NoticiasRecursos para Reciclar

El quinto contenedor se está implantando en el municipio de Llanera a buen ritmo: el servicio de recogida separada de materia orgánica se ofrece desde 2017 a los habitantes de los núcleos poblacionales de Santolaya, Soto de Llanera, Villabona y San Cucao, tras llegar en 2016 a Lugo y Posada.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, y el gerente de COGERSA, Santiago Fernández, presentaron la última ampliación con la que se llega a ofrecer la participación en el reciclaje de biorresiduos a 9.032 habitantes, de los 13.892 que tiene el concejo, es decir, al 65 por ciento de la población.

Por el momento, son 707 las familias  que han solicitado un cubo de color marrón en el que poder depositar de forma clasificada los restos biodegradables de la cocina y de la huerta que pueden reciclarse en la planta de biometanización de COGERSA, es decir: alimentos cocinados y no cocinados, cáscaras de frutos secos, pan y servilletas o pañuelos de papel, esencialmente. El Ayuntamiento les ha dado una llave con la que pueden abrir los contenedores especiales instalados en la vía pública y dejar los biorresiduos. Un camión recoge los restos tres veces por semana, en días alternos, y los traslada hasta Serín.

También hay 24 establecimientos de hostelería inscritos en la recogida separada de biorresiduos y cuatro centros educativos. A todos ellos se les ha proporcionado un contenedor marrón de 120 litros de capacidad y varias charlas de formación. El servicio, que es totalmente gratuito, se ofreció a una treintena de restaurantes, bares y cafeterías, así como a los ocho colegios y al IES.

En 2017 el concejo de Llanera entregó en la planta de biometanización de COGERSA un total de 120.000 kilogramos de fracción orgánica. El alcalde ha mostrado su confianza en que esta cifra aumente significativamente en este año y en los siguientes a medida que las familias implicadas vayan adquiriendo el hábito de usar el contenedor marrón y tan pronto como el resto de vecinos y vecinas se decidan a solicitar el servicio. “Con la ayuda de Cogersa, estamos poniendo en marcha un modelo eficaz de recogida selectiva que, junto a la construcción del punto limpio, va a ayudar a impulsar el reciclaje en el concejo y a aproximarnos a buen ritmo al objetivo legal de separar el 50% de los residuos municipales en 2020”, ha reseñado Sanz.

Por su parte Fernández anunció que Cogersa volverá a convocar este año las ayudas a los Ayuntamientos para la implantación del quinto contenedor, con un presupuesto total de un millón de euros para el ejercicio, que es el mismo que se viene habilitando, por acuerdo de la junta de gobierno de la entidad, desde 2013. A este apoyo se suma la bonificación del coste del tratamiento (biometanización), de tal forma que el reciclaje los residuos orgánicos que llegan clasificados a la planta de Serín resultan gratuitos para los Ayuntamientos.

“En 2017 adjudicamos ayudas por importe de 588.751,12 euros y queremos seguir ampliando esta cantidad”, ha destacado el gerente de Cogersa. Fernández ha puntualizado asimismo que la materia orgánica representa el 38% de la llamada bolsa negra, es decir, de los residuos domésticos, de la hostelería y de los comercios que llegan mezclados a Serín y se depositan en el Vertedero Central de Asturias; 392.000 toneladas en 2016.

Leer la noticia en La Nueva España

Leer la noticia en El Comercio 

Recursos para Reciclar

Los vecinos y vecina de Cangas del Narcea ya no tienen excusas para no implicarse cada vez más en el reciclaje. El nuevo punto limpio construido por Cogersa junto a la estación de transferencia de Tebongo ofrece a los particulares y a los pequeños empresarios un servicio de proximidad de recepción clasificada de los residuos que por su gran tamaño (como los muebles, los electrodomésticos, los escombros de obras, y otros) o por su componentes potencialmente tóxicos (pinturas, fluorescentes, pilas, baterías, aceites, etc.), no pueden entregarse al servicio viario de recogida. Además, la nueva instalación pretende erradicar para siempre los vertidos ilegales de los paisajes del municipio y disminuir sustancialmente la cantidad de basura mezclada que se envía directamente al vertedero central de Asturias, en Gijón.

 El equipamiento entró en servicio el pasado mes de septiembre, tras finalizar la obra que supuso una inversión de 226.870 euros que llevó a cabo el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias, con el apoyo parcial del Ministerio de Medio Ambiente, dentro del Programa de Prevención de Residuos. El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, quien preside Cogersa, acudió a la inauguración con el alcalde, José Víctor Rodríguez, y el gerente de la entidad supramunicipal, Santiago Fernández.

A los tres meses de funcionamiento, el horario del punto limpio se ha ampliado y flexibilizado para lograr adaptarlo a la demanda de los vecinos y a sus hábitos cotidianos. Se abre incluso los sábados y de martes a viernes en horario de mañana y de tarde; el lunes, solo hasta las 14:30 horas.

El alcalde señala que la prioridad del Ayuntamiento es facilitar todo lo posible a los cangueses el acceso a un servicio que repercutirá en el cuidado del entorno natural más cercano, además de aumentar los datos de reciclaje del municipio y su contribución al desarrollo sostenible de Asturias. Rodríguez también destaca que “al reciclar más, se llevan menos residuos al vertedero de Serín y de esa forma, disminuye la factura que Cangas del Narcea paga a Cogersa”. La recogida del papel/cartón, los envases ligeros (latas, briks, botes y botellas de plástico, etcétera) y el vidrio que realiza el Consorcio resulta gratuita para el Ayuntamiento y para los vecinos, por cuanto se paga con cargo a los fondos que aportan los sistemas integrados de gestión Ecoembes y Ecovidrio y con la venta de materiales reciclados.

Nuevo punto limpio de Cangas del Narcea

El punto limpio de Tebongo tiene más de una veintena de contenedores de diferentes tamaños para albergar de forma temporal y por separado los desechos potencialmente tóxicos o de gran tamaño que se generan en domicilios, comercios, establecimientos hosteleros y en las pequeñas empresas. Su uso es gratuito para los particulares, si bien las pequeñas empresas han de pagar un canon por el servicio en su calidad de productores de residuos. Se trata en su mayoría de empresas de construcción que llevan allí los escombros de obras menores y reformas. Casi todos los residuos de los puntos limpios se someten a procesos de recuperación material, una vez trasladados por Cogersa a las instalaciones centrales de Serín.

El punto limpio ocupa unos 1.200 metros cuadrados dentro del recinto de la estación de transferencia donde se reciben, acopian y preparan para el traslado hasta Serín todos los residuos urbanos de los municipios del suroccidente asturiano.

Está asistido permanentemente por un operario de Cogersa que es quien atiende a los usuarios y se responsabiliza de la limpieza y conservación de las instalaciones.

El de Cangas del Narcea es uno de los catorce puntos limpios que Cogersa gestiona de forma directa en toda Asturias. Además, en los municipios de menor población y recursos financieros, se construyen las llamadas `áreas de recepción de voluminosos´ para los restos vegetales, muebles, chatarras y otros de gran tamaño. El servicio se completa en estas localidades con un punto limpio móvil, el camión que recorre una vez al mes una treintena de concejos para recoger los restos tóxicos e inflamables que se generan en las viviendas. En Gijón y en Avilés, los puntos limpios los gestionan los propios Consistorios.

Cogersa cuenta desde 2005 con un plan plurianual de inversiones en la ampliación y modernización de la Red de Puntos Limpios de Asturias, que dispone de una partida de casi 14 millones de euros. El objetivo es dotar de este tipo de instalaciones a todos los concejos de más de 5.000 habitantes, además de abrir áreas de voluminosos en las zonas rurales. Anualmente se recogen ya cerca de 40.000 toneladas de residuos potencialmente tóxicos o de gran tamaño en estos equipamientos.

Leer noticia en La Nueva España

Leer noticia en El Comercio 

NoticiasRecursos para Reciclar

COGERSA refuerza el servicio de recogida separada de papel-cartón, envases ligeros y de vidrio para atender el aumento del uso de los contenedores de reciclaje que se produce en los meses de verano por la afluencia de turistas y por la mayor actividad del comercio y la hostelería. El dispositivo de verano se inició el día 2 de julio en los concejos del Occidente y el día 15 en toda Asturias.

En julio y agosto se incrementan las frecuencias de retirada de los residuos en cada una de las 50 rutas que componen el servicio de reciclaje, con el uso de camiones de caja bicompartimentada. Estos vehículos permiten recoger de forma simultánea pero no mezclada los materiales depositados en los contenedores azules (papel y cartón) y en los amarillos (latas, briks, botes y botellas de plásticos, bandejas de corcho blanco, etc.). Así, de lunes a viernes son tres los vehículos mixtos que refuerzan diariamente las recogidas de la zona occidental y dos, en la zona oriental. Los fines de semana, hay también recogidas en las dos alas, algo que no sucede en los meses de invierno.

En el caso del vidrio, el servicio se refuerza en toda Asturias sumando un camión más a los tres que recogen durante todo el año.

Hay que tener en cuenta que en 2016 Asturias registró 784.749 turistas en los meses de julio y agosto, según el Instituto Nacional de Estadística. Si se cumplen las previsiones del sector para este año, la población flotante a la que también ha de atender el servicio de reciclaje podría volver a ser este 2017 casi equivalente a la que reside en la región durante todo el año. Por eso, la experiencia del año pasado y los datos registrados sirven a la Dirección Técnica para ajustar el funcionamiento en aras de una mejora constante de la calidad.

El número de contenedores que hay en cada zona y las frecuencias de recogida son dos de las variables principales que se manejan para lograr la eficiencia y la sostenibilidad de la recogida de residuos separados.

La ratio “número de habitantes por contenedor” se sitúa en Asturias en el entorno de los 200 usuarios potenciales por cada recipiente, una proporción que es mucho más favorable que el mínimo que establece la legislación (500 habitantes por contenedor) y que supone que la distancia al punto de reciclaje más próximo es cada vez más corta.

COGERSA cuenta con información detallada y diaria del nivel de llenado de los 13.712 contenedores de recogida separada que hay en toda Asturias. El geoposicionamiento de cada recipiente, el pesaje en el momento de vaciado y el recorrido exacto de cada camión se controla a través de un programa informático cuyos datos se analizan constantemente para lograr el mejor rendimiento posible en términos ambientales y económicos.

Como entidad pública COGERSA tiene el compromiso de prestar un servicio de recogida separada a todos los municipios de Asturias con independencia de su tamaño e incluso aunque resulte deficitario en términos estrictamente económicos, como sucede con las localidades más alejadas y con menos población.

Sin embargo, el servicio ha de organizarse de una forma sostenible en su conjunto, considerando los criterios sociales (posibilidad de participar en el reciclaje a todos los asturianos), los económicos (relación equilibrada entre los costes del servicio y su rendimiento medido en toneladas de material recogidas) y los ambientales (impacto ambiental del transporte).

Además, Cogersa cuenta con varios canales de atención directa de avisos o peticiones de vaciado de contenedores rebosados: la línea 900 14 14 14 en horario de mañana, el punto de avisos del portal Recigap (http://recigap.cogersa.es/recigap/web/avisos.htm), la sección de contactos y quejas de la página web (www.cogersa.es), los mensajes del Facebook (@hogaresresiduocero), las líneas telefónicas de la entidad en horario de oficina (985 20 83 40 y 985 31 49 73) y el correo electrónico info@cogersa.es

 

NoticiasRecursos para Reciclar

Este mes de marzo, COGERSA y los Ayuntamientos de Castropol, Tapia de Casariego y Vegadeo colaboran en una campaña de comunicación y educación ambiental dedicada a relanzar el uso del Punto Limpio de Barres (en la carretera que une Barres con Las Campas, junto al polígono industrial del mismo nombre). El objetivo es recordar a los vecinos/as de los tres concejos que tienen a su disposición este servicio de recogida separada de los residuos potencialmente tóxicos y voluminosos del hogar, cuyo uso genera enormes ventajas para el cuidado del medio ambiente y contribuye a elevar las tasas de reciclaje.

El punto limpio de Barres fue inaugurado en julio de 2011 (ver noticia de El Comercio o de Europapress) y desde entonces, ha ido aumentando de forma progresiva la recepción de desechos que por su excesivo tamaño o por su composición contaminante no se pueden dejar junto al resto de la basura de las casas, para la recogida viaria. Muebles, escombros, podas y siegas, restos de productos de limpieza, pinturas o disolventes, aceites usados de motor y de cocina, electrodomésticos, lámparas led, fluorescentes… Todas estas variedades de materiales y muchos más tienen un lugar adecuado en el que ser depositados para hacer posible su correcta gestión y, en la mayoría de los casos, su reciclaje.

La campaña de relanzamiento de la instalación está compuesta por diversas acciones de educación ambiental en las que participan los centros educativos de los tres municipios. Los alumnos y alumnas harán de Embajadores del reciclaje para recorrer las calles durante algunos días de la semana, ataviados con chalecos de alta visibilidad, viseras, y con un cuestionario en las manos: se trata de averiguar quién de los transeúntes sabe más de la separación de residuos y de qué va a cada contenedor. Además, se organizarán visitas escolares al punto limpio.

COGERSA ha buzoneado cientos de ejemplares de un impreso en el que informa de esta campaña y de un aliciente especial para acudir a la instalación de Barres este mes de marzo: se regala un saquito de compost con Etiqueta Ecológica Europea, un kit del reciclaje (las tres bolsas de color azul, amarillo y verde, para separar) y un imán a cada visitante que lleve un residuo.

En la radio, la prensa y en las redes sociales, especialmente en el ámbito local (Occidente de Asturias) se ha hecho una campaña de publicidad donde se recuerda a los vecinos que el Punto Limpio de Castropol, Tapia de Casariego y Vegadeo está abierto de lunes a sábado de mañana y de tarde y es gratuito para particulares.

Los alcaldes de los tres municipios y el gerente del Consorcio visitarán el equipamiento el día 17 para hacer balance de estos casi seis años de operación.