asociados a la misma.

La tercera acción con la que participó Emaús Asturias en la SEPR fue la de las visitas que pudieron realizar los alumnos de la RER al Ekocenter de Avilés. Cinco fueron los centros educativos que tuvieron la oportunidad de participar de esta actividad: C.P. El Villar de Trubia, el Centro de Educación Especial San Cristóbal de Avilés, el C.P. Liceo Mierense, el IES Alto Nalón de Los Barreros y el C.P. Pintor Álvaro Delgado de Navia.

Una experiencia en la que, además de la visita guiada, los escolares trabajaron sobre conceptos y procesos de reutilización y reciclaje. Además pudieron descubrir cómo los artículos reutilizados se convierten en recursos económicos y solidarios que permiten la inserción de personas en situación de desventaja social y la protección del medio ambiente.

Valora
[Total: 0 Media: 0]

Deja un comentario